Promocione sus productos o servicios con nosotros
Abril de 2006 Página 2 de 2

Infusión parenteral domiciliaria: el hospital en expansión

Ricardo Salazar Arias - en autor: Instituto ECRI

De lo anterior se infiere que la cuidadosa selección del caso clínico y el perfeccionamiento de procesos administrativos y operativos eficientes constituyen un ejercicio asistencial seguro, educativo para el paciente en el autocuidado y productivo para el sistema de salud.

En general, la utilización de infusiones parenterales en el medio domiciliario requiere un equipo técnico y humano de elevados estándares funcionales; en cuanto al personal asistencial, el contar con enfermería profesional y auxiliar, junto con la valiosa colaboración del químico farmacéutico, quien desarrolla las termovializaciones de las unidosis de los medicamentos, prepara las nutriciones parenterales y supervisa los registros de consumo y reserva, conforman el componente asistencial básico; la presencia a diario o programada del médico dependerá de la complejidad del caso específico.

Otras consideraciones de importancia se refieren, en primera medida, a los protocolos específicos, como el de manejo de antimicrobianos, los cuales siempre se deben realizar en conjunto con el servicio de infectología o comité de infecciones, bajo el dinámico y específico ambiente microbiológico de cada región, al igual que los protocolos de nutrición parenteral total o parcial, en donde el grupo de soporte nutricional colabora en el mismo, para una adecuada aplicación en frecuencia y cantidades, junto al seguimiento paraclínico metabólico; en segunda medida, la adecuada selección de la vía corporal que se va a utilizar (subcutánea, endovenosa en bolos, endovenosa continua) y el tiempo de utilización determinarán la tecnología en dispositivos que se utilizará; se dispone de catéteres centrales de inserción periférica (PICC), catéteres centrales con reservorio subcutáneos (tunelizados), catéteres periféricos venosos y subcutáneos para bolos o para sistemas de infusión continua, como bombas electrónicas, infusores de vacío, etc.

La diversidad de manejos abarca desde la aplicación de antimicrobianos, hidratación con cristaloides, pasando por la nutrición parenteral, hasta la aplicación de inmunomoduladores, mono y poliquimioterapia, e infusión de medicación inotrópica; un campo muy especial es el manejo de analgesia, tanto en su forma aguda, con intención eminentemente sintomática, hasta el manejo integral de la enfermedad terminal, como las sedoanalgesias polimodales y las sedaciones terminales.

Las siguientes son estadísticas del manejo de infusión parenteral de la Unidad de Extensión Hospitalaria del Hospital Universitario Clínica San Rafael (UEH -HUCSR), en Bogotá, donde se analizan algunas variables que ya han sido planteadas.

En la Tabla 1  se muestra la discriminación por tipo de procedimiento de infusión parenteral domiciliario en más de cuatro mil casos, manejados en los últimos tres años.

Como es evidente, la aplicación de antibióticos es el mayor evento realizado en los tres años. En la Gráfica 1 se aprecia la distribución de antibióticos utilizados en el año 2005.

Establecer todas las medidas de seguridad, indicadas en el marco de una atención domiciliaria para manejo de infusión parenteral, se convierte en necesidad, en la medida que el ejercicio clínico debe éticamente garantizar seguridad y manejos médicos confortables, intentando contener los factores deletéreos y de riesgo propios de un modelo extra institucional, sin importar la complejidad de las unidades; por ejemplo, la UEH - HUCSR se compone de médicos intensivistas, paliativistas, familiaristas, enfermeras profesionales y auxiliares, químicos farmacéuticos, terapeutas y psicólogos, y cuenta con tecnología de manejo domiciliario de alto nivel, incluyendo ventilación mecánica invasiva y no invasiva, bombas de infusión convencional y dúo-programables; es así como unidades básicas bien desarrolladas, y unidades de alta complejidad, deben propender por un manejo integral impecable, nacido del buen juicio clínico, junto a poner en su beneficio las grandes bondades de la medicina extramural, siempre y cuando el modelo sea acogedor y seguro para el paciente.

Instituto ECRI

Fin.

Acerca del autor

Ricardo Salazar Arias - en autor: Instituto ECRI

Ricardo Salazar Arias - en autor: Instituto ECRI

El doctor Ricardo Salazar Arias es Director de la Unidad de Extensión Hospitalaria, Hospital Universitario Clínica San Rafael, Bogotá, Colombia. Es especialista en Medicina Paliativa y Dolor; Cuidado Intensivo y Bioética.
x
claudia isabel
08 de febrero de 2016 a las 19:52

buenas noches gracias por darnos a conocer tan excelente documento, me pregunta como accedo a sus servicios requiero cuidados paliativos con destino paciente enfermo de cancer se encuentra en la etapa terminal gracias por la informacion prestada


Sección patrocinada por

Otras noticias de Administración y TIC en salud

Documentos relacionados