Promocione sus productos o servicios con nosotros
Noviembre de 2021 Página 1 de 2

Los datos de un ensayo podrían suponer un cambio de paradigma en la ERGE y las enfermedades esofágicas

Muchas enfermedades esofágicas, entre ellas el reflujo gastroesofágico, parecen estar motivadas por un microbioma esofágico desregulado, según indica una nueva investigación.

Los resultados, presentados en la Semana Virtual de las Enfermedades Digestivas 2021, podrían representar el tipo de cambio de paradigma que se produjo a raíz de las revelaciones a principios de la década de 1980 de que el Helicobacter pylori era la causa principal de las úlceras pépticas, un descubrimiento que fue recibido inicialmente con incredulidad.

"Es un concepto totalmente nuevo. ¿Quién iba a pensar que la ERGE era una enfermedad infecciosa? Recuerda a la historia del H. pylori", afirma el doctor David A. Johnson, jefe de gastroenterología de la Facultad de Medicina de Virginia Oriental, en Norfolk.

La teoría y las pruebas que relacionan la disbiosis con las enfermedades esofágicas comunes se esbozaron en un artículo publicado recientemente por el doctor Steve D'Souza y sus colegas. Una semana más tarde se presentaron en la DDW pruebas clínicas de que los trastornos esofágicos causados por la disbiosis podrían ser tratables. El Dr. Johnson fue el autor principal de ambos informes.

El artículo de la revista sostenía que la respuesta inmunitaria a un equilibrio inadecuado de microorganismos produce una cascada inflamatoria que a su vez conduce a la enfermedad esofágica. El estudio de DDW aportó pruebas preliminares de que la respuesta inflamatoria y los síntomas de la ERGE pueden reducirse cuando la disbiosis se trata con un prebiótico.

En el caso de la ERGE, la disbiosis se caracteriza por una sobreabundancia de bacterias gramnegativas. El estudio clínico presentado en la DDW tenía como objetivo principal demostrar la seguridad de un prebiótico específico en el control de esta disbiosis, proporcionando el primer paso para evaluar la relación causa-efecto de la disbiosis y el desarrollo de la ERGE.


CONSULTE PROVEEDORES EN IMPLEMENTOS PARA CIRUGÍA:


Se presentaron los datos de 44 de los más de 100 pacientes con ERGE sintomática inscritos en el estudio. El tratamiento consistió en cuatro semanas de una dosis diaria de 1 g de maltosil-isomalto-oligosacáridos, un prebiótico no digerible y no absorbible (ISOT-101, ISOThrive). Según los investigadores, el tratamiento se asoció a una reducción de la frecuencia y la gravedad de los síntomas de ERGE y a una mejora de la calidad de vida según el cuestionario ReQuest de ERGE. El tratamiento fue bien tolerado.

En el artículo, los autores discuten la posibilidad de que las causas de la disbiosis, como la dieta y el tabaquismo, puedan ser objetivos alternativos para restaurar un microbioma esofágico saludable. Independientemente de la mejor estrategia de tratamiento, sostienen que el microbioma esofágico "desempeña un papel importante en la patogénesis de las enfermedades esofágicas".

"Esta es una hipótesis intrigante y provocativa", dijo Ronnie Fass, presidente de la División de Gastroenterología y Hepatología, en MetroHealth Medical Center, en Cleveland.

Sin embargo, dijo el Dr. Fass, la idea de que las bacterias desempeñan un papel en la patogénesis de la ERGE ya se ha planteado antes. Aunque no descartó la posibilidad de que la disbiosis dentro del microbioma esofágico desempeñe un papel en la ERGE, dijo que considera "improbable" la posibilidad de que surja como la única, o incluso principal, explicación de la afección. "Hay otras características fisiopatológicas bien descritas, como los cambios anatómicos, que no apoyarían la disbiosis como única causa de la ERGE", dijo.

El Dr. Fass dijo que no está dispuesto a descartar la disbiosis como objetivo del tratamiento al menos en algunos pacientes, pero esto tendrá que ser demostrado primero. "El estudio clínico en DDW que informó de la respuesta favorable a los prebióticos tiene varias limitaciones", dijo. "No fue aleatorizado y no se documentó la presencia de ERGE al inicio. Aunque los resultados del estudio son positivos, no proporciona un apoyo claro a la hipótesis de los autores."


Palabras relacionadas:
salud gastroesofagal, esófago, infecciones de esófago, ERGE
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Cirugía

Documentos relacionados