Promocione sus productos o servicios con nosotros
Septiembre de 2020

Método que reduce el riesgo de contagio por COVID-19 en áreas críticas

Según expertos, el personal médico que se encuentra dentro de la sala de cirugía son los más expuestos a riego de contagio, por lo cual se requiere que haya mejor ventilación en estas áreas.

En respuesta a la pandemia de COVID-19, y debido a la evidencia de que existe alta probabilidad de que el virus viaje en el aire o en partículas como aerosol durante la cirugía como modo de transmisión, la Sociedad Estadounidense de Cirujanos Gastrointestinales y Endoscópicos emitió recientemente una declaración en la que recomendaba que “actualmente, la mejor práctica para mitigar la posible transmisión infecciosa durante los procedimientos quirúrgicos abiertos y laparoscópicos es utilizar un enfoque multifacético, que incluye: ventilación y filtración adecuadas de la sala de operaciones, equipo de protección personal adecuado y evacuación de humos quirúrgicos ”.

Los extractores de humos quirúrgicos (SSE, por sus siglas en inglés) son dispositivos aprobados por la FDA que se han utilizado en los quirófanos durante décadas. Consisten en una potente bomba de presión negativa de alto flujo que evacua más de 25 pies cúbicos por minuto de aire, un filtro de partículas ultraeficiente (filtro de aire de partículas ultra bajas [ULPA]) y una succión de plástico desechable.

En base a lo anterior, los SSE son herramientas complementarias potencialmente valiosas en el manejo de las vías respiratorias de pacientes con patógenos respiratorias infecciosas, como el virus COVID-19. Por esta razón, el SSE también es complementario de todas las demás estrategias de reducción de riesgo de COVID-19 que se utilizan actualmente, incluido el EPP óptimo y una buena ventilación del quirófano.

Además, el SSE es totalmente compatible con las técnicas de barrera mecánica (como cortinas, carpas o iglús de plástico transparente o “cajas de intubación” de plástico transparente rígido) que se han desarrollado y están siendo utilizadas por varios proveedores de anestesia en respuesta al COVID– 19

Por otra parte, dado que la mayoría de las unidades de SSE son portátiles, pueden colocarse o incluso transportarse a otras unidades del hospital, como la PACU, la sala de emergencias, la UCI, la unidad COVID-19 o la sala de aislamiento respiratorio, donde se realiza intubación, extubación u otros procedimientos.


Palabras relacionadas:
Extractor de humo quirúrgico, SSE, equipos de ventilación para salas de cirugía, estrategias para mitigar el contagio de COVID-19, dispositivos aprobados por la FDA, estrategias para mitigar el contagio de COVID-19 del personal médico, equipos de ventilación para hospitales, unidades portátiles de extractor de humo quirúrgico, riesgo de contagio por COVID 19 en áreas de intubación, reducir riesgo de contagio por COVID-19 en áreas críticas.
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Anestesia, urgencias y cuidado intensivo

Documentos relacionados