Unidades móviles para radiología y fluoroscopia

Unidades móviles para radiología y fluoroscopia

Patrocinado por: Falta nombre

Comunicate con el proveedor:

Contactar

!noticia guardada!

Introducción
Los equipos para la toma de imágenes diagnósticas han sido característicamente de gran tamaño, y su funcionamiento conlleva el uso de medidas de seguridad específicas para el personal que los opera y quienes tengan contacto con ellos (médicos, pacientes, personal paramédico), para evitar la radiación; se requieren espacios designados especialmente para su utilización e instrumentos protectores que posean la capacidad de bloquear los rayos mediante la utilización de plomo, entre otros elementos.

Debido a la necesidad de obtención de imágenes radiológicas (IR) en escenarios diferentes al servicio de radiología de una institución, bien sea en la sala de cirugía, la unidad de cuidados intensivos (UCI) o en la habitación del paciente, entre otras, el diseño de los equipos ha tenido cambios para permitir su fácil movilización y la entrada de los mismos en espacios reducidos, sin alterar su capacidad de toma de imágenes de alta calidad.

Unidades móviles
Hablando específicamente de especialidades médicas como ortopedia, cirugía y cuidado crítico (UCC) y de emergencia (UE), donde las imágenes son esenciales, tanto en el diagnóstico como en la terapéutica, la necesidad de unidades móviles para su obtención se hace indispensable.

Estas unidades móviles, que permiten la toma de imágenes radiológicas y fluoroscópicas (F), se conocen como "arcos en C", debido a su forma característica. Se utilizan para obtener IR/F portátiles sin desplazar al paciente al departamento de radiología, aun si este se encuentra en su cama de hospitalización o en la mesa de cirugía durante un procedimiento.

El equipo suele permitir la obtención de imágenes seriadas en tiempo real, facilitar el rápido diagnóstico y, en caso de pacientes con patologías quirúrgicas, disminuir el tiempo que permanecen bajo anestesia general.

Los arcos en C móviles se utilizan en múltiples procedimientos quirúrgicos mínimamente invasivos y de intervención, realizados en cardiología, urología, neurología y ortopedia, como reparación de aneurismas cerebrales, implantación de marcapasos cardiaco, reemplazo de cadera, reducción de fracturas y localización de cuerpos extraños, entre muchos otros procedimientos, tanto diagnósticos como terapéuticos, lo que nos da una idea de la gran utilidad y la importancia de su diseño (tamaño adecuado, facilidad de uso, seguridad para paciente y personal operador).

El equipo consiste en dos unidades móviles. Una que soporta el arco en C y la consola de control, y un carro que sostiene los monitores e instrumentos de procesamiento de imágenes y grabación.

Los arcos en C sin carro para el monitor son ideales para la toma de IR/F rápidas en UCI/unidades de atención coronaria, UE, urología, endoscopia, sala de operaciones, manejo del dolor y patologías del habla, donde hay menos espacio, mientras que las unidades con un carro monitor se utilizan de preferencia en procedimientos quirúrgicos ortopédico, laparoscópico o vascular.

El arco en C es un tubo curvo y liviano, con un sistema de toma de rayos X en un extremo y un intensificador de imágenes en el otro. Se diseña de manera que pueda realizar variaciones isocéntricas y movimientos lineales y de rotación, que permitan su adecuado posicionamiento ante el paciente, mientras permanece quieto.

Sistemas de control de frenado de una sola palanca en la rueda trasera permiten un posicionamiento preciso en cualquier parte del área del quirófano.

Los movimientos del arco en C deben estar equipados con contrapeso en todas las posiciones, lo cual lo hace estable incluso cuando se liberan los seguros, y permite cambios de proyección rápidos y sin esfuerzo durante los exámenes intraoperativos.

La rotación orbital de 45° hacia adelante y la extensión vertical de 20 cm permiten al arco adaptarse a los ángulos extremos de posicionamiento requeridos en muchos procedimientos. Estos movimientos, más fáciles y con un esfuerzo mínimo, se logran por medio de controles específicamente diseñados, incluidos en el arco en C.

El sistema de rayos X funciona de la misma manera que una máquina de rayos X convencional, en donde un filamento espiral de tungsteno (cátodo) y un ánodo (sitio diana) crean una corriente giratoria de electrones de alto voltaje, que finalmente llega al punto de foco y produce los rayos X. Utiliza también filtros de aluminio colocados en la vía del haz de luz, para absorber los rayos menos penetrantes (suaves). Los rayos X más penetrantes (fuertes) pasan a través de los filtros y toman forma por medio de colimadores. Se han integrado generadores de alta frecuencia, para disminuir de manera significativa la dosis de radiación administrada al paciente. Esta es una herramienta esencial y constituye una de las mayores ventajas en la implementación de las unidades móviles en radiología.

