Promocione sus productos o servicios con nosotros
Julio de 2020 Página 1 de 2

Claves para construir un programa de cirugía robótica exitoso

Por Meredith Peñuela Rojas, periodista de El Hospital

La asistencia robótica en la medicina se presenta como la evolución de procesos mínimamente invasivos, pero es indispensable saber cómo manejarla más allá del procedimiento quirúrgico, para justificar su compra.

Los brazos robóticos de asistencia se hacen cada vez más comunes en los quirófanos para procedimientos como urología, histerectomía, ginecología y cáncer. En el primer trimestre de este año, la compañía Intuitive vendió 237 sistemas de cirugía Da Vinci, completando un total de 5,669 equipos instalados a nivel mundial.

Latinoamérica, por su parte, no se queda atrás en la adquisición de esta tecnología. A marzo de 2020 Colombia tiene cinco de estos robots , Chile ocho, Venezuela cinco, Panamá dos, Uruguay uno y Brasil -que se comporta como otro continente-, 66, de acuerdo con la Dra. Lina María Trujillo, quien hace parte de la implementación de un programa de cirugía robótica en el Instituto Nacional de Cancerología, en Colombia. 

El robot quirúrgico Da Vinci, es un sistema que procedimientos mínimamente invasivos, que más que reemplazar al personal médico, facilita las labores a través de la consola de cirujano, el carro del paciente y del robot, por medio de los cuales el profesional de la salud puede tener una visión 3D de los órganos, vasos y tejidos que opera y, así, manipular el sistema con precisión y replicar los movimientos en el robot.

"La cirugía robótica, en compañía de la inteligencia artificial, el manejo de big data, la genética y la nanotecnología, solo por nombrar algunas, son áreas que, sin lugar a duda, transformarán para siempre nuestra manera de practicar la profesión, de ver y vivir la vida como médicos", afirma el presidente de la Asociación Colombiana de Cirugía Robótica, Juan Ignacio Caicedo.

Plan estratégico para adquirir un robot quirúrgico

El proceso para manejar un robot quirúrgico requiere tanto de una curva de aprendizaje por parte del operador, como de un plan estratégico y de adaptación por parte del hospital interesado en comprarlo.

"El éxito de un programa de cirugía robótica depende del objetivo inicial para su adquisición, los resultados entregados por el comité asignado y del entrenamiento de los cirujanos", asegura el Dr. Rafael Coelho, urólogo experto en cirugía robótica en Brasil, en diálogo con revista El Hospital. Por lo tanto, es importante que, antes de comprar un robot, la institución conozca el panorama y tenga en cuenta diferentes escenarios en juego. El Dr. Coelho, quien ha practicado más de 2.000 cirugías con esta técnica, sugiere siete pasos para ejecutar un programa exitoso de cirugía robótica.

  1. Establecer un plan de negocios

Un hospital debe instaurar sus objetivos frente a la compra de un robot, prever los gastos e ingresos que tendrá el equipo y los beneficios o complicaciones para aquellos pacientes que acceden al servicio y para la misma institución. 

Aquí se debe analizar el mercado, con el fin de entender el potencial de crecimiento del procedimiento, teniendo presente que, adicional a los beneficios de evolución quirúrgica, el concepto de sistema robótico es un imán comercial, al atraer la atención de más clientes, quienes preferirán a la institución por contar con equipos de tecnología avanzada.

  1. Definir el programa inicial

Ciertamente, desde el inicio se debe establecer un programa de implementación, en el que se especifiquen los pasos a seguir tras la compra del sistema, entre estos, la sala o habitación que el hospital destinará para el equipo, definir cómo capacitarán a sus empleados para el uso correcto del robot y cómo se hará seguimiento de la implementación.

  1. Comprar el sistema

Los costos de un sistema de asistencia quirúrgico corresponden a la generación del robot que se compre, la cual varía con las actualizaciones. En este punto es imprescindible tener presentes los costos fijos y variables.

En los fijos se tiene en cuenta el mantenimiento del sistema, el marketing a hacer y del entrenamiento, en el cual, los médicos de mayor experticia pueden enseñar a sus compañeros en algunas patologías. Sobre los costos fijos se contemplan instrumentación quirúrgica desechable, como las pinzas.

  1. Nombrar personal a cargo

Para el Dr. Coehlo, todo sistema de implementación debe contar con un comité a cargo, que lleve un control minucioso del programa, incluyendo el entrenamiento de personal nuevo y la coordinación de los negocios.

El líder de este equipo trabaja como un enlace entre los médicos y las áreas de marketing, el sitio web y el paciente. Así mismo, debe centrarse en el crecimiento del programa y actividades colaterales.


Palabras relacionadas:
Cirugía robótica; Compra asertiva de robot quirúrgico; Cirugía robótica en Latinoamérica; instalación de robot Da Vinci; robot para cirugía en hospitales; Plan de cirugía robótica para Hospitales; beneficios de cirugía robótica; planes de compra de un robot para cirugía; Estrategias para adquirir un robot quirúrgico; Consideraciones de un robot quirúrgico; Ventajas de adquirir un robot para cirugía;
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Industria de tecnología médica

Documentos relacionados