Page 13

EH-Junio-Julio-2018

ONCOLOGÍA Y RADIOTERAPIA de Alzheimer. Tales técnicas tienen el potencial para la detección temprana incluso antes de que haya signos clínicos manifiestos y para controlar la eficacia de las estrategias preventivas y terapéuticas, suponiendo que éstas o el desarrollo de agentes de imagen visualicen un sustituto relevante de la enfermedad clínica. En este caso, se presume que el grado de deposición tau o amiloide beta refleja el grado de la enfermedad de Alzheimer y se ha propuesto que se use para evaluar la eficacia de las intervenciones de la enfermedad. Aplicaciones de terapia génica Las nuevas técnicas terapéuticas requieren nuevos enfoques de imágenes. La terapia génica y la terapia celular han tenido éxito reciente, pero están limitadas por la incapacidad de localizar visualmente y cuantificar la expresión génica o la localización celular sin biopsia. Esto se puede abordar utilizando imágenes corresponsales donde un gen para imágenes se inserta en el vector de terapia génica. Comúnmente, este inserto da como resultado la producción de una proteína que puede ser fotografiada o puede unirse a un agente de formación de imágenes. Más comúnmente, el agente de imágenes es un radiofármaco, ya que las técnicas de medicina nuclear tienen la mayor sensibilidad, pero la resonancia magnética puede aparecer en el futuro. Debería ser posible insertar un gen diseñado apropiadamente para obtener imágenes en una variedad de vectores de terapia génica de manera que se puedan formar imágenes de varios vectores o tipos de células. Además, debería ser posible vincular el gen de formación de imágenes a un gen terapéutico para que las imágenes puedan ayudar a medir la expresión del gen terapéutico. Idealmente, el sistema de genes de formación de imágenes del corresponsal permitirá imágenes en pacientes, es pequeño para encajar en vectores, no es inmunogénico y no depende de su función de formación de imágenes para no alterar la función celular normal. Estos informadores están disponibles, como la señalización de reporteros deficientes basados en el receptor de somatostatina tipo 2. Este tipo de imágenes permitiría además terapias genéticas y celulares. Enfoque de equipo Las imágenes moleculares requieren equipos de expertos en biología, química, física e instrumentación. Necesitan desarrollo desde el principio hasta el final y experiencia en comercialización para llevar las innovaciones a los pacientes. La imagen molecular ya se ha establecido en la clínica y los nuevos enfoques sugieren un potencial para mejorar las imágenes actuales, así como un gran conocimiento para desarrollar nuevas orientaciones para satisfacer las necesidades futuras. Originalmente publicado en inglés en RSNA News, Vol. 28, Edición 3 (marzo 2018). Derechos reservados © 2018, Sociedad Radiológica de América del Norte. Reproducido con permiso. Traducido por El Hospital El Hospital agradece la colaboración editorial de la Sociedad Radiológica de América del Norte (RSNA) para este artículo. Lea más y opine en: www.elhospital.com Busque por: EH0618IMCA www.elhospital.com 11


EH-Junio-Julio-2018
To see the actual publication please follow the link above