Promocione sus productos o servicios con nosotros
Septiembre de 2005 Página 1 de 3

Unidades de atención domiciliaria y hospital día

Salazar Arias, Ricardo

La extensión hospitalaria y el hospital día buscan ser una respuesta asistencial en salud, bajo los conceptos de la medicina extramural con sentido social.

Vivimos en un medio lleno de diferencias sociales, étnicas, culturales y religiosas, además de convivir con una legislación en salud que en su contenido intenta, de la mejor manera, prestar a la población de diversos recursos un cubrimiento a sus necesidades de salud, pero que en la práctica presenta una brecha enorme entre lo óptimo, asistencialmente hablando, y la atención real ofrecida, de modo especial en lo relacionado con el manejo de enfermedades terminales, como las oncológicas, las degenerativas del sistema nervioso e inmunológico, y más aún cuando las padece el sector más pobre de la población.

Si este marco nacional lo acoplamos a nuestras capitales, ciudades especiales por su multirregionalidad en sus habitantes, sus vías de comunicación, sus áreas de interdicción social, cada vez más grandes, dispersas y con enormes necesidades básicas insatisfechas, no está de más presentar al modelo tradicional de prestación de servicios de salud un esquema asistencial como la medicina paliativa, con sus componentes, como: la extensión hospitalaria (atención domiciliaria) y el hospital de día, en conjunto con la hospitalización formal de estabilización y de sostenimiento, que pretenden ser una respuesta asistencial en salud bajo los conceptos de la medicina extramural de alta complejidad, pero haciéndole inherente el más amplio sentido humano y social bajo el carácter y carisma propios de esta especialidad.

En E. U. se realizó, a finales de los noventa, el estudio más grande de análisis de variables de pacientes con enfermedad terminal (SUPORT, 1996. Palliative Care), y los resultados de calidad de vida, junto con los indicadores de control del dolor y las preferencias del paciente ante una reanimación avanzada, fueron francamente preocupantes

Tabla 1. Panorama antiguo E. U. en cuidado paliativo (SUPPORT, 1996)
Experiencia de muerte de 9.000 pacientes.
50% de los pacientes con dolor últimos tres días.
53% de los médicos tratantes SIN preferencias ante RCCP
62% de los pacientes padecieron síndrome de estrés vital.
En los mayores de 65 años y menores de 5 años mayor sub tratamiento del dolor.

Adicionalmente, la actitud del sistema sanitario desluce ante la problemática del ambiente asistencial donde mueren los pacientes estadounidenses, ya que en el ambiente hospitalario se presentan más del 50% de los eventos de muerte con criterios de enfermedad terminal

Tabla 2. Distribución de fallecimientos pacientes terminales en E. U. (1996- Hertzberg Palliative Care Institute. MSSM)
Muertes en los hospitales: 56%
Muertes en hogar geriátrico: 19%
Muertes en casa: 21%
58% de los pacientes >85 años pasaron por un hogar geriátrico en el último año de vida.

Las unidades de cuidado paliativo se han preocupado por restablecer los paradigmas de dignidad al final de la vida. Es así como el adecuado control del dolor y el malestar, el acompañamiento familiar y su direccionamiento a un duelo efectivo, y el abogar por un ambiente asistencial domiciliario, rodeando al paciente de todos los factores positivos que involucra el morir cerca de sus seres queridos, manteniendo su rol social, su independencia y el afecto filial (tabla 3), permiten llegar a un puerto digno de despedida a cada paciente y a su familia, que son puestos por la vida en la más compleja de las situaciones, la conciencia de una muerte cercana.

Tabla 3.Ventajas del morir en casa
  • Contacto familiar.
  • Menor despersonalización del rol social.
  • Menor ansiedad.
  • Mayor privacidad.
  • No morir solo.
  • Mejor desarrollo ciclo paliativo de decisión civil.
  • Descritos los aspectos blanco del cuidado paliativo y sus inmediatos beneficios en el campo asistencial sanitario, revisemos la relación costo-beneficio económica de estos modelos de atención.

    Acerca del autor

    Salazar Arias, Ricardo

    El autor es jefe de las Unidades de Extensión Hospitalaria - Hospital de día y corta estancia. Jefe de la clínica de dolor y cuidado paliativo del Hospital Universitario Clínica San Rafael, Bogotá, Colombia. O.H.S.J.D. docente de dolor y cuidado paliativo de la Universidad del Rosario, Bogotá. Miembro de la Asociación Colombiana para el Estudio del Dolor (ACED).
    x
    Chanthal
    28 de mayo de 2017 a las 15:28

    Excelente pagina !


    Sección patrocinada por

    Otras noticias de Administración y TIC en salud

    Documentos relacionados