Promocione sus productos o servicios con nosotros
Marzo de 2020

Nuevo material para dispositivos ingeribles evitaría procedimientos endoscópicos

Ingenieros del MIT desarrollaron un componente para tratamientos de patologías gastrointestinales que se descompone dentro del cuerpocuando se expone a la luz.

El novedoso enfoque del Massachusetts Institute of Technology (MIT) se basa en un hidrogel sensible a la luz. La incorporación de este material en dispositivos médicos podría evitar muchos procedimientos endoscópicos y brindaría a los médicos una forma más rápida y fácil de quitarlos cuando ya no se necesiten o no funcionen de forma conveniente.

“Desarrollamos un conjunto de sistemas que pueden residir en el tracto gastrointestinal y como parte de eso, buscamos desplegar diferentes formas en que se pueda desencadenar el desmontaje de dispositivos dentro del tracto sin la necesidad de un procedimiento mayor”, dijo Giovanni Traverso, profesor asistente de ingeniería mecánica, gastroenterólogo en el HospitalBrigham and Women's y autor de la publicación.

En un estudio en cerdos, los investigadores mostraron que los dispositivos fabricados con este hidrogel sensible a la luz pueden activarse para que se descompongan después de exponerse a la luz azul o ultravioleta de un pequeño LED.

En los últimos años, Traverso y colegas desarrollaron dispositivos ingeribles diseñados para permanecer en el tracto gastrointestinal durante largos períodos de tiempo. También trabajaron en una variedad de estrategias para controlar la descomposición de los mismos, incluidos los métodos basados en cambios en el pH, la temperatura, o la exposición a ciertos productos químicos.

Los investigadores exploraron un desencadenante basado en la luz, que creían podría ofrecer algunas ventajas sobre sus enfoques anteriores. La luz puede actuar a distancia y no necesita entrar en contacto directo con el material que se descompone; además, normalmente no penetra en el tracto gastrointestinal, por lo que no hay posibilidad de activación accidental. El estudio se publicó en la revista ScienceAdvances.

RituRaman, del Instituto Koch para la investigación integral del cáncer del MIT y autor del artículo, diseñó el hidrogel sensible a la luz. Este gel de polímero incluye un enlace químico que se rompe cuando se expone a una longitud de onda de luz entre 405 y 365 nanómetros, de azul a ultravioleta. Además, en lugar de hacer un material compuesto solo por ese polímero, lo usó para unir componentes más fuertes como la poliacrilamida, esto hace que en general sea más duradero, pero aún así permite que se rompa o debilite cuando se expone a la longitud de onda correcta de la luz.

“Se forma una red de polímeros y luego otra red de polímeros a su alrededor, así que está realmente enredado. Eso lo hace muy resistente y elástico”, precisó Raman.Las propiedades del material pueden ajustarse variando la composición del gel. Cuando el enlazador sensible a la luz constituye un porcentaje mayor del elemento, se descompone más rápido en respuesta a la luz, pero también es mecánicamente más débil.

Los investigadores también pueden controlar cuánto tiempo lleva descomponer el material al utilizar diferentes longitudes de onda de luz. La luz azul funciona más lenta pero presenta menos riesgo para las células que son sensibles al daño de la luz ultravioleta.

El gel y sus productos de descomposición son biocompatibles y se puede moldear de manera fácil en una variedad de formas. En este estudio los investigadores lo usaron para demostrar dos posibles aplicaciones, un sello para un balón gástrico y un stent esofágico.


Palabras relacionadas:
Enfermedades gastrointestinales, dispositivos médicos ingeribles, novedoso material para dispositivos ingeribles, procedimientos endoscópicos, avances en dispositivos ingeribles que se descomponen en el cuerpo
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Cirugía

Documentos relacionados