Promocione sus productos o servicios con nosotros
Julio de 2021 Página 1 de 2

Reprogramar los procedimientos aplazados en la pandemia: un llamado al autocuidado

De acuerdo con las estadísticas de la Clínica del Country y Clínica La Colina, las cirugías que más se suspendieron en la pandemia fueron la histerectomía y bariátrica. Los procedimientos aplazados se deben hacer máximo a los 3 meses del diagnóstico.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) estableció el 24 de julio como el Día Mundial del Autocuidado, para generar conciencia sobre la importancia de que cada persona asuma la responsabilidad de su salud. Más allá de la lección principal de la pandemia de cuidar de cada uno a través de acciones sencillas como el lavado de manos y distanciamiento, el concepto se extiende a prestar atención a los signos de alerta de la salud, visitar al médico, hacerse los exámenes diagnósticos y realizarse procedimientos quirúrgicos que se han ido aplazando a causa del COVID–19.

En este año y medio de la llegada del nuevo Coronavirus al país, ha sido evidente que muchos pacientes han postergado sus exámenes de rutina y cirugías. De acuerdo con los especialistas de la Clínica del Country y Clínica La Colina, este aplazamiento ha traído graves consecuencias a la salud de las personas, puesto que se han detectado tumores malignos más avanzados, urgencias de mayor complejidad y enfermedades crónicas sin tratamiento adecuado, además lanzan una alerta de las consecuencias que puede traer esto al mediano plazo.

Según la Dra. Marixa Guerrero, jefe de quirófanos de la Clínica del Country y La Colina, una intervención a tiempo reduce el riesgo de llegar a cirugías que luego se convierten en alta complejidad;asimismo, realizarlas oportunamente evita el deterioro de la salud. Un ejemplo son las hernias, pues con el tiempo generan encarcelamiento y aplazarlo hace que sea una cirugía de alto riesgo, cuando normalmente son de bajo riesgo; la cirugía bariátrica, que disminuye el riesgo de complicaciones que contraen el nuevo Coronavirus en pacientes diagnosticados con obesidad; y los reemplazos articulares es importante no aplazarlos porque en general les da a las personas una mejor calidad de vida y funcionalidad física.

Le puede interesar: LOS HÁBITOS DEL AUTOCUIDADO SE FORTALECIERON COMO RESULTADO DE LA PANDEMIA

Si bien el COVID–19 aún está en circulación, las instituciones médicas estamos preparadas para atender a quien lo requiera con los más estrictos protocolos de bioseguridad. “Es muy importante atender los chequeos médicos, continuar con los tratamientos y reprogramar las cirugías pendientes y así empoderarnos de nuestra salud” explica Guerrero.

Según las cifras de las estadísticas de la Clínica del Country y Clínica La Colina, debido a la pandemia se ha visto una reducción en procedimientos médicos como la extracción del útero (histerectomía) y el baipás gástrico, una cirugía para la obesidad, que paradójicamente genera complicaciones para los pacientes que adquieren el COVID-19. En cuánto a las cirugías más realizadas en lo corrido del 2021, se observan los procedimientos para las patologías de urgencias, como la apendicitis y los cálculos renales, y las intervenciones para pacientes con cáncer.

x

Sección patrocinada por

Otras noticias de COVID-19 en la Industria de Salud

Documentos relacionados