Page 14

EH-Junio-Julio-2018

Darrell J. Solet, MD. 12 JUNIO - JULIO / 2018 CORTESÍA INTOUCH HEALTH. CARDIOLOGÍA Por Darrell J. Solet, MD. Cardiólogo y director del programa de telemedicina del Cardiovascular Institute of the South, en Luisiana (EE.UU.) CADA 40 SEGUNDOS OCURRE un ataque al corazón, convirtiendo la enfermedad cardiovascular en la principal causa de muerte en los Estados Unidos. Desafortunadamente, a medida que aumenta el número de pacientes con enfermedades cardíacas, disminuye el número de cardiólogos disponibles para tratarlos. Una solución clave para este problema es aprovechar la tecnología de telesalud para conectar cardiólogos a las áreas donde los pacientes más los necesitan, a menudo en zonas rurales. La telecardiología no solo resuelve el problema de “acceso”, sino que también proporciona un impulso fi nanciero a la institución que recibe la consulta del especialista en el proceso. Como cardiólogo, he visto de primera mano cómo la telesalud puede tener un impacto positivo en el acceso de los pacientes a la atención especializada y sus resultados clínicos. En el Cardiovascular Institute of the South, aprovechamos las soluciones de atención virtual de compañías como InTouch Health para proporcionar experiencia general en cardiología en entornos de departamentos de Emergencias, así como en entornos hospitalarios para pacientes hospitalizados. La telecardiología impulsa el ROI y los resultados positivos A través de nuestro programa de telecardiología en los Estados Unidos, hemos logrado un retorno de la inversión global (ROI, por su sigla en inglés) del 180 por ciento. Estas cifras de ROI tienen en cuenta los ingresos generados por los pacientes que permanecen en el hospital dividido por el costo mensual del servicio. Nuestros datos acumulados muestran que más de 7 de cada 10 pacientes permanecen en el hospital, en lugar de ser transferidos, y su duración promedio de estadía es de tres días. Con un promedio de US$ 1.500 por paciente por día, esto se traduce en US$ 4.500 en ingresos por paciente, lo que luego se puede cotejar con el porcentaje de pacientes que se mantienen y la tarifa de servicio mensual del programa para determinar las estimaciones de ROI. Más allá del ROI, también hemos sido testigos de que la telecardiología mejora los resultados. Nuestro equipo generalmente realiza el primer contacto clínico con el paciente y brinda recomendaciones en menos de 30 minutos, mucho más rápido que esperar a que el especialista llegue en persona, lo cual puede demorar una hora o más dependiendo de la ubicación de la institución. La consulta con uno de nuestros especialistas le da al equipo residente en el departamento de Emergencias la capacidad de tomar decisiones rápidas e informadas teniendo en cuenta los mejores intereses del paciente. El tiempo de respuesta puede ser aún más rápido según el diagnóstico del hospital y las efi ciencias del laboratorio. Cuando los pacientes cardíacos de alto riesgo acuden a un hospital rural, casi siempre son trasladados a otro hospital para recibir un nivel más alto de atención de especialistas. Al tener acceso a un cardiólogo (especialista), ahora más del 70% de esos pacientes y sus familias pueden permanecer en sus comunidades locales para recibir la atención médica que necesitan, evitando traslados que pueden ser potencialmente muy costosos e inconvenientes. El impacto fi nanciero para un hospital rural también es signifi - cativo debido a la capacidad de captar ingresos que de otro modo se habrían perdido. Tener un cardiólogo en el equipo de toma de decisiones médicas permite un verdadero cuidado multidisciplinario que benefi cia a todos los involucrados. Por último, sabemos que la satisfacción del paciente es un indicador de resultados de calidad, y nos complace informar que nuestro programa de telecardiología ocupa el percentil 96 entre todos los programas hospitalarios en los Estados Unidos. Nuestros pacientes califi can nuestro servicio con base en cuatro medidas: el cardiólogo, la tecnología, sus necesidades satisfechas y su disposición a recomendar este tipo de servicio a sus familiares y amigos. El escepticismo temprano con respecto a la recepción de este tipo de tecnología por parte de los pacientes se evaporó casi de inmediato. Un paciente comentó: “Fue como si la pantalla y la cámara desaparecieran, y el Dr. Solet estuviera allí en la habitación conmigo”. Casos de uso de telecardiología La telecardiología se puede aprovechar de muchas maneras; aquí hay cuatro de los casos de uso más comunes: 1. Apoyar a los hospitales rurales con cobertura de cardiología limitada El caso de uso más convincente para telecardiología es proporcionar acceso al especialista donde actualmente esa facilidad para la atención no existe. Al conectar un hospital rural con servicios de cardiología, los pacientes cuentan con una mejor alternativa TELECARDIOLOGÍA: SALVANDO VIDAS DESDE EL CORAZÓN El cardiólogo Darrell J. Solet, del Cardiovascular Institute of the South, expone algunas ventajas de la telecardiología y sus casos de uso en la actualidad.


EH-Junio-Julio-2018
To see the actual publication please follow the link above