-01-RES39-IO-EH_72-3_COL 3-20 12

EH_Junjul2016

WWW.ELHOSPITAL.COM MEDICINA INTERNA - CIRUGÍA SUPLEMENTO COLOMBIA C13 Posteriormente se han dado grandes avances en la magnificación óptica de los instrumentos, que permiten incluso llegar a 200 x, y con la aplicación de colorantes como el índigo carmín (cromoendoscopia) es posible, en tiempo real, ir más allá de la sola visualización macroscópica de las lesiones. Es así como el doctor S. Kudo propuso que mediante el sistema de lentes de magnificación óptica se podía ver la forma de la apertura de las criptas patrón glandular y/o Pitt Pattern, pudiendo predecir la histología de las lesiones polipoideas y diferenciarlas entre neoplásicas y no neoplásicas o entre adenomatosas e hiperplásicas. (2) Igualmente, la forma como se aplica la distribución de la luz sobre las lesiones a nivel capilar ha permitido el avance de nuevas tecnologías con NBI (Narrow Band Image, por su sigla en inglés) y FICE (Fujinon Intelligent Chromoendoscopy, por su sigla en inglés), que pueden obtener los mismos resultados, acercándose a la magnificación óptica mencionada. Existen estudios recientes de endomicroscopia en proceso que permiten histología in vivo. (3) También se ha desarrollado tecnología en otros campos, como la amplitud de la imagen para mejorar la visualización (colonoscopia de 330 grados o con tercer ojo, que logra una mayor cobertura en el área de examen, con posibilidad de mayor índice de tasa de detección de lesiones); el entrenamiento y desarrollo de tubos con mejor angulación y rigidez variable, así como accesorios e implementos terapéuticos (electrobisturí de última generación con técnicas avanzadas de polipectomía y disecciones de la mucosa en diferentes formas), inserción de stent para paliación de lesiones malignas, marcación de lesiones con tinta china para su remoción con laparoscopia, fabricación de elementos de control de sangrado y perforación y dilatación de lesiones estenóticas mediante balones hidroneumáticos, son grandes ayudas para el manejo de diversas enfermedades del colon. A pesar de todos los avances tecnológicos con que cuenta hoy en día la colonoscopia, es importante señalar que es un examen operador dependiente y por lo tanto hay que enfatizar en los estándares de calidad del procedimiento. Por esa razón se han creado en los Estados Unidos y Europa diferentes asociaciones con el ánimo de analizar e impulsar unos parámetros básicos de calidad para este procedimiento. Pero ¿por qué medir calidad? Los estudios realizados desde comienzos de la década pasada en Estados Unidos muestran la aplicación de 438.521 colonoscopias entre el 2004 y 2006, llevadas a cabo en 73 unidades de endoscopia, de las cuales 13,9% no reportan preparación, 14% no registran intubación cecal, 14,7% no indican adecuado manejo en resección de pólipos, y la detección de estos varía de 4% a 10%. (4) Esto ocasiona que aumenten los costos por pérdida de confiabilidad hasta en 22% y sobre todo existe un mayor riesgo de cáncer de intervalo entre una colonoscopia y otra de 0,3% al 0,9%. (5) El año anterior se publicó un consenso de las principales asociaciones referentes en el tema: Asociación Americana de Endoscopia Gastrointestinal, Asociación Americana de Gastroenterología y el Colegio Americano de Gastroenterología (AAEG, AAG, CAG), se analizó la evidencia existente y se redefinieron parámetros básicos de calidad que se deben tener en cuenta en la realización de la colonoscopia. (6) Dentro de estos se señalan parámetros antes, durante y posterior al examen. Antes del procedimiento se mencionan: indicación de la intervención, consentimiento informado, recomendaciones de seguimiento pospolipectomía, frecuencia en el seguimiento de los pacientes con enfermedad inflamatoria, reporte de la tasa de detección de adenoma (el cual se plantea como uno de los más importantes). Durante el procedimiento se refie


EH_Junjul2016
To see the actual publication please follow the link above