Promocione sus productos o servicios con nosotros
Febrero de 2016 Página 1 de 3

Inteligencia artificial en el seguimiento de pacientes con insuficiencia cardíaca crónica

Lina Mechielsen, MD

La monitorización de pacientes con insuficiencia cardíaca a través de la evaluación de signos y síntomas, es posible mediante tecnologías de la información.

En los últimos años, la enfermedad cardíaca ha sido una de las mayores causas de deterioro crónico en la población y constituye un serio problema de salud pública en varios países. No en vano, según  estadísticas la Insuficiencia Cardíaca Crónica (ICC) es la responsable de más de 55.000 muertes cada año. [1]

Uno de cada nueve decesos en el 2008 se debió a una insuficiencia cardíaca. Cerca de la mitad de los pacientes que padecen de insuficiencia cardiaca mueren dentro de los cinco años de diagnóstico y el 40% de los que sufren de ICC fallecen después de su ingreso o un año después de la rehospitalización. En el 2010 se estimó que los costos globales de las enfermedades del corazón eran de 863 billones de dólares y se estima aumentarán a 1.044 millones de dólares en el 2030.

A pesar de los avances a nivel farmacológico y de tratamientos mecánicos, la prevalencia de la falla cardíaca va en aumento. Sin embargo, los estudios han demostrado que un retraso en el diagnóstico así como una falta de educación en salud (que incluya hábitos dietarios, estilo de vida e instrucciones en el uso de la medicación),  y de carencia de conocimientos y habilidades de los pacientes para la autogestión, son causas comunes de rehospitalización de la enfermedad. [1]

Dada la complejidad de la patología es indispensable mejorar los sistemas de vigilancia de estos individuos mediante el uso de programas de autocontrol basados en datos clínicos. Lo anterior conduce a fortalecer las acciones de tratamiento y prevención del deterioro en esta población, no solo en la situación individual del enfermo, sino también en la reducción del uso de los recursos sanitarios. [1,2]

Agentes e inteligencia artificial

Una de las innovaciones en el campo de tecnologías de la información en la asistencia sanitaria es la aplicación de inteligencia artificial y sistemas inteligentes para facilitar, acelerar y mejorar los servicios de salud, especialmente en la atención domiciliaria y telemedicina. Los agentes son una de las áreas más desarrolladas en el campo de la inteligencia artificial, en particular en la generación de soluciones prácticas para los problemas reales.

En la actualidad, la monitorización de pacientes con ICC a través de la continua evaluación de signos y síntomas, es posible mediante tecnologías de la información. Los denominados “agentes”  ofrecen determinados modelos para realizar diversas tareas como acceso a información médica, la comunicación con otros agentes de la estructura y el análisis inteligente de datos, incluyendo el procesamiento de los mismos, el razonamiento, la negociación para la toma de decisiones, y la capacidad de aprendizaje. Si bien este sistema no puede sustituir a los cardiólogos y personal sanitario, brinda a los mismos un apoyo en la toma de decisiones y en el proceso de observación y seguimiento del paciente. [2]

De acuerdo con la severidad de la falla cardiaca y el deterioro del enfermo, existen diversos tipos de servicios en salud. La ICC es una enfermedad que devenga altos costos; atribuibles a la hospitalización y readmisión del paciente debido a exacerbación. La ICC afecta la calidad de vida de la persona e impone un considerable gasto económico y carga para la sociedad.

Un agente es un sistema informático capaz de funcionar de manera autónoma y flexible para cumplir con sus objetivos de diseño. La movilidad es una de sus  características y esta especificación es adecuada  para sistemas de telemedicina y salud virtual. Los agentes tienen capacidad social, es decir que  pueden ser coordinados e interoperables entre sí, y con otros sistemas en entornos distribuidos y dinámicos para lograr su meta. Además, logran operar a través de varios tipos de herramientas tales como dispositivos móviles, por lo que pueden utilizarse fácilmente en telemedicina. Debido a estas capacidades, los agentes pueden proporcionar una infraestructura adecuada para el seguimiento de la falla cardiaca crónica.


Palabras relacionadas:
Falla cardíaca, monitorización cardíaca, fallo cardíaco, manejo de las fallas cardíacas, tratamiento de fallos cardíacos, Insuficiencia Cardíaca Congestiva, sistemas inteligentes para monitorización de fallas cvardíacas, monitores inteligentes de fallas cardíacas, EH0216ICC

Acerca del autor

Lina Mechielsen, MD

Médica y Máster en Investigación. Asesora editorial de El Hospital.
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Medicina interna y subespecialidades

Documentos relacionados