Promocione sus productos o servicios con nosotros
Octubre de 2016 Página 1 de 4

Monitores de signos vitales (Parte 2)

ECRI Institute

Los monitores de signos vitales se usan a menudo en hospitales en unidades de cuidado no crítico tales como las quirúrgicas y las generales, donde habitualmente no se requiere el monitoreo continuo de los pacientes.

Segunda parte de la comparación de producto entre monitores de signos vitales realizada por el Instituto ECRI, que revisa su propósito y principios de acción.

Continuación de la primera parte de la comparativa de producto entre monitores de signos vitales.

Problemas reportados

Los métodos invasivos y no invasivos tienen ciertas limitaciones que deben ser tenidas en cuenta por el personal clínico, al medir la presión arterial.  Algunos estudios han mostrado que los monitores de presión arterial electrónicos automáticos pueden dar lecturas sustancialmente diferentes a las tomadas con catéter arterial directo.  Sin embargo, la significancia de estos hallazgos es controversial porque también se han detectado diferencias similares entre las mediciones con esfigmomanometría manual meticulosa y catéter arterial.  Investigaciones adicionales han determinado además que la mayoría de monitores de PANI son capaces de generar información casi idéntica a la de los monitores invasivos actualmente utilizados.  También, las mediciones arteriales directas no necesariamente representan la verdadera presión arterial, aunque muchos clínicos la utilizan como parámetro de referencia.

Otro inconveniente de la esfigmomanometría electrónica automática es la incapacidad de monitorear de manera efectiva a pacientes con ciertas condiciones (e.g., temblores, convulsiones, ritmo cardiaco anormal o conectados a unidades de circulación extracorpórea).  Las lecturas en pacientes con presión arterial extremadamente baja, como aquellos en shock, son difíciles de obtener en monitores auscultatorios.

Otros problemas asociados a los esfigmomanómetros automáticos, como parálisis cubital y hemostasis venosa, también pueden ser causados por los esfigmomanómetros manuales y dependen de factores tales como la colocación del manguito y el tamaño, la presión y la duración de la insuflación.  (Un investigador sugiere que para evitar que la presión lesione el nervio cubital, se debe colocar el manguito de aire lo más alto posible en el brazo para evitar la oclusión venosa). De ser posible, el manguito debe colocarse en una extremidad a nivel del corazón, para evitar la necesidad de corregir las diferencias en la presión hidrostática. El movimiento excesivo del paciente o la ubicación inapropiada del manguito pueden producir artefactos que determinan lecturas imprecisas.  Al utilizar un manguito que sea demasiado ancho se subestima la presión arterial, en tanto que uno muy demasiado delgado la sobreestima.  Los esfigmomanómetros pueden ser también una fuente potencial de infección.  La contaminación cruzada de bacterias, patógenos o flora epidérmica se puede presentar cuando los manguitos se reutilizan sin esterilización.

La naturaleza variable de los valores de PS, PD y PAM obtenidos con monitores de PANI, debidos a error mecánico o del usuario, refuerza la importancia de considerar el promedio de unas pocas lecturas sucesivas en lugar de considerar una sola lectura.

Oximetría de pulso

La luz visible (e.g., lámparas de cirugía, de bilirrubinas, luces estroboscópicas de alarmas de incendio) y las fuentes de infrarrojo (e.g., los calentadores radiantes) pueden interferir con los sensores debido a que éstos están diseñados para medir señales de luz débiles transmitidas a través de la piel de los tejidos.  Los fabricantes sugieren a menudo colocar un material opaco sobre el sensor.  Con frecuencia, esto eliminará dicha interferencia, pero el personal clínico debe permanecer alerta a los problemas potenciales.  Los sensores reutilizables de tipo clip son generalmente menos susceptibles a la interferencia de la luz ambiental que los sensores desechables.  Los sensores reutilizables tienen un diseño que más rugoso y menos permeable a la luz.

ECRI Institute ha recibido reportes de quemaduras resultantes del uso de sensores funcionalmente incompatibles, aunque sean físicamente compatibles con el oxímetro.  Para garantizar la compatibilidad, se deberán utilizar sólo los sensores especificados por el fabricante. En caso de que los usuarios decidan utilizar fuentes alternas de sensores de oximetría de pulso, ECRI Institute recomienda obtener confirmación escrita de la compatibilidad por parte del proveedor de la fuente alterna.  Esta confirmación debe aclarar que los sensores proporcionarán exactitud apropiada con su modelo específico de oxímetro de pulso o de monitor fisiológico en todo el espectro de valores de saturación clínicamente relevantes (e.g., 70% a 100% de SpO2).  El uso de sensores de fuentes alternas puede también anular ciertas garantías.


Palabras relacionadas:
EH1016ECRIMSV2, monitores de signos vitales, mercado de monitores de signos vitales, uso de monitores, dispositivos para medir signos vitales
x
Notas complementarias

Sección patrocinada por

Otras noticias de Anestesia, urgencias y cuidado intensivo

Documentos relacionados