Promocione sus productos o servicios con nosotros
Julio de 2004 Página 4 de 6

Infecciones intrahospitalarias en América Latina

En los estudios comparativos se determina el costo generado por el uso de recursos de los pacientes con infección y se compara con el costo de otro grupo de pacientes, no infectados. El objetivo es calcular el exceso de costo que puede atribuirse a la infección, es decir, cuánto del costo del paciente afectado se debe a la infección propiamente tal. La muestra de pacientes estudiados se obtiene al seleccionar pacientes con infección (casos), pareados con pacientes sin ella (controles) por edad, sexo y algún indicador de gravedad de la enfermedad de los casos.

Para llevar a cabo esta comparación se utilizan tres grupos de pacientes:

1. Todos los pacientes (con infección nosocomial y sin ella) en el servicio en que se encuentran los casos de infección del estudio. Los datos son más o menos fáciles de obtener, pero se subestima el costo de las infecciones nosocomiales al incluir pacientes infectados en el grupo de comparación.

2. Pacientes sin infecciones nosocomiales, en que los datos son medianamente fáciles de obtener. Sin embargo, en estos se sobrestima el costo de las infecciones, en general, los pacientes que se infectan son pacientes más graves, que tienen otros motivos que aumentan el costo de la hospitalización.

3. Pacientes con infecciones nosocomiales (casos) pareados con pacientes sin infecciones nosocomiales (controles) por edad, sexo y algún indicador de gravedad de la enfermedad de los casos. En este caso, los datos son más o menos difíciles de obtener, pues el proceso de parear es laborioso, aun cuando se cuente con sistemas computarizados de almacenaje de las historias clínicas de los pacientes. Los resultados de estos estudios son los más precisos y se consideran el estándar de oro. Sin embargo, dependen de la calidad de los registros locales de algunas variables. A veces también surgen dificultades para encontrar el par de un caso complejo, por lo que, en general, este tipo de estudio se ha limitado a las infecciones nosocomiales más frecuentes.

Algunas infecciones catastróficas pueden ser muy costosas y superar varias veces el costo de infecciones más frecuentes. No obstante, la dificultad de evaluar los costos en forma sistemática en estos casos hace que ellos rara vez se estudien o que para estimar el costo se utilicen métodos de atribución por especialistas.

Una vez que se cuente con los casos que serán evaluados, se debe decidir cuáles serán los indicadores de costo. Estos se han clasificados como costos directos y costos indirectos.

Costos directos son los incurridos durante la hospitalización. Son relativamente fáciles de cuantificar. Los más frecuentes son días de hospitalización, consumo de antimicrobianos, reintervenciones quirúrgicas, curaciones, visitas profesionales, necesidad de aislamiento y otros. Costos indirectos son los costos sociales secundarios al hecho de haber tenido una infección nosocomial, tales como absentismo laboral, pérdida de la función, traslado de costos familiares (dinero que la familia había programado para una actividad y que se utilizan por la infecciones nosocomiales, por ejemplo, para visitar al enfermo), sufrimiento y muerte. Los costos indirectos son muy difíciles de cuantificar y la mayoría de los estudios se limita a evaluar costos directos.

Todos los estudios de costo deben producir un indicador económico estandarizado en moneda local o internacional a fin de comparar entre establecimientos y entre especies (Ej. entre días de hospitalización y consumo de antimicrobianos). El costo local de una especie puede tener variaciones en el tiempo, entre instituciones, entre tipos de instituciones (Ej. públicas o privadas) o entre países, por lo que se recomienda incluir además del costo económico el volumen de la especie, es decir, no solo el costo por hospitalización en exceso sino también el número de días de exceso de hospitalización.

La muerte es más frecuente en pacientes con infecciones nosocomiales que entre los que no presentan tales infecciones. Las infecciones nosocomiales son más frecuentes en pacientes graves, que de por sí tienen más riesgo de morir y sus hospitalizaciones son más caras como consecuencia de la enfermedad. Algunas infecciones nosocomiales como bacteriemia y neumonía, se asocian con mayor mortalidad prematura, que puede tener el efecto de disminuir los costos directos al acortar el tiempo de hospitalización. Este efecto debe ser considerado, por lo que la mayoría de los estudios de costo se limitan a los pacientes sobrevivientes, al menos hasta el egreso del hospital.

Estudios internacionales de las infecciones nosocomiales
Diversos informes internacionales indican que los costos de estas infecciones varían según el tipo de infección y según el hospital y el país. Estas infecciones no solamente prolongan la estadía del paciente en el hospital, sino que también contribuyen significativamente al incremento de los costos y el uso de antimicrobianos más costosos

En Estados Unidos se informa un exceso de costos de $560 por cada infección del tracto urinario y entre $3.000 y $40.000 por cada infección del torrente sanguíneo. Dos millones de estadounidenses adquieren una infección nosocomial cada año, con una tasa de 5 por cada 100 internaciones (5%). Estas infecciones causan un aumento de $4,5 billones en los costos de la atención hospitalaria y 88.000 muertes; 70% de las infecciones son debidas a organismos resistentes a por lo menos un antibiótico

x
oscar
21 de enero de 2019 a las 06:24

COURE creador de innovacion unica en el mundo de las telas ANTIBACTERIAS con COBRE de verdad Cu., Certificadas (patente) tambien confeccion articulos terminados COBRE grosor un cabello ,se ve a la vista NO se sale con los lavados ,por ser Cobre continuo de accion Antimicrobios permanente confeccion de todo lo que sea Textil para Clinicas y Hospitales Ej. Cubre colchon- Almohadas- Cortinas-traperos limpa piso- Biombos-Vestuario-cubrecama -paños sacudir -tapiceria en defensa Infecciones Nosocomial ver couretex.com Valparaiso - Chile


Sección patrocinada por

Otras noticias de Medicina interna y subespecialidades