Promocione sus productos o servicios con nosotros
Octubre de 2009 Página 2 de 5

Desafíos de los gestores y administradores hospitalarios: una visión desde el hospital

Luz Loo de Li, MD, y Juan Ormeño Ara, MD

1. En el marco de la salud pública
Hay un proceso de transición epidemiológica, que en países como Perú es de tipo acumulativo ( gráfica 1 ). Con el envejecimiento de la población, superior control de algunas enfermedades, gracias a mejores diagnósticos y tratamientos; por factores demográficos y de comportamiento, tecnológicos e industriales, derivados del desarrollo económico y de la utilización de la tierra, del comercio internacional, de la adaptación y del cambio de los microorganismos, y de las políticas de salud pública, se ha producido una superposición de enfermedades infecciosas, neoplásicas, emergentes (SIDA, influenza H1N1, hepatitis C, D, E; fiebre hemorrágica de Ébola, neumonía por Morbillivirus, síndrome pulmonar por Hantavirus, enfermedad diarreica aguda por Rotavirus, por C. yeyuni y por E. coli 0157 H7; fiebre hemorrágica por Arenavirus, eritema infeccioso, cryptosporidiasis, legionelosis, gastritis por H. pylori, síndrome de choquetóxico por E. aureus, etc.) y reemergentes (dengue, enfermedad rábica, fiebre amarilla, cólera, difteria, fascitis necrotizante, leptospirosis, peste, tuberculosis, paludismo, por ejemplo).


Esta transición demográfica genera un proceso de cambio de la pirámide poblacional, que tiene un impacto obvio en salud, con variación sustancial en la morbilidad y mortalidad y, por ende, en la demanda de los servicios y en la estructura de los mismos, así como en el modelo de atención y las prioridades en salud.

La tendencia cada vez mayor al predominio de adultos jóvenes y mayores en el tiempo, dada por la interacción de diversos factores, como una mejor esperanza de vida, tratamientos que prolongan la vida, métodos más efectivos de planificación familiar, entre otros, no necesariamente se acompaña de un cambio en los estilos de vida, los cuales a su vez impactan en forma negativa a la población de más edad con la presencia de enfermedades no transmisibles y crónicas de alto costo (diabetes mellitus, obesidad, hipertensión arterial y cirrosis hepática como consecuencia del aumento en el consumo de alcohol, entre otros) y, por ende, la cobertura de servicios de salud ,con costos elevados en los tratamientos.

Desde la gestión de los hospitales, ¿cuál es el aporte de los gestores y administradores hospitalarios a los objetivos de desarrollo del milenio, fijados por la Organización Mundial de la Salud, en el marco local, regional o nacional y, obviamente, a nivel internacional por regiones? ¿Es un compromiso de todos los involucrados en salud desde el lugar donde laboran, a nivel macro (autoridad sanitaria nacional-ministerio de salud; autoridad sanitaria regional-gobiernos regionales-direcciones regionales o provinciales de salud; autoridad sanitaria local-municipios-gobiernos locales), meso (hospitales y establecimientos de salud en general) o micro de la gestión interna?

En el marco de la salud pública, los gestores y administradores hospitalarios requieren compromiso personal, profesional e institucional en los siguientes desafíos:

  • Impulsar y fortalecer la educación de la población en salud desde el hospital, y contribuir a ella.

  • Fortalecer la atención primaria de salud, entendiéndose como el desarrollo de la cultura médica en la población en general. No solo debe ser practicada por los profesionales médicos y de salud sino también por la población, con un claro enfoque en la promoción de la salud y prevención de la enfermedad, criterios de vida saludable y calidad de vida, dado el contexto de transición demográfica.

  • Adecuar los servicios de salud a la transición poblacional (niños, jóvenes, adultos jóvenes y mayores), con nuevas formas de atención y modelos de gestión de enfermedades y clínicos, promoción y prevención, y el impulso de nuevos paradigmas con relación a vida saludable y estilos de vida.

  • Prepararse frente a las tendencias de la medicina genética, con un modelo diferente, una nueva eugenesia, la cultura del perfeccionismo, cambios en el comportamiento de las personas, prevención de neoplasias y de la transmisión de enfermedades congénitas, mejoría de la inmunología, búsqueda del vencimiento de los cambios generados por la vejez.

  • Fortalecer las funciones esenciales de la salud pública a nivel nacional en los países, como un instrumento de gestión, identificando el rol del hospital en este marco.

Acerca del autor

Luz Loo de Li, MD, y Juan Ormeño Ara, MD

Luz Loo de Li, cirujana, especialista en Administración de Salud; presidente de la Federación Peruana de Administradores de Salud (FEPAS); ex directora ejecutiva de Gestión Sanitaria de la Dirección General de Salud de las Personas, del Ministerio de Salud del Perú; ex directora administrativa del Hospital Nacional Cayetano Heredia. Juan Ormeño Ara, pediatra, administrador hospitalario, vicepresidente de la FEPAS, socio fundador de la FEPAS y de la Asociación Peruana de Hospitales.
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Administración y TIC en salud

Documentos relacionados