Uso y compra acertada de dispositivos gracias al Departamento de Ingeniería Biomédica

Uso y compra acertada de dispositivos gracias al Departamento de Ingeniería Biomédica

Patrocinado por: Falta nombre

Comunicate con el proveedor:

Contactar

!noticia guardada!

Hoy son indispensables los dispositivos médicos en los servicios de salud de cualquier nivel. El Ingeniero Herbert Bravo, presidente de la Sociedad Mexicana de Ingeniería Biomédica (SOMIB), explica que los profesionales biomédicos tienen el perfil idóneo para trabajar en todo el ciclo de vida de estos instrumentos, desde el diseño y el desarrollo, hasta pasar por la comercialización, la aplicación y finalmente el reemplazo.

El surgimiento de la Ingeniería Biomédica en México durante los años 70’s fue consecuencia de la situación que atravesaba el Sistema de Salud. Aunque los informes de gobierno destacaban los avances en el control de enfermedades infecciosas y en los planes de infraestructura hospitalaria, por otro lado se presentaban escenarios de crecimiento poblacional en las ciudades principales y con ello, nuevos retos de salud pública.

Este panorama demandaba un perfil profesional con habilidades conjuntas de tres áreas: medicina, ingeniería y gestión administrativa. Desde entonces, y hasta el día de hoy, han sido muchos los avances que el gremio biomédico ha aportado a las instituciones de salud del país. Sin embargo, su nivel de profesionalización no ha tenido el suficiente reconocimiento acorde a su desempeño.

“El reto sigue siendo el mismo que hace 42 años cuando egresaron las primeras generaciones de biomédicos: aminorar el desconocimiento de los directivos de instituciones de salud sobre el impacto y el campo de acción de esta profesión”, dice el Ing. Bravo. Tras 40 años de historia, esta entidad se ha mantenido firme en el propósito de fortalecer y posicionar una comunidad de biomédicos cada vez más grande, no solo en México, si no a lo largo de Latinoamérica.

Rompiendo paradigmas con valor agregado

Debido a las rigurosas especificaciones de grado médico, el correcto funcionamiento de cada dispositivo implica niveles especiales de cuidado que garanticen su adecuado uso para brindar seguridad tanto al paciente, como a los usuarios de cada área clínica. Es entonces donde los biomédicos juegan un papel fundamental.

No cabe duda, de que los primeros Departamentos de Ingeniería Biomédica (DIB) -de México y Latinoamérica entera- comenzaron cubriendo una necesidad urgente de apoyar en las decisiones de compra, disponibilidad e implementación de los equipos médicos, explica el presidente de la SOMIB.

"Los DIB han evolucionado tanto que ahora son elementos clave para la toma de decisiones a nivel directivo en los hospitales, pues generan estadística, indicadores y modelos para la adquisición, uso seguro y eficiente de la tecnología médica", señala Bravo y enfatiza en que "este comportamiento poco a poco rompe el paradigma de que un DIB no aporta valor en una institución por tener la creencia de que no genera ingresos directos". Gracias al trabajo y resultados positivos de este departamento, existen hospitales que no conciben su funcionamiento sin un DIB y también hay personal médico que exige siempre la presencia de un ingeniero biomédico en sus procedimientos.

El alto desempeño y entrega que tienen los ingenieros biomédicos en los diferentes sectores laborales ha sido la mejor manera de posicionarse como una profesión de alto valor en procedimientos médicos y científicos. "Hoy contamos con una comunidad de estos profesionales cada vez más grande y organizada, no solo a nivel nacional a través de la SOMIB, sino a nivel Latinoamérica con el Consejo Regional de Ingeniería Biomédica para América Latina (CORAL)", señala el Ing. Bravo.

