-01-RES39-IO-EH_72-3_COL 3-20 5

EH_Junjul2016

C6 SUPLEMENTO COLOMBIA ORTOPEDIA Y REHABILITACIÓN JUNIO/JULIO - 2016 patrimonio de cada institución y del Estado, y por supuesto teniendo como ente central el paciente, en pro del mejoramiento continuo y el desarrollo con implementación de nuevas estrategias. Esta herramienta se utiliza con el fin de generar diseños estandarizados de procesos, con el propósito de que las acciones se realicen de forma más eficiente y se utilicen los recursos, como espacio físico, tiempo, mano de obra, insumos, orientación del paciente y su bienestar. Ejemplos de esto se ven en la literatura inglesa, como reportes de una importante disminución en la incidencia de infección en reemplazos primarios electivos, los cuales pasaron del 4,4% en 1986 al 1% en el 2004, como lo exponen Bloom y colaboradores en una serie de 931 casos de reemplazo de rodilla primario (6). Las instituciones prestadoras de servicios en salud al conocer y medir estadísticamente sus aciertos y eventos adversos en reemplazos articulares pueden intervenir y ejecutar acciones en pro del mejoramiento continuo y el de sus funciones con el firme propósito de dar eficiencia a sus procesos. De esta forma se benefician mutuamente población e instituciones, así como el Estado, y se conocen los costos en salud, con lo cual se logra una atención de máxima calidad, realizando una planeación con bases reales. La osteoartrosis (OA) o gonartrosis, como se le denomina a la artrosis en el área de la rodilla, se genera por causas mecánicas, como la alteración en la carga en personas con deformidades en la alineación de los miembros, o por enfermedades sistémicas, como son los diferentes tipos de artritis, y algunas traumáticas, como ocurre con las lesiones de meniscos, ligamentos o secuelas de fracturas a este nivel, y las idiopáticas, como aquellas que aún no tienen una causa directa y pueden estar relacionadas con factores hereditarios; esto ocasiona cambios en el cartílago, que va perdiendo sus características biomecánicas y origina una alteración en el hueso adyacente (7). Una vez ocurrido el cambio a este nivel, inclusive puede llegar el contacto hueso con hueso, lo que produce el deterioro de la calidad del estilo de vida (7, 8). Actualmente la artroplastia de rodilla se ha convertido en uno de los recursos más importantes desde el punto de vista quirúrgico ortopédico para el tratamiento de la gonartrosis moderada o severa. Los resultados obtenidos tras el manejo quirúrgico han demostrado gran éxito y aceptación unánime del cuerpo médico y los pacientes (tasa de satisfacción por encima del 85%) (7). Con el desarrollo de nuevas técnicas quirúrgicas, avances en la adecuación de procesos y manejo multidisciplinario del paciente se han incrementado las tasas de satisfacción y reducido los eventos adversos, asociados a una toma de conciencia y mejoramiento del recurso disponible (9). En EE. UU., por ejemplo, desde los años 90 se ha presentado un incremento anual cercano al 10% en cuanto al manejo quirúrgico de la gonartrosis o reemplazo total primario de rodilla; allí, en 1997 se realizó un total de 227.000 cirugías, y diez años más tarde (2007) alcanzó una cifra total de 300.000 artroplastias de rodilla/año. Y según proyecciones clínicas y epidemiológicas a futuro, en el 2030 se acercaría al medio millón por año (9, 10). Nuevos avances El desarrollo de nuevos diseños, estandarización de la técnica quirúrgica, profilaxis antimicrobiana y técnicas de fijación han disminuido las tasas de complicaciones, lo cual ha evitado recurrir a uno de los manejos menos deseados por los cirujanos, como LA ARTROPLASTIA DE RODILLA SE HA CONVERTIDO EN UNO DE LOS RECURSOS MÁS IMPORTANTES DESDE EL PUNTO DE VISTA QUIRÚRGICO-ORTOPÉDICO PARA EL TRATAMIENTO DE LA GONARTROSIS MODERADA O SEVERA


EH_Junjul2016
To see the actual publication please follow the link above