Promocione sus productos o servicios con nosotros
Junio de 2015 Página 4 de 9

Los 10 primeros riesgos de la tecnología médica para el 2015 (Parte 1)

ECRI Institute

  • Proporcionar a los clínicos un acceso directo a la política.
  • Capacitar al personal en la política.  Probablemente se requerirá entrenamiento inicial y reentrenamiento periódico.
  • Facilitar la adherencia continua a la política.  Pueden ser útiles, por ejemplo, actividades como la discusión de temas de configuración de alarmas durante las reuniones semanales.
  • Auditar periódicamente los parámetros de configuración de las alarmas para verificar que la política se esté siguiendo.

Las auditorías completas de cada área de atención pueden requerir exceso de tiempo y recursos. Por ejemplo, auditar los parámetros de configuración en algunos sistemas de monitoreo fisiológico requiere tocar físicamente cada monitor y trabajar a través de muchos niveles de menús y pantallas para ingresar y revisar la información requerida. No obstante, la institución necesitará desarrollar un abordaje factible que ayude a identificar las desviaciones críticas respecto a las prácticas estándar.

Las alternativas para una auditoria completa podrían incluir, por ejemplo, auditar una muestra de monitores, verificar de rutina los parámetros de configuración más críticos y/o hacer que el departamento de ingeniería clínica verifique los parámetros de configuración mediante inspecciones o cuando entren en contacto con el dispositivo.

Adicionalmente, durante el proceso de selección de dispositivos deberían ser tenidas en cuenta todas las características que faciliten la auditoría de los parámetros de configuración de las alarmas. Desafortunadamente, la generación actual de dispositivos de monitoreo fisiológico tiene limitaciones en este aspecto.  Por ejemplo, la capacidad de configurar, revisar y grabar la configuración de los parámetros de los monitores de las camas desde una localización central, simplificaría el flujo de trabajo en la configuración individual de los monitores y facilitaría también la auditoría de la configuración de las alarmas. No obstante, no conocemos ningún sistema que ofrezca esta capacidad.

2. Integridad de datos:  datos incorrectos o faltantes en historias clínicas electrónicas y en otros sistemas de información y tecnología de salud

Muchas decisiones en la atención se basan actualmente en los datos de una historia clínica electrónica (HCE) o de algún otro sistema basado en IT. Cuando  funcionan bien, estos sistemas proporcionan la información que los médicos necesitan para tomar decisiones de tratamiento apropiadas.  Sin embargo, cuando hay faltantes o errores, puede llegar a la historia del paciente información incompleta, imprecisa o desactualizada, con la potencialidad de conducir a decisiones de tratamiento inadecuadas y a daños en el paciente.

Lo que hace este problema tan serio, es que la integridad de los datos en los sistemas de IT de salud puede verse comprometida de múltiples maneras y que una vez se hayan introducido errores, puede ser difícil aislarlos y corregirlos.  Algunos ejemplos de fallas en la integridad incluyen los siguientes:

  • Aparición de datos de un paciente en la historia de otro (i.e., una confusión paciente/dato)
  • Datos faltantes o demora en el envío de datos (por ejemplo, debido a limitaciones de la red, errores de configuración o retraso en el ingreso de datos)
  • Errores de sincronización de relojes entre diferentes dispositivos y sistemas médicos
  • Valores por defecto utilizados por error o campos prediligenciados con datos erróneos
  • Inconsistencias en la información del paciente cuando se emplean registros en papel y electrónicos
  • Información antigua copiada y pegada en un reporte nuevo

Los programas para reportar y revisar los problemas relacionados con IT de salud pueden ayudar a las organizaciones a identificar y corregir averías y fallos.  Sin embargo, dichos programas enfrentan algunas dificultades singulares. La principal de éstas es que el personal de atención directa y los usuarios del sistema que reportan un evento –al igual que el personal que comúnmente revisa los reportes– no puedan comprender el papel que juega el sistema de IT de salud en un evento.  Por ejemplo, sólo después del análisis de un incidente en el cual un farmaceuta colocó la orden de medicación en el archivo de otro paciente se reconoció que el error se favoreció porque el sistema de gestión de medicamentos permitía tener abiertos los archivos de dos pacientes al mismo tiempo.

Aunque queda mucho por hacer, se han está avanzando en facilitar el reporte de problemas por sistemas IT de salud. Por ejemplo:

  • El sistema de Formatos Comunes desarrollado por la Agency for Healthcare Research and Quality (AHRQ) ofrece una taxonomía estándar para reportar problemas relacionados con IT de salud.  Ver psoppc.org, particularmente el formato “Device or Medical/Surgical Supply, including HIT” disponible en la página.

ECRI Institute patient Safety Organization (PSO) ha convocado la Partnership for Promoting Health IT Patient Safety (Alianza para promover la Seguridad del Paciente relacionada con la IT de Salud).  Es un colectivo de múltiples grupos de interés que busca identificar proactivamente los problemas de seguridad dentro de un ambiente de aprendizaje no punitivo para mejorar la seguridad del paciente relacionada con IT de salud.  Dos de sus mayores actividades son el análisis de datos agregados y compartir información para apoyar los esfuerzos de seguridad, todo al amparo del ambiente legal de PSO. Para mayor información, ver www.ecri.org.

x
Notas complementarias

Sección patrocinada por

Otras noticias de Industria de tecnología médica

Documentos relacionados