Promocione sus productos o servicios con nosotros
Diciembre de 2013 Página 1 de 3

Colombia: el futuro de una reforma a la salud rechazada por médicos y pacientes

Mediante movilizaciones y cese de actividades, estudiantes, residentes y profesionales de la salud, exigen que el proyecto de reforma se retire o modifique.

Después de ser aprobada en primera instancia por el Senado de la República, la reforma del sistema de salud colombiano se mantiene en entredicho, esta vez ante la oposición expresa de gremios, estudiantes, residentes y profesionales de la salud, quienes en escenarios públicos y a través de movilizaciones y del cese de actividades, exigen que el proyecto de reforma impulsado por el gobierno sea retirado o radicalmente modificado.

Si bien la reforma, según cita el texto del proyecto de ley ordinaria, está concebida para mejorar la salud de la población colombiana mediante acciones colectivas e individuales de promoción de la salud, prevención de enfermedades y atención integral, continua y de calidad; la molestia que genera la propuesta deriva de la presentación de un articulado que muchos han calificado como ambiguo, pues no determina con exactitud la manera en que se distribuirán los recursos, cómo se sostendrá el sistema, cuál será el verdadero alcance de las gestoras de salud y de qué forma intervendrá el Gobierno.

Hasta el momento se han identificado cuatro puntos álgidos que suscitan dudas sobre los beneficios reales que podría traer a la ciudadanía esta reforma, y conducen a predecir una posible falta de garantías para que la salud siga siendo considerada un derecho fundamental en el país.

Sin lugar a dudas, el principal aspecto que generó molestia y motivó movilizaciones masivas del gremio médico, tiene que ver con la propuesta de que los hospitales universitarios tengan la potestad de titular médicos especialistas y así no sólo suplir la demanda existente, sino también disminuir el grado de insatisfacción de usuarios que no logran citas con especialistas en el momento en que lo necesitan.

Así se indica en el artículo 44 del capítulo VII, referente a la formación y ejercicio del talento humano en salud: “las instituciones de educación superior como los hospitales universitarios reconocidos por la ley podrán otorgar títulos de especializaciones médicas y quirúrgicas en medicina”. El artículo revela que los Ministerios de Educación y de Salud y Protección Social se encargarán de definir conjuntamente las características de los programas de especialización ofrecidos para la obtención del registro calificado.

La oposición de los médicos se fundamenta en que la calidad de la formación de los especialistas será la primera en verse afectada, toda vez que el verdadero propósito de la reforma en este aparte, consiste en incrementar la oferta abaratando la mano de obra. En últimas, los artículos 44 a 53 de la reforma tienen el potencial de profundizar substancialmente la gran precariedad laboral que prima en el medio.

El segundo aspecto de suma importancia y uno de los que mayor inconformidad ha generado en los usuarios del sistema, es la sustitución de las Entidades Promotoras de Salud (EPS) por la nueva figura de Gestores del Servicio de la Salud, descrita a lo largo del capítulo VI de la reforma. El artículo 31 explica que estos Gestores son “personas jurídicas de carácter público, privado o mixto, vigilados por la Superintendencia Nacional de Salud, responsables de conformar y gestionar su Red de Prestadores de Servicios de Salud dentro de un Área de Gestión Sanitaria para garantizar las prestaciones individuales de Mi-Plan”.

El cuestionamiento hacia este tema reside en que no se percibe un profundo cambio funcional entre el papel de los nuevos gestores y lo que venían haciendo las EPS en el desarrollo de su reprobada gestión. La percepción generalizada al respecto es que las EPS no desaparecen como lo han indicado el Ministro Gaviria y su gabinete, sino que por el contrario, se mantienen con todos sus vicios y defectos bajo un nuevo nombre.

En tercer lugar, el artículo 19 del capítulo IV que hace referencia al Plan de Beneficios Individual de Salud dice: “El plan de Beneficios Individual de Salud, que en adelante se llamará Mi-Plan, incorporará los servicios y tecnologías de salud que hagan parte del núcleo esencial del derecho a la salud, que sean financiables con recursos del Sistema, y requeridos para la promoción de la salud, la prevención, atención y paliación de la enfermedad y la rehabilitación de sus secuelas. Mi-Plan estará estructurado con el fin de lograr los mejores resultados en salud con la mejor utilización de los recursos disponibles”.

x
ROSAURA BELTRAN NIETO
13 de mayo de 2021 a las 17:52

Quise leer de qué trata esta Reforma, pues no tenía ni idea de su contenido. Y dos cosas me llamaron la atención: una que este contenido no es nuevo y dos que fue un proyecto del partido político CAMBIO RADICAL, Entonces por qué se va en contra de este Gobierno y no se le reclama a CAMBIO RADICAL?

Jesús Maria
11 de mayo de 2021 a las 21:42

No el beneficio que podamos obtener con esta reforma , cuando lo que está haciendo el gobierno es entregarle más poder a la EPS para que sigan abusando de los recursos de la salud , yo sugiero que en la mesa de consertasion debe estar los representantes de las asociaciones de usuarios , puesto que éstos saben y conocen cuál es la verdadera necesidad de los usuarios y saben dónde están las fallas del sistema .

Notas complementarias

Sección patrocinada por

Otras noticias de Salud pública

Documentos relacionados