Promocione sus productos o servicios con nosotros
Julio de 2009 Página 2 de 2

Relevancia de la iniciativa hospital seguro

La pérdida de un hospital, público o privado, acarrea costos directos e indirectos. Los primeros consisten en la infraestructura, equipos, mobiliario, suministros, etc., mientras que los indirectos comprenden los gastos imprevistos, como las soluciones temporales u hospitales de campaña, mayor riesgo de brotes epidémicos, por falta de apoyo del laboratorio y de diagnóstico, la pérdida de los ingresos generados normalmente por los servicios, etc. Por otra parte, es difícil estimar el costo relacionado con el deterioro del bienestar de la población, debido a la interrupción de los servicios. La suma de costos directos e indirectos fácilmente sobrepasa la inversión que hubiera sido necesaria para prevenir los daños.

Es claro que, en un país con una frecuencia moderada o alta de riesgos naturales, la integración de la gestión de riesgos en la planificación de los hospitales nuevos (y de cualquier otra infraestructura) es muy económica, pues protege la inversión de capital y hace que el desarrollo sea más sostenible [1].

En este sentido, la comunidad mundial interesada en el tema de los desastres se unió en la segunda conferencia mundial en Kobe (Japón), para analizar la reducción de los riesgos de los desastres y redactar un plan de acción para el período 2005-2015, que enfatizará la integración de la planificación de la reducción de riesgos de desastres en el sector sanitario. La meta de "hospitales seguros frente a desastres" busca asegurar que todos los centros nuevos se construyan con un nivel de resistencia que les permita seguir funcionando en situaciones de desastre, y que se implementen medidas de mitigación para reforzar los establecimientos existentes, en particular los que son prioritarios en la atención en salud [1].

Puesta en marcha del programa
La "Guía de evaluación de la seguridad de un hospital ante desastres" fue redactada por un grupo de expertos, para evaluar de manera específica cada hospital, y determinar la seguridad de las estructuras, de los elementos no estructurales y de la capacidad de gestión hospitalaria para enfrentar desastres de diferente magnitud, a través de un índice de seguridad. Este indicador muestra si la institución tiene la capacidad de continuar funcionando o podría tener un uso restringido o altas probabilidades de no responder ante el desastre, por la presencia de daños severos o de elementos peligrosos amenazantes en ella.

En resumen, el programa busca proteger la vida de los "habitantes" de la institución, la operación de la organización y la infraestructura o inversión, por lo que realiza recomendaciones de orientación de las medidas necesarias a corto, mediano o largo plazo, para la disminución de la vulnerabilidad estructural, no estructural y de gestión [3].

Referencias
1. Organización Panamericana de la Salud. "Hospitales seguros: una responsabilidad colectiva". 2005, p. 27. Disponible online en: http://www.paho.org/spanish/dd/ped/SafeHospitals.htm.

2. OPS/OMS. Fundamentos para la mitigación de desastres en establecimientos de salud. 2002 (texto completo en www.paho.org/desastres).

3. OPS-OMS. Manual para el evaluador. Programa: Hospital seguro. Febrero de 2007.

Fin.
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Administración y TIC en salud

Documentos relacionados