Otros elementos que permiten optimizar la calidad de la imagen de cada zona del cuerpo, utilizando la mínima dosis posible de radiación, incluyen: la capacidad de rotación de imagen digital sin radiación; programas para cálculo y administración de dosis específicas, según la localización anatómica deseada --para hueso/extremidad, pelvis/columna y corazón/tórax, y programas de imagen metal y diámetro grande del paciente--; fluoroscopia pulsada, con la posibilidad de mantener la última imagen captada en el monitor sin necesidad de tener activa la emisión de rayos; cálculo de dosis acumulada del paciente y la posibilidad de toma de buenas IR/F con la mitad de la dosis necesaria.

La consola de control consiste en una pantalla (touch-screen) de fácil manejo, permite al operador ajustar y modificar los parámetros que determinan la intensidad y la energía de los rayos X y, por lo tanto, la exposición y la calidad de la imagen.

Los sistemas de control de pantalla al tacto, y la automatización, proporcionan una interfaz de operador intuitiva para el usuario, que le permite concentrarse en el posicionamiento, mientras el sistema de control de IR/F determina los parámetros de formación de imágenes.

Algunos sistemas cuentan con monitores planos de LCD, de alta resolución y gran calidad de imagen, y un sistema digital que permite una amplia gama de contrastes, de especial importancia en el área de cirugía cardiovascular, donde el rápido movimiento del objeto visualizado demanda claridad y rapidez en la obtención de la imagen. Estos monitores pueden tener un ángulo de visión de 170°, posicionarse fácilmente de cualquiera de los dos lados del arco en C y rotar de manera independiente. El sistema de manejo de datos en la pantalla expone de manera sencilla la información, guiando al operador de una manera lógica a través de cada procedimiento.

Una vez que se han adquirido, las IR/F pueden guardarse en disco duro, memoria USB y disco DVD, para el registro práctico y digitalmente portátil de los datos de imagen del paciente. Los arcos en C móviles pueden ofrecer conectividad de red Dicom 3.0 completa, para el envío de imágenes de lista de trabajo, impresión y almacenado a la red hospitalaria. A su vez, los controles del arco en C permiten la conexión fácil a la infraestructura de red PACS/HIS/RIS del hospital.

Existen modernos arcos en C que permiten mejor maniobrabilidad por tener un diseño más compacto, son los miniarcos en C. Cuentan con una calidad de IR/F similar a los instrumentos de mayor tamaño, un campo de visión más limitado y una mecánica virtual que permite una distancia variable de intensificación de imagen/objeto.

Los arcos en C suelen tener la capacidad de almacenar IR/F en formato digital para múltiples propósitos: docentes, investigativos y médico-legales. Pueden tener la posibilidad de adaptación de un software de funciones de postprocesamiento, que permite transferirlas a otro lugar para una evaluación y procesamiento adicionales, como manipulación de las IR/F obtenidas para aumentar su resolución e interpretar los resultados de manera más exacta, en cualquier momento que sea necesario, sin requerir la presencia del paciente y su radiación innecesaria.

Los arcos en C se pueden integrar a la cirugía guiada por imagen, en la que la IR/F se vuelve un mapa de la anatomía del paciente, que se correlaciona con la posición en tiempo real del instrumento quirúrgico. De esta manera, el cirujano sigue los movimientos del instrumento sin requerir de tomas continuas de IR/F del paciente. Esta tecnología tiene su mayor impacto en neurocirugía, columna vertebral y cirugía ortopédica. Con las reconstrucciones multiplanares (MPR), secciones ortogonales (sagital, axial, frontal) y entrega de volumen, el arco en C permite visualizar rutas complejas de acceso y sitios intraoperatorios.

Es esencial en esta área la conectividad garantizada en el arco en C y su comprobada compatibilidad con diversos sistemas CAS. La cirugía CAS y los sistemas de arco en C pueden escogerse de manera independiente, para obtener el mayor beneficio para los requerimientos locales.

La obtención de IR/F tridimensionales (3-D) es posible con algunos de los últimos modelos de arcos en C. Contar con una imagen en 3-D permite reducir una de las mayores limitantes de las IR/F en dos dimensiones, y es la imposibilidad de cálculo del espesor de fondo de las estructuras visualizadas. Las imágenes 3-D son especialmente útiles en la fijación de fracturas óseas guiadas por fluoroscopia, en donde se requiere determinar la posición exacta del material de osteosíntesis.

Una característica importante de los arcos en C es la posibilidad de toma de IR/F por tiempo casi ilimitado, muy útil en procedimientos vasculares, cardiacos, electrofisiológicos y endoscópicos, que demandan visualización constante del área intervenida.

Debido a la alta producción de calor por la unidad durante la utilización del fluoroscopio, algunos arcos en C cuentan con un sistema de enfriamiento integrado, que consiste en un intercambiador de calor que se ubica en el extremo inferior del brazo y que se comunica con un radiador de calor de alta capacidad, ubicado en la base del arco en C. La temperatura de la unidad es monitoreada por un calculador de calor, que automáticamente ajusta el generador de poder para prevenir el calentamiento extremo de la unidad y extender al máximo el tiempo de fluoroscopia.

