Promocione sus productos o servicios con nosotros
Octubre de 2019 Página 2 de 3

Perspectiva de la seguridad en anestesia en América Latina

Por Pedro Ibarra, MD

Una mirada al estado seguridad anestésica en la región, donde se trabaja en el entrenamiento pero preocupa aún la adopción del registro anestésico electrónico.

Por su parte, en países donde las sociedades de anestesia tienen poco contacto con las autoridades sanitarias, se excluye a estas de su participación en los estándares que genera cada Ministerio de Salud, por lo que su impacto suele ser menor.

Reporte de eventos adversos

Para muchos el reporte de eventos adversos puede parecer irrelevante, sin embargo, es una de las herramientas más importantes para la mejora de la seguridad, teniendo en cuenta, además, que los eventos graves en anestesia son cada día más infrecuentes. Por ello es muy útil identificar situaciones improbables, pero que pueden resultar en catástrofes.

Ejemplo de esto es lo que sucede respecto a la administración de ácido tranexámico subaracnoideo, de uso rutinario en ortopedia mayor, para la cual se administra anestesia regional. Puede pensarse que el error al suministrarlo es poco plausible, pero se conocen al menos dos casos, uno en Colombia y otro en Uruguay, y esto puede explicarse porque en nuestro país, que es uno de los principales proveedores de ambos medicamentos, la presentación de estos era muy similar.

Por ello, el Comité de Seguridad escribió una misiva solicitando un cambio de presentación en enero del 2013, y con gran satisfacción observamos que en 2018 la nueva presentación es ya inconfundible. Este es un ejemplo de un escenario de riesgo difícilmente imaginable, traducido ahora en un cambio que previene de manera casi absoluta el error.

Más del 70 % es la penetración en la adopción del registro anestésico electrónico en los países de mayores ingresos en el mundo.

En Colombia no existe el reporte de eventos adversos en anestesiología. Uruguay ha podido implementar algunas encuestas, pero en general en América Latina se presenta esta debilidad. Recientemente la Sociedad de Anestesia del estado de Sao Paulo, Brasil, adoptó el registro de eventos adversos con el formato de la ASA (AIRS) [2]. Con base en esta experiencia, el Comité de Seguridad de la CLASA ya logró el permiso de la ASA para poder traducirlo e implementarlo en español para el continente.

En Chile, la sociedad hizo un convenio con un sistema español, pero esta  infortunadamente es una iniciativa privada con costos muy altos; por ello, se considera que no es la solución para nuestros países, ya que, en comparación, la plataforma IARS-CLASA, una vez sufragada la inversión inicial, tendrá un costo ínfimo de mantenimiento anual.

Entrenamiento

La duración de la residencia varía entre tres años (la mayoría de las veces) y cinco años. Sin embargo, se destaca la aproximación de la Sociedad Brasileña de Anestesia (SBA), que ha generado para ello un aval en los mejores centros de Brasil, que hoy representan dos terceras partes del país. Se trata de una estrategia interesante para lograr los mínimos aceptables.

En el análisis de la experiencia nacional, hoy existen posgrados con severas limitaciones en la exposición a casos, y un residente puede graduarse sin experiencia en urgencias neonatales, aneurismas cerebrales o destrezas con ultrasonido, competencias que son necesarias para el ejercicio de la profesión. Con motivo de una propuesta innovadora de la SCARE, desde 1974 se han realizado periódicamente los Seminarios de Educación, donde se intenta mejorar el nivel que otorgan los posgrados y la educación anestésica en pregrado. Adicionalmente, sería muy provechoso que la SCARE pudiera tener un rol similar al de la SBA en Brasil, donde la obtención del aval, si bien es por completo opcional, claramente genera una diferencia entre los posgrados.

Talento humano

El talento humano debe analizarse desde dos aspectos: calidad y número. La certificación y recertificación son cruciales para lo primero, y son factores que ya están implementados en Brasil, Chile y México, donde se requiere un examen para obtenerlas. En Colombia estamos en proceso de conseguirlo, y es fundamental que el programa de recertificación se vaya imponiendo para tratar de garantizar un mínimo de actualización de los especialistas del país.

Debe existir presión para hacerlo, para beneficio de la seguridad de los pacientes, pues los pocos años de formación en la residencia son ya insuficientes para el ejercicio contemporáneo. Por ejemplo, es posible que un anestesiólogo formado en los 90 o más atrás, carezca de competencia en el manejo avanzado de la vía área, que todavía es causal de catástrofes perioperatorias; o por ejemplo, ¿cuántos hoy aún desconocen que un balance de fluidos IOP importante es causal de graves desenlaces adversos?


Palabras relacionadas:
reporte de eventos adversos en anestesiología, estrategias de seguridad preventivas en la administración de anestesia, adopción de prácticas de seguridad para la administración de anestesia, prácticas de anestesiología que mejoren la seguridad del paciente, seguridad en anestesia, procedimientos de seguridad en anestesia.

Acerca del autor

Por Pedro Ibarra, MD

Por Pedro Ibarra, MD

Médico anestesiólogo en la Clínica Reina Sofía, de Bogotá. Coordinador del Comité de Seguridad de la Confederación Latinoamericana de Sociedades de Anestesia (CLASA). Miembro del Comité de Seguridad de la Sociedad Colombiana de Anestesiología y Reanimación (SCARE). Representante Latinoamericano al Consejo de la Federación Mundial de Sociedades de Anestesiólogos.
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Anestesia, urgencias y cuidado intensivo