Inyectores de medio de contraste: herramienta básica

Inyectores de medio de contraste: herramienta básica

Patrocinado por: Falta nombre

Comunicate con el proveedor:

Contactar

!noticia guardada!

En una era en la que las imágenes han tomado la delantera en el diagnóstico de múltiples patologías por medio de métodos no invasivos, la utilización de dispositivos que facilitan la obtención de estudios dinámicos es una práctica común.

**B2BFOTO**Para el diagnóstico de ciertas patologías se necesita la utilización de diferentes medios de contraste, según el método utilizado para obtener la imagen; el conocimiento de la fisiología de este material en el organismo ha facilitado la realización de estudios dinámicos, que permiten demostrar con gran precisión el comportamiento de las lesiones en órganos sólidos para determinar su naturaleza, así como opacificar de manera selectiva estructuras vasculares arteriales o venosas, según el objetivo del examen.

Tanto para la realización de estudios con contraste en resonancia magnética y escanografía, como para los procedimientos mínimamente invasivos en radiología, hemodinamia y electrofisiología, entre otras, los inyectores de medio de contraste son una herramienta esencial, que permite obtener un estudio de óptima calidad.

El inyector de medio de contraste consiste en una o dos jeringas ensambladas a un sistema electromecánico, que mueve sus émbolos hacia adentro y afuera para la administración del agente a través de una extensión endovenosa. El sistema es controlado por el operador del equipo, quien cuenta con una pantalla de contacto, en donde puede introducir datos acerca del volumen (ml) del medio que se va a utilizar, el flujo o caudal (ml/seg) deseado y la presión (psi) de alarma del sistema, como método de seguridad para evitar extravasación del medio. Para esta última propiedad, el inyector cuenta con un sistema automático de medición de presiones durante la inyección del contraste, con el fin de terminar la infusión en el momento en que se detecte un aumento de presión. En un estudio típico de escanografía, por ejemplo, la presión pico puede alcanzar los 300 a 325 psi. Cualquier obstrucción, tanto en el sistema de conexión como en el catéter de venopunción o en la estructura vascular canalizada en el paciente, hará que se eleve la presión del sistema y aumente el riesgo de ruptura del mismo o de extravasación del medio de contraste a los tejidos blandos. Entonces, la autorregulación de presiones es una medida de seguridad esencial.

Otra de las grandes ventajas de la utilización de un inyector es la capacidad de programar un tiempo de delay (retraso) para la inyección. Según el objetivo del estudio, se deseará obtener la imagen en una fase arterial, venosa o tardía para la demostración de diferentes patologías; la utilización del delay permite realizar la programación de la administración del contraste a priori, y de esta manera optimizar la calidad del estudio y aumentar su exactitud diagnóstica. Además, permite al operador conocer el tiempo que tiene antes de que comience a emitirse la radiación (en estudios escenográficos principalmente), para así evitar su exposición innecesaria a esta.

Una vez que se han determinado los parámetros de adquisición del estudio, el inyector administrará el volumen de contraste deseado a un caudal de flujo establecido y de manera constante, independientemente de la longitud o el diámetro del catéter, la viscosidad del medio de contraste o el flujo sanguíneo en el sitio de inyección.

Cuando el contraste entra al torrente sanguíneo, comenzará su dilución progresiva según diferentes factores (flujo sanguíneo, calibre del vaso, caudal al que se inyectó el medio, entre otros). Para estudios angiográficos especialmente, es de gran importancia contar con volumen y flujo constantes de medio de contraste durante la obtención de las imágenes, ya que de esto dependerá la capacidad de opacificar tan solo estructuras arteriales y permitir su evaluación adecuada.

Para optimizar estas características del bolo de contraste se han creado los inyectores de doble cabezal o doble jeringa, en los cuales una jeringa contiene el medio y la otra la solución salina. La inyección de un bolo de solución salina (aproximado de 40 cc) con las mismas características de flujo que el contraste, y de manera inmediata después de este, permite "compactar" el bolo de contraste y demorar su dilución, y así optimizar la capacidad de opacificar selectivamente las estructuras arteriales deseadas. En los estudios de angiografía convencional, angiotomografía computarizada y angiorresonancia, el uso de un inyector de doble cabezal es obligatorio si se quiere obtener exámenes de buena calidad.

Como es de esperar, la utilización de inyectores se debe realizar bajo estrictas normas de seguridad. Además del riesgo de extravasación de contraste a un caudal de flujo alto, se puede introducir aire al sistema venoso del paciente y causar un embolismo aéreo, potencialmente fatal. Para disminuir este riesgo, los inyectores cuentan con un sistema de autodetección de aire y de alarmas o mensajes de seguridad, que alertan al personal que lo utiliza para revisarlo de manera constante y asegurar la ausencia de aire en el mismo. El inyector detendrá la administración de medio si se presenta una eventualidad. Sin embargo, el sistema no es 100% seguro, por lo cual es esencial contar con la implementación de protocolos establecidos y personal debidamente entrenado para el manejo del inyector.

La ruptura del sistema de extensión endovenosa es un riesgo que también se debe tener presente, y se regula mediante la utilización del catéter de venopunción de calibre necesario y la programación de los parámetros de inyección adecuados, para evitar el exceso de presión en el sistema.

Conclusión
Los avances en el diseño de los inyectores de medio de contraste los han convertido en una herramienta muy útil en la práctica diaria de diferentes modalidades de estudio. Permiten ahora la obtención de imágenes de alta calidad y la demostración de lesiones y estructuras anatómicas seleccionadas, que antes no era posible definir de manera adecuada.

Su uso debe estar regulado por estrictas normas de calidad y seguridad para evitar accidentes, y se necesita personal debidamente entrenado para su programación.

Bibliografía
1. CT Contrast media power injectors can rupture conventional IV sets. Pennsylvania Patient Safety Advisory, 2008; 5 (4): 136-137.
2. ECRI Institute. Healthcare product comparison system. Injectors, contrast media, angiography; CT; MRI. Disponible en www.ecri.org.

Te podría interesar...

Lo más leído

Centro de neurociencias
Industria de tecnología médica

Compensar y la Universidad de La Sabana se unen para habilitar una nueva IPS que ofertará ...

Laura Cristina Benavides Murillo, periodista de El Hospital・Jul 27, 2022
que-procedimientos-esteticos-se-pueden-financiar-traves-de-listo-pago-plazos
Cirugía

En el país, cerca de 50.000 personas se realizan algún tipo de procedimiento estético anua...

Jorge Iván Parada Hernández, periodista Revista El Hospital・Jul 27, 2022
que-procedimientos-esteticos-se-pueden-financiar-traves-de-listo-pago-plazos
Infraestructura

Falta text

Jorge Iván Parada Hernández, periodista Revista El Hospital・Jul 27, 2022

Notas recomendadas por el editor

27/07/2022

Nueva alianza B&A: Biomedicos Asociados LTDA

B&A Biomedicos Asociados LTDA, empresa establecida en Colombia desde 2004, tiene el gusto de presentar la nueva alianza creada con Amico Corporati

LEER MÁS »

27/07/2022

Humidificador electrónico Airvo 2

El Airvo 2 establece un nuevo estándar para la administración de la terapia de flujo nasal alto, proporcionando rendimiento y comodidad

LEER MÁS »

27/07/2022

Asuntos regulatorios en Colombia: ¡un paraíso!

Adicional al magnífico clima, naturaleza exuberante y la belleza de nuestra gente, Colombia ofrece ventajas altamente competitivas para las emp

LEER MÁS »