Como los arcos en C permiten la obtención de IR/F en casi cualquier lugar de una institución, se deben realizar los mejores esfuerzos por reducir la exposición radiológica de todo el personal. Los operadores deben utilizar protectores plomados y, en lo posible, la toma de IR/F se debe realizar en lugares donde la exposición de otros sea limitada. Se cuenta con pantallas portátiles, que sirven como barrera ante la radiación que se escape fuera del objetivo, y pueden localizarse según la necesidad del personal. El nivel de radiación del operador debe ser monitoreado, de acuerdo con las regulaciones locales (o nacionales), y debe incluir el uso de dosímetros permanentemente.

Además de las barreras físicas utilizadas para disminuir la radiación, la técnica de toma de imágenes es esencial en el campo de la prevención. El adecuado posicionamiento del paciente y de la unidad móvil son claves para evitar la emisión de rayos en direcciones no deseadas e ineficientes.

El mantenimiento técnico de la unidad debe ser realizado, de manera regular y constante, por personal entrenado en el funcionamiento del equipo. El arco en C debe mantenerse adecuadamente balanceado y alineado, para evitar su caída hacia el lado de mayor peso. Así mismo, debe protegerse ante colisiones repetidas, derivadas de su constante movilización por la institución, y ante el contacto con líquidos corporales del paciente, que pueden causar el daño irreparable de la unidad.

Una unidad móvil sin el adecuado mantenimiento puede liberar radiación inadvertidamente, a niveles más altos de los permitidos por estándares de seguridad, lo cual causa graves complicaciones en el personal susceptible (mujeres embarazadas, niños) y lesiones a largo plazo en los operadores (infertilidad, alteración gonadal, disfunción tiroidea, entre otros).

Conclusiones
Los avances radiológicos son unos de los más notorios de la medicina en general, y la posibilidad de contar con equipos que permitan identificar de una manera clara y fiel las múltiples patologías, y facilitar tanto su diagnóstico como su manejo, hacen la diferencia entre una institución moderna y la que se queda en el tiempo.

Ante la decisión de adquirir un "arco en C", es prudente que la institución realice un balance de costos, en el que no solo debe incluirse el valor inicial del equipo, sino también cada uno de los gastos derivados de su mantenimiento y del personal requerido para su operación, en el marco de su vida útil. De esta manera se hacen evidentes las ventajas a largo plazo y se contraponen las limitantes, generalmente expresadas en costos económicos.

La adquisición de una unidad móvil, para la toma de IR/F, trae ventajas en el campo diagnóstico y terapéutico de diferentes especialidades médico-quirúrgicas. Entre las principales ventajas están la agilización de procedimientos diagnósticos, mayor comodidad del paciente, descongestión del departamento de radiología, disminución del tiempo quirúrgico y de anestesia general, y mayor exactitud en procesos terapéuticos.

En la medida que sea posible contar con avances tecnológicos como éste, que permitan agilizar algunos de los eventos a los que rutinariamente debe someterse a un paciente, la institución logrará mejorar la calidad de los servicios prestados y tomar una mejor posición con respecto a su competencia, al mismo tiempo que garantiza a los usuarios una atención más eficiente, acertada y segura.

Te podría interesar...

Lo más leído

Centro de neurociencias
Industria de tecnología médica

Compensar y la Universidad de La Sabana se unen para habilitar una nueva IPS que ofertará ...

Laura Cristina Benavides Murillo, periodista de El Hospital・Jul 27, 2022
que-procedimientos-esteticos-se-pueden-financiar-traves-de-listo-pago-plazos
Cirugía

En el país, cerca de 50.000 personas se realizan algún tipo de procedimiento estético anua...

Jorge Iván Parada Hernández, periodista Revista El Hospital・Jul 27, 2022
que-procedimientos-esteticos-se-pueden-financiar-traves-de-listo-pago-plazos
Infraestructura

Falta text

Jorge Iván Parada Hernández, periodista Revista El Hospital・Jul 27, 2022

Notas recomendadas por el editor

27/07/2022

Nueva alianza B&A: Biomedicos Asociados LTDA

B&A Biomedicos Asociados LTDA, empresa establecida en Colombia desde 2004, tiene el gusto de presentar la nueva alianza creada con Amico Corporati

LEER MÁS »

27/07/2022

Humidificador electrónico Airvo 2

El Airvo 2 establece un nuevo estándar para la administración de la terapia de flujo nasal alto, proporcionando rendimiento y comodidad

LEER MÁS »

27/07/2022

Asuntos regulatorios en Colombia: ¡un paraíso!

Adicional al magnífico clima, naturaleza exuberante y la belleza de nuestra gente, Colombia ofrece ventajas altamente competitivas para las emp

LEER MÁS »