Promocione sus productos o servicios con nosotros
Febrero de 2012 Página 1 de 2

El banco público de multitejidos crece en Colombia

Equipo editorial de El Hospital, en colaboración con Bernardo Camacho, MD

Primer banco público de células madre de cordón umbilical en Colombia y acuerdo con el Banco de Sangre y Tejidos de Cataluña, España en proyectos de cooperación.

La medicina regenerativa colombiana dará un paso más allá este 2012, con la puesta en marcha del primer banco público de células madre de cordón umbilical y la cooperación del Banco de Sangre y Tejidos de Cataluña, España, dos acciones promovidas por la Secretaría Distrital de Salud a través del Hemocentro de Bogotá.

La primera de ellas brinda la posibilidad, a decenas de personas, de donar y adquirir células madre de cordón umbilical, a costos más económicos que los importados, cuyo valor oscila entre 25.000 y 30.000 dólares.

Este banco permitirá realizar trasplantes de médula ósea alogénicos no relacionados y con características genéticas propias de la población colombiana, para alcanzar una mayor histocompatibilidad con los enfermos en quienes están indicadas las células progenitoras hematopoyéticas como terapia.

De acuerdo con el doctor Bernardo Camacho, médico cirujano de la Universidad Nacional, especialista y magíster en medicina transfusional, de las universidades de París y Autónoma de Barcelona, y director del Hemocentro Distrital, dependencia de la Secretaría de Salud de Bogotá y que abandera a nivel público estos desarrollos en el país, el objetivo del banco en los próximos cinco años será el de obtener 5.000 unidades de cordón umbilical, para satisfacer como mínimo el 50% de las necesidades de este tipo de trasplante de médula ósea. Este será el cuarto en Latinoamérica, después de los de Argentina, Brasil y México.

Junto con esta iniciativa figura también la firma del acuerdo con el Banco de Sangre y Tejidos de Cataluña, España, el cual, tras diez años de gestión, fue firmado el 29 de noviembre del 2011 y promovido por Camacho, a la luz de convertir al Banco de Sangre, Tejidos y Células-Hemocentro Distrital en el más importante de América Latina y el Caribe, con la realización de proyectos de cooperación de ciencia, tecnología e innovación, en torno a la gestión y operación de la entidad bogotana.

Como parte de esta acción se establece el intercambio científico, en investigación y capacitación a profesionales de la salud en Colombia, en asocio con la Universidad Autónoma de Barcelona, y entre sus objetivos más ambiciosos figura el “crear en Colombia una escuela latinoamericana de referencia en el campo de la medicina transfusional y terapia tisular y celular”, afirma Camacho.

Este banco español colecta cerca de 300.000 unidades de sangre anuales, que lo convierten en el de mayor capacidad en su país. En cuanto a las células de cordón umbilical, es el segundo más grande del mundo en número de unidades almacenadas, con cerca de 15.000 cordones en su inventario y más de 1.000 ya distribuidas para trasplantes en España y otros países.

La institución es además pionera en el mundo en la terapia celular avanzada y medicina regenerativa, que comprende ingeniería genética y terapia celular. Se ha destacado en el desarrollo de investigaciones en la utilización de células madre mesenquimales para la reparación tisular y medicina regenerativa.

El Hemocentro bogotano
Fundado en el año 2001, es el banco de sangre de referencia del Distrito Capital que provee el 20% del recurso sanguíneo utilizado en la ciudad y suple las necesidades de la red pública de los hospitales locales. Es el primer banco distribuidor propio del Estado y el pionero en multitejidos, ya que en la misma sede procesa, analiza, criopreserva y almacena córneas, piel, tejido osteoarticular, membrana amniótica y otros tejidos para el uso de la población bogotana y de otras regiones del país.

Después de un amplio análisis de los modelos mundiales, Camacho llegó a la conclusión de que la centralización de los servicios de sangre, de tejidos y de células madre de cordón umbilical es el más seguro, eficiente  y equitativo para brindar estos productos terapéuticos a la población. Resalta que Colombia necesita “más modelos eficientes y menos cantidad de bancos de sangre; no se justifican aquellos con una producción menor de 20.000 unidades anuales, por lo que deben existir estructuras organizadas para crear una cultura en la donación con criterios altruistas, solidarios, de suficiencia, calidad, seguridad y equidad en la población”.

Un logro importante de la entidad ha sido el de incorporar la tecnología de irradiación de la sangre y sus componentes, además el tamizaje de pruebas moleculares (NAT) a la sangre donada, incrementando su seguridad. Es el único centro del país que tiene un irradiador específico para estos elementos y realiza pruebas de ácido nucleico que incrementan la seguridad de los mismos.

x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Laboratorio, patología y banco de sangre

Documentos relacionados