Promocione sus productos o servicios con nosotros
Diciembre de 2008 Página 1 de 4

El turismo de salud: Una visión de la hospitalidad mundial

Adalto Felix de Godoi, MBA

Factores que influyen en un paciente al momento de escoger un destino médico. El pre y el postoperatorio también son relevantes a la hora de tomar una decisión.

El turismo de salud, o turismo médico, ha sido testigo de un crecimiento sostenible y constante en los últimos años, y se ha convertido en uno de los servicios generadores de ingresos en los hospitales de primera línea y los considerados top del mercado. En busca de un tratamiento médico o alguna forma de recuperación de la salud, un número cada vez mayor de personas viajan a diferentes países; se convierten en lo que convencionalmente se llama "turistas de salud", y estimulan dos importantes sectores de la economía, el turismo y la salud.

Aunque el termino "turismo de salud" puede traer a la mente algo relacionado exclusivamente con el turismo, se trata, en efecto, de una actividad ligada más al área de la salud. Es una tipología que ofrece la infraestructura para que un cliente de la salud viaje y satisfaga sus necesidades en ese período. Va más allá cuando complementa el período de recuperación, o pre y postratamiento, con actividades culturales, de ocio o propiamente turísticas. Así, el término adoptado no cambia la característica principal de la actividad, que es la búsqueda de la cura y no un viaje turístico, de ocio o vacaciones.

El número de países emisores es cada vez mayor, teniendo en cuenta que las condiciones económicas y sociales, e incluso la carencia o insuficiencia de servicios de excelencia en salud, han aumentado el flujo de pacientes a los diversos receptores en el mundo, como India, Tailandia, Singapur, en Asia, y Argentina, Brasil, Colombia, Cuba, Costa Rica, Ecuador y México, en América Latina.

Las motivaciones son diversas, y pueden variar de acuerdo con el país emisor. En algunos puede prevalecer una razón económica, y en otros la inexistencia de hospitales de alta complejidad. Los principales motivos para la realización de estos viajes y tratamientos en otros países se resumen de la siguiente manera:

• Económicos.
Con el aumento del costo de la salud en los países considerados ricos, o del primer mundo, como, por ejemplo, Estados Unidos (el principal emisor de turistas de salud), donde hay cerca de 84 millones de estadounidenses sin cobertura para asistencia médica privada o parcialmente cubiertos por sus seguros, y 120 millones sin asistencia odontológica, una alta proporción de la población se enfrenta a una situación difícil cuando se enferma o necesita algún tratamiento médico hospitalario. Los costos crecientes y las malas condiciones de salud han transformado a la mayoría de ellos de acreedores en deudores. Algunos tienen que hipotecar su casa o pedir prestado para pagar o completar lo que el plan de salud no cubre. El alto valor cobrado por los hospitales y los médicos, los complementos imprevistos, que siempre surgen después de alguna hospitalización, y la beligerancia jurídica han transformado el mercado de la salud de estos países en una gran oportunidad para otros.

No es de extrañar que miles de personas de diversas nacionalidades perciban que pueden lograr iguales procedimientos en otros países, con las mismas garantías que encuentran en el suyo, y con un valor muy inferior, que además incluye los gastos de viaje, alojamiento, alimentación, acompañamiento profesional y actividades turísticas y de ocio. El costo médico hospitalario para el mismo procedimiento quirúrgico puede ser 6 a 33% más económico en otros países, en comparación con el valor cobrado en las naciones de origen.

Un análisis rápido puede dar la falsa impresión de que se trata de médicos y otros profesionales de la salud con calificaciones inferiores, u hospitales desprovistos de la tecnología existente en los países avanzados. Es un error. La mayoría de los médicos que allí trabajan estudiaron en universidades de renombre en los Estados Unidos y Europa, con un currículo muchas veces superior al de sus colegas de las naciones más desarrolladas. Estos centros suelen superar los existentes en el primer mundo, ya sea por la calidad de las instalaciones, que cumplen los estándares y exigencias requeridos en estos países, e inclusive cuentan con las mismas certificaciones. Los valores más bajos son fruto de un costo menor en la operacionalización de la infraestructura hospitalaria, la mano de obra especializada y los servicios que prestan.

Calidad.
Hace algunos años, una persona que requería un procedimiento médico hospitalario de alta complejidad o riesgo, y que disponía de recursos financieros suficientes, viajaba a los países del primer mundo, por la dificultad de encontrar servicios semejantes, con la tecnología, calidad y competencia profesional disponible en el suyo.

Acerca del autor

Adalto Felix de Godoi, MBA

Adalto Felix de Godoi, MBA

Coordinador de Administración en el Hospital do Coração/HCor, Sao Paulo - Brasil. Profesor, orador y autor de varios artículos y del libro Hotelaria Hospitalar e Humanização no Atendimento em Hospitais (2ª ed.).
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Administración y TIC en salud

Documentos relacionados