!noticia guardada!

Cuando en 1983 Chuk Hull desarrolló el primer prototipo de la estéreolitografía (forma de manufactura dedicada a la producción de modelos, prototipos y patrones por medio de la inyección de resina) no dimensionó la revolución científica e industrial que produciría a nivel global, hasta el punto en que la empresa Organovo desarrollara en 2009 la primera impresora de tejido en tres dimensiones "3D MMX Bioprinter".

La teoría de este tipo de innovaciones en salud y en ingeniería biomédica se centra en la necesidad humana de reproducir fielmente todo lo que se observa en el entorno natural. El principio de la impresión 3D se explica mediante la confluencia de los conocimientos en Ingeniería Mecánica, Ingeniería de Diseño, Ingeniería de Materiales e Ingeniería de Software y se extiende al área de la salud con la aparición de la Ingeniería Biomédica y la Bioingeniería; este principio consiste principalmente en la aplicación de capas sucesivas de material (hasta el momento de naturaleza polimérica) en un patrón especifico diseñado por computador, controlando variables como movimientos en ejes y factores ambientales. Todo con una precisión que deja totalmente fuera de lugar a cualquier suspicacia levantada por el desarrollo de la tecnología.

**B2BIMGEMB**1**

Para las ciencias de la salud en general existen diversas aplicaciones entre las que se encuentran:

  • Fabricación de elementos protésicos y ortésicos: el caso más sonado en los últimos años es el Project Daniel, de un niño sudanés que perdió los brazos por el conflicto y gracias a la Fundación Not Impossible pudieron diseñarle dos brazos protésicos totalmente funcionales.
  • Trasplantes: un caso es el de Stephen Power, que en el 2014 sufrió un accidente de tráfico perdiendo gran parte del pómulo izquierdo. A éste se le trasplantó una copia 3D utilizando sus medidas anatómicas del lado derecho.
  • Fabricación de órganos: en el 2014 Organovo lanzó su primer prototipo de impresión de hígado para trasplante.
  • Tratamiento y rehabilitación: el modelo Bespoke se ha convertido en la solución de los problemas de muchas personas con escoliosis. Se adapta perfectamente a la anatomía de las personas ya que toma como referencia sus  medidas antropométricas.

América Latina se ha unido al apogeo de esta nueva forma de industria y de ciencia pues cada vez los centros universitarios y algunos emprendedores adquieren más  impresoras 3D para resolver diferentes problemas del entorno; una alternativa que desde hace cinco años se extiende al sector salud y en la que la forma de reducir costos, ser amigable con el medio ambiente o elevar los tiempos de producción se torna necesaria para reforzar un eslabón tan débil como es el de la innovación en salud de la región.

Imagen
blogger name missing

Total posts creados: 2

¿Te gustaría enviarle un mensaje?

Contactar a
Imagen
Anterior

Tecnovigilancia en Colombia, un ejemplo para la región

Lo mas leido

undefined
Administración

Ya sea que esté buscando equipos de diagnóstico por imágenes nuevos y más recientes o ...

・25/07/2022
undefined
Radiología

Como si se tratara de un invento mágico, Wilhelm Conrad Röntgen asombr&oacute...

・25/07/2022
Imagen
Administración

El cierre de este 2019 en América Latina ha tenido diversos matices en materia de s...

Alejandra Leguizamón・25/07/2022
Imagen
Infraestructura

La acelerada expansión del nuevo Coronavirus (Covid-19), más allá de ...

・25/07/2022