-01-RES39-IO-03-30 EL HOSPITAL 14

EH_Junjul2016

IMÁGENES DIAGNÓSTICAS - www.elhospiat l.com 15 ONCOLOGÍA Lea este artículo en www.elhospital. com Busque por: EH0616RADIOC CORTESÍA CORTESÍA metros hemodinámicos (volumen y flujo sanguíneo cerebral; y tiempos de tránsito medio, de llegada y al pico. La morfología vascular y el grado de angiogénesis son elementos importantes al evaluar los diferentes tipos de tumores y determinar su agresividad biológica, así como la respuesta a los tratamientos. La angiogénesis es un complejo proceso imprescindible para el crecimiento y metástasis de los tumores malignos. Un aumento del tejido sólido tumoral más allá de 1-2mm no puede darse sin un adecuado soporte vascular. Por lo tanto, los radiólogos deben valorar en el volumen sanguíneo cerebral el parámetro fundamental para la evaluación tumoral. Las lesiones o regiones tumorales con alto volumen sanguíneo cerebral representan áreas de mayor densidad capilar y por tanto de mayor agresividad. Pero también se usa para evaluar la eficacia de los distintos tratamientos, de tal forma que cuando los volúmenes cerebrales se encuentran altos son sugestivos a una respuesta desfavorable: • Si rCBV > 2,25, hay indicio de recidiva. • Si rCBV < 2,25, hay indicios de cambios post-tratamiento, incluida la radionecrosis • Espectroscopia: es una técnica que mide la concentración relativa de distintos metabolitos mediante una gráfica, como por ejemplo: Nactil Aspartato (NAA). Marcador neuronal. Su disminución implica daño. Creatinina (Cr). Se usa como referencia, por ser el metabolito más estable. Solo disminuye si existe un daño cerebral grande. Colina (Cho). Se manifiesta en la síntesis y destrucción de las membranas celulares, por lo que aumenta cuando existe proliferación celular. Lactato. Refleja metabolismo anaerobio. Lípidos: Aumentados en lesiones con necrosis. Todos estos parámetros se pueden resumir en que una lesión tumoral con proliferación celular tendrá altos los niveles de colina y del cociente colina/creatinina y colina /NAA (con disminución de NAA sobre todo si su origen es glial). Y si además se alteran los picos de lactato y lípidos se evidencia mayor agresividad por la presencia de necrosis. Pero si por el contrario, los picos de colina son normales y el cociente colina/creatinina es estable, no hay una lesión con proliferación. Cuantitativamente se puede determinar que: • Ratio colina (Cho)/Creatina (Cr) mayor de 1.1 y ratio colina (Cho)/Nacetyl aspartato(NAA) superior a 1,17, estarían relacionadas con recidiva tumoral, con sensibilidad de 89% y especificidad de 83%. • Pico de lípido-lactato y un descenso generalizado de los niveles de otros metabolitos sugerirían cambios posttratamiento y radionecrosis. En conjunto todos los hallazgos que proporcionan las distintas secuencias y técnicas avanzadas, dan una idea de si existe respuesta al tratamiento (tipo Secuencias de difusión (PDIF y mapa ADC) en las cuales se demuestra que restringe periféricamente como reflejo de la hipercelularidad en la periferia con núcleo necrótico. Espectroscopia multivoxel que muestra un pico de colina y aumento del cociente Cho/Cr, lo que refleja proliferación celular. Como el centro es necrótico hay picos de lactato y lípidos. Se trató con radiocirugía, entre otros tratamientos, y en la RM de reevaluación se encontraron los siguientes hallazgos: existe una llamativa y significativa reducción de volumen de la LOE intraaxial con práctica desaparición del edema (A y B) y subcentimétrico realce nodular tras la administración de contraste (C).No restringe en difusión (D, E) por lo que ya no existe hipercelularidad. según los criterios de McDonald y RANO) o sus posibles complicaciones (radionecrosis). *Médica radióloga, especialista en radiodiagnóstico del Hospital Universitario Ramón y Cajal, de Madrid, España. Adjunta de la sección de Neuroradiología del Hospital Universitario Torrejón de Ardoz, de Madrid, España.


EH_Junjul2016
To see the actual publication please follow the link above