Talento de exportación

"El papel de México en el mercado de la salud es destacable, pues somos el octavo exportador de dispositivos médicos a nivel mundial dentro de una industria demandante y exacta, lo cual se suma al papel de la investigación, el emprendimiento y el sector gubernamental”, comenta el Ing. Bravo. No obstante, para que la voz del biomédico sea escuchada, el profesional debe alinear sus propuestas con el plan de desarrollo de cada institución y ser capaz de defenderlas.

En México existen actualmente 48 planteles universitarios donde se ofrece el programa de Ingeniería Biomédica o carreras afines. Esto ha obligado a la SOMIB a poner atención en el contenido curricular que brindan a los futuros profesionales y de esta manera identificar cuáles son los problemas y necesidades que tenemos como país. Bravo explica que, a través de su comité de educación han analizado la pertinencia de los programas de estudio, pero ha sido una tarea compleja porque, si bien hacen falta más asignaturas orientadas a la gestión, también es cierto que los avances en tecnología obligan a incluir materias de ingeniería que no se habían contemplado años anteriores.

Con ello, se busca clasificar y definir competencias, especialidades o áreas de concentración que, además de cubrir las necesidades de los empleadores, ayuden a los egresados a contar con las habilidades necesarias para desempeñarse en su actividad profesional.

La meta de la mayoría de los estudiantes es desarrollar su propio dispositivo y comercializarlo, sin embargo, son pocos los que llegan a un nivel lo suficientemente avanzado para lograrlo. Ante esto, la SOMIB ha impulsado la investigación y desarrollo de nuevas y mejores tecnologías médicas con miras a promover la inversión y la manufactura nacional.

"Estamos en un escenario donde nos convertimos únicamente en consumidores de tecnología extranjera y debemos corregirlo”, dice el Ing. Bravo. Bajo este contexto, se anunció la creación del primer Centro de Innovación y Desarrollo Tecnológico de Dispositivos Médicos en la ciudad de Guadalajara, Jalisco, como una iniciativa gubernamental, académica e industrial a través del Clúster de Ingeniería Biomédica de Jalisco, México.

Este centro será una plataforma para materializar las ideas innovadoras en productos comercializables. "Contamos con el capital intelectual para desarrollar nuestra propia tecnología y tenemos la confianza de que estos pasos serán decisivos para impulsar el mercado sanitario de manufactura nacional", concluye el directivo.

*Ingeniera Biomédica de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí (UASLP) con diplomado en Administración de Instituciones de Salud.

Te podría interesar...

Lo más leído

Centro de neurociencias
Industria de tecnología médica

Compensar y la Universidad de La Sabana se unen para habilitar una nueva IPS que ofertará ...

Laura Cristina Benavides Murillo, periodista de El Hospital・Jul 27, 2022
que-procedimientos-esteticos-se-pueden-financiar-traves-de-listo-pago-plazos
Cirugía

En el país, cerca de 50.000 personas se realizan algún tipo de procedimiento estético anua...

Jorge Iván Parada Hernández, periodista Revista El Hospital・Jul 27, 2022
que-procedimientos-esteticos-se-pueden-financiar-traves-de-listo-pago-plazos
Infraestructura

Falta text

Jorge Iván Parada Hernández, periodista Revista El Hospital・Jul 27, 2022

Notas recomendadas por el editor

27/07/2022

Nueva alianza B&A: Biomedicos Asociados LTDA

B&A Biomedicos Asociados LTDA, empresa establecida en Colombia desde 2004, tiene el gusto de presentar la nueva alianza creada con Amico Corporati

LEER MÁS »

27/07/2022

Humidificador electrónico Airvo 2

El Airvo 2 establece un nuevo estándar para la administración de la terapia de flujo nasal alto, proporcionando rendimiento y comodidad

LEER MÁS »

27/07/2022

Asuntos regulatorios en Colombia: ¡un paraíso!

Adicional al magnífico clima, naturaleza exuberante y la belleza de nuestra gente, Colombia ofrece ventajas altamente competitivas para las emp

LEER MÁS »