Promocione sus productos o servicios con nosotros
Abril de 2014

Semana mundial de la inmunización 2014, OMS

La semana mundial de la inmunización, iniciativa propuesta por la Organización Mundial de la Salud (OMS), tendrá lugar la última semana de abril (24-30), con el objetivo de promover uno de los instrumentos más potentes con que cuenta la humanidad en materia de salud: la utilización de vacunas para proteger a personas de cualquier edad contra las enfermedades infecciosas transmisibles. Se reconoce ampliamente que la inmunización es una intervención sanitaria exitosa y costoefectiva 1.

Este año se celebrará el duodécimo aniversario de la Semana de Vacunación en las Américas (SVA), a realizarse entre el 26 de abril y el 03 de mayo, con el eslogan regional: “Vacunación: tu mejor jugada”. El lema fue elegido considerando la proximidad de la copa mundial de fútbol en Brasil, buscando animar a la población latinoamericana a protegerse a sí misma y a la región contra la importación de la poliomielitis, el sarampión y otras enfermedades prevenibles. El proyecto también proporciona una plataforma para sensibilizar a las comunidades sobre la importancia de la inmunización y mantener el tema en la vanguardia de las agendas políticas2.

La SVA es un esfuerzo extraordinario dirigido por los países y territorios americanos para fomentar la equidad en el acceso a la vacunación. Las actividades de la SVA fortalecen los programas nacionales de inmunización para llegar a las poblaciones con acceso limitado a los servicios de salud, como las que viven en las periferias urbanas, zonas rurales, fronterizas y comunidades indígenas. Desde su creación en el 2003, más de 465 millones de personas de todas las edades han sido vacunadas2.

Se entiende por vacuna cualquier preparación destinada a generar inmunidad contra una enfermedad, estimulando la producción de anticuerpos. Puede tratarse, por ejemplo, de una solución de microorganismos muertos o atenuados, o de productos y derivados de tales microorganismos. El método más habitual para administrar una vacuna es la inyección, aunque algunas se administran con un vaporizador nasal u oral3.

El 26 de mayo de 2012 se celebró la Asamblea Mundial de la Salud número 65. En esta reunión se elaboró el Plan de Acción Mundial sobre Vacunas (PAMV), el cual enfatizó en los siguientes temas:

  1. La inmunización debe considerarse como un componente clave del derecho fundamental a la salud.
  2. Ampliar la cobertura mundial de inmunizaciones, propendiendo porque todo individuo apto para ello quede protegido con todas las vacunas que le correspondan, según su edad, zona de procedencia, costumbres y grupo etario.
  3. Fortalecer los programas de inmunización en aras de reducir la morbilidad y mortalidad en la infancia y a lo largo de la vida.
  4. Mantener niveles de cobertura en inmunización amplios y equitativos, dejando de lado cualquier otra situación particular del individuo o la región donde este habita.
  5. Lograr que los países con ingresos bajos y medianos tengan la oportunidad de acceder a las vacunas nuevas y mejoradas.
  6. Comprometer a los Estados miembro de la OMS con el cumplimiento de estas disposiciones.
  7. Concertar reuniones anuales entre los Estados miembros y representantes de la OMS, con el fin de rendir cuentas respecto al acceso de la población a las vacunas y el cubrimiento alcanzado con las mismas4.

Tomando como base este plan, la OMS declaró la década 2010-2020 como el Decenio de las Vacunas, generando la Iniciativa Global sobre la Seguridad de las Vacunas (GVSI, por sus siglas en inglés), estrategia encaminada a poner en marcha el PAMV, cuyo objetivo es garantizar la seguridad de las vacunas utilizadas en todo el mundo, como mínimo en los próximos ocho años. Este proyecto fue aprobado por el Grupo de Expertos en Asesoramiento Estratégico en materia de Inmunización (SAGE)5.

Hasta el momento el PAMV ha arrojado resultados satisfactorios: existen 25 enfermedades claramente identificadas cuya aparición puede prevenirse mediante la vacunación, entre las que se encuentran el ántrax, la influenza, la tuberculosis y la hepatitis B. Adicionalmente, entre los años 2000 y 2012 se registró un decremento del 78% de muertes por sarampión alrededor del mundo6.

x
Notas complementarias

Sección patrocinada por

Otras noticias de Salud pública

Documentos relacionados