Page 40

EH-Junio-Julio-2018

IMÁGENES DIAGNÓSTICAS SUPLEMENTO ESPECIAL COLOMBIA Figura 1. Paciente de 51 años con diagnóstico histológico de carcinoma ductal in situ, carcinoma ductal infiltrante asociado en el cuadrante inferior interno de la mama izquierda. RM con secuencias con información T2 con saturación grasa (a) coronal y (b) sagital. Secuencias funcionales con medio de contraste con sistema CAD, (c) coronal, (d) sagital y (e) reconstrucción 3D MIP. Lesión con realce tipo no nodular, de distribución segmentaria con patrón en empedrado. El tipo de neoplasia maligna más frecuente fue el carcinoma de tipo ductal e infi ltrante (n = 74; 69,1 %) (fi gura 1 a, b, c, d y e) multicéntrico en el 16,2 % (n = 12) y multifocal en el 13,5 % (n = 10) de los casos. Se encontraron hallazgos adicionales en el 78,4 % de los casos (n = 58). La curva dinámica más común fue tipo lavado en el 59,5 % (n = 44), el patrón de realce más usual fue nódulo en el 74,3 % (n = 55). El 75,7 % (n = 56) de los casos tuvieron marcación de la lesión con Angiomap por CAD-Stream. El segundo tipo histológico de neoplasia maligna más prevalente en la población estudiada fue el carcinoma lobulillar infi ltrante, con 14 casos (13 %), se encontró multifocalidad en el 21,4 % (n = 3) de los pacientes, pero no multicentricidad. En el 28,6 % (n = 4) se encontró extensión al complejo areola-pezón y en el 92,9 % (n = 13), hallazgos adicionales. El tipo de curva dinámica más común fue el lavado 64,3 % (n = 9) y el patrón de realce tipo nódulo en el 50 % (n = 7) de los casos. El 71,4 % (n = 10) tuvo marcación de la lesión con Angiomap por CAD-Stream. El cáncer ductal in situ (tercer tipo histológico n = 12) se caracterizó por mostrar en el 100 % de los casos hallazgos adicionales. En dos casos (18,2 %) se evidenció multifocalidad y multicentricidad. En el 45,5 % (n = 5) se encontró curva de lavado, el 54,5 % (n = 6) mostró un patrón de realce en forma de nódulo y el 81,8 % (n = 9) tuvo marcación de lesión con Angiomap por CAD-Stream. El cambio de actitud terapéutica fue más frecuente en los casos clasifi cados como carcinoma ductal infi ltrante, 74,1 % (n = 20). Al realizar un análisis comparativo de las variables evaluadas en el estudio según el cambio o no de actitud terapéutica, no se encontró diferencia estadísticamente signifi cativa en ninguna variable. En los casos en los que se comprobó un cambio de actitud terapéutica, el tratamiento inicial con mayor frecuencia de cambio fue la neoadyuvancia en el 78,3 % (18) de estas pacientes. En relación con el cambio según el tratamiento inicial registrado, el manejo posterior a la RM y el tipo histológico de la neoplasia, se resaltan los siguientes cambios: - Tratamiento inicial conservador: en el 66 %, dos casos, el manejo posterior fue con mastectomía más vaciamiento, clasifi cándose un caso como carcinoma ductal infi ltrante y un caso como carcinoma ductal in situ. Un caso (33,3 %) se clasifi có como carcinoma ductal infi ltrante y el manejo posterior fue con neoadyuvancia. En tres de los casos (100 %) donde se evidenció cambio en el manejo se encontraron hallazgos adicionales. ACR - Tratamiento inicial de neoadyuvancia: en el 83,3 % (n = 15) de casos el manejo posterior fue con mastectomía más vaciamiento, y el más común fue el tipo de carcinoma ductal infi ltrante (n = 12; 66,7 %). En tres casos (16,7 %) el manejo terapéutico posterior fue conservador y se clasifi caron como carcinoma ductal infi ltrante en dos casos (11,1 %) y carcinoma lobulillar infi ltrante en un caso (5,6 %). En el 72,2 % (n = 13) de los casos donde se evidenció cambio en el manejo se encontraron hallazgos adicionales. - Tratamiento inicial mastectomía más vaciamiento: hubo cambio en dos casos, uno hacia manejo conservador y otro a neoadyuvancia. Los dos casos se clasifi caron como carcinoma ductal infi ltrante. En el 100 % (n = 3) de los casos donde se evidenció cambio en el manejo se encontraron hallazgos adicionales. Discusión En la actualidad se reconoce la importancia de la RM para las siguientes indicaciones: estudio para valoración adecuada de la extensión de la enfermedad en el pretratamiento (estadifi cación), detección de recidiva en la mama tratada, detección de neoplasia oculta (pacientes con diagnóstico histológico de metástasis en el ganglio axilar documentado), monitoreo de quimioterapia neoadyuvante, mujeres de alto riesgo por antecedente familiar de cáncer de mama por línea materna directa, idealmente con estudio genético o diagnóstico de cáncer de mama y evaluación de implantes mamarios (3). Varios análisis han publicado resultados favorables sobre su sensibilidad y especifi cidad (sensibilidad 95-100 % y especifi cidad 80-93 %), a pesar de la variación que se presenta según la indicación del examen (4-8). Se han encontrado avances importantes en el estudio del impacto de la RM de mama en el cambio de la conducta terapéutica, que es relevante al momento de defi nir un método terapéutico específi co y se ha demostrado que este se puede modifi car en un 11 al 20 % de los casos después de practicar esta técnica (6,8-11). Se destacan tres publicaciones en las que se resalta el cambio de la conducta terapéutica debido a los hallazgos de la RM (12,13). En el estudio de Camps y colaboradores (5) se realizó seguimiento a 338 pacientes con diagnóstico de cáncer de mama, en el cual se describe un cambio de conducta en el 24,2 % de los casos. Del total de estos casos, el cambio de actitud fue correcto en el 20,4 % y con mayor frecuencia consistió en la modifi cación de cirugía conservadora (30,4 % escisiones adicionales), seguido de cirugía conservadora a mastectomía (29,1 %). En otro estudio, publicado por Avendaño y colaboradores (14), se informa un cambio de C6 JUNIO - JULIO / 2018


EH-Junio-Julio-2018
To see the actual publication please follow the link above