70 años de la Asociación Colombiana de Radiología

70 años de la Asociación Colombiana de Radiología

Patrocinado por: Falta nombre

Comunicate con el proveedor:

Contactar

!noticia guardada!

Fue en el año 1945, a finales de la Segunda Guerra Mundial, con la conmoción posterior a la culminación de la gran guerra y el despertar de una nueva era, el momento propicio para cuestionarse acerca de la necesidad de cambio y de la búsqueda del crecimiento a través del trabajo mancomunado. En este marco unos visionarios médicos radiólogos colombianos idearon la conformación de una sociedad de colegas, quienes tenían en común un gusto especial por la radiología y su aplicación en el diagnóstico de enfermedades no visibles externamente.

Si bien es cierto que las posibilidades de diagnóstico eran limitadas, ya que inicialmente solo se contaba con las imágenes generadas por la emisión de rayos X, que literalmente atravesaban el cuerpo para producir impresiones superpuestas sobre placas radiográficas (el primer equipo de rayos X fue traído a Colombia por el doctor Montoya Flórez, de Medellín), la eventualidad mágica de ver más allá de lo imaginable y de imaginar lo que no se ve era suficiente compensación para el trabajo de estos pioneros de la radiología colombiana, que contribuían en gran manera con sus colegas médicos para el estudio de las patologías otrora imposibles de diagnosticar sin la intermediación de una cirugía abierta con desenlace incierto.

Debido a esta necesidad de ahondar en el conocimiento de la radiología y su aplicación, el 12 de julio de 1945 se crea en Bogotá, por iniciativa del doctor Gonzalo Esguerra Gómez, la primera sociedad científica del país: la Sociedad Colombiana de Radiología (SCR). La agremiación es producto del importante papel que ya para esta época había jugado la radiología en el avance de la medicina colombiana. Se reunieron en la ciudad de Bogotá por invitación del doctor Esguerra, en su residencia, los doctores Marino Barona, Francisco Convers, Alfonso Esguerra, Gonzalo Esguerra, Pablo Emilio Falla, Pablo Hane, Alberto Novoa, Enrique Otero, Campo Elías Pedraza, Roberto Restrepo, Eduardo Ricaurte y Carlos Trujillo, con el fin de constituir la Sociedad Colombiana de Radiología.

Para entonces los estatutos estaban basados en los de la Sociedad Argentina de Radiología, muy afín a la colombiana ya que muchos de los médicos del país que no manejaban un segundo idioma y que por lo tanto no podían acceder a los avances de la ciencia que se generaban en Europa y Estados Unidos buscaban consolidar sus estudios en los hospitales ya reconocidos del cono sur de nuestro continente.

Los temas tratados en las reuniones académicas mensuales que comenzaron a llevarse a cabo se basaban en casos clínicos presentados por miembros de la sociedad, hecho importante, debido a que era una ciencia relativamente nueva que obligaba a los profesionales en su rama a unirse y compartir generosamente sus conocimientos y experiencias. Los primeros casos presentados fueron: quiste aéreo del pulmón (quiste balón), hiperostosis frontal interna, úlcera péptica antes y después de tratamiento con Aldrox, hernia hiatal del esófago, cuerpos extraños de esófago, lepra en huesos del pie, bario en tráquea por fístula gastro-esofágica, osteomalacia y tomografía lineal del pulmón por diagnóstico de masa.

El 15 de octubre de ese año se efectúa una sesión extraordinaria de la Sociedad para organizar lo que sería la conmemoración de los 50 años del descubrimiento de los Rayos X, el 8 de noviembre. Para recordar esta efemérides se realizan dos actos: en horas de la mañana en el Instituto Nacional de Radium, conferencias de los profesores de radiología, presentación de casos y visita a los servicios, y en horas de la tarde en la Facultad de Medicina (Salón de la Academia Nacional de Medicina) colocación de placa conmemorativa, palabras del doctor Gonzalo Esguerra Gómez, una conferencia del doctor Roberto Restrepo y un cóctel ofrecido por la SCR.

Debido a las nuevas circunstancias que se presentan en el país para el ejercicio médico, la Sociedad adelantó el primer estudio de tarifas en julio de 1946, con el objetivo de unificar costos y proteger la oferta de servicios de la especialidad, involucrándose también en asuntos gremiales. Asuntos relacionados con la Caja Nacional y el Instituto de Seguros Sociales son debatidos también en las reuniones científicas médicas durante los años siguientes.

Para ese tiempo los miembros de la Sociedad comienzan a ejercer una labor académica y científica que incrementa el nivel de la especialidad, con participación de radiólogos en las diferentes asociaciones y academias científicas del país, algunos de ellos cofundadores de la Asociación Colombiana de Sociedades científicas y de la Academia Nacional de Medicina. Los radiólogos forman parte del desarrollo científico y médico del país, al tiempo que los nuevos equipos y desarrollos tecnológicos van llegando con algún retraso debido a los altos costos para su adquisición y las dificultades para su importación.

Incorporación de tecnologías

Los primeros equipos de mamografía fueron adaptaciones realizadas a los equipos de radiología. Para el año de 1980 llega al país la xeroradiografía, que se aplicó fundamentalmente en los estudios de los problemas de seno así como en la localización de cuerpos extraños de partes blandas. El doctor Diomen Botero contactó a una compañía de Los Ángeles (Estados Unidos) a través de su representante en Bogotá, y fue con la asesoría de ellos que se importó la primera máquina de xeromamografía, pero para que  fuese vendida y despachada a nuestro país, el doctor Botero debió tomar un curso de un mes en Houston (Estados Unidos), con personal de la empresa, pues no habría servicio técnico para su equipo y sería él quien tendría que mantenerlo y repararlo. Por esa época en Cali, el doctor Rodrigo Caro hizo el mismo curso y trajo el primer equipo de xeromamografia a esta ciudad, iniciándose así este servicio en aquella zona del país.

Aunque el primer dispositivo ecográfico de contacto había sido creado 22 años atrás en 1957, esta tecnología tan solo ingresa a Colombia hasta el año de 1979.  La doctora María del Pilar Duque, entrenada en los Estados Unidos, inicia esta modalidad con rápida expansión de este método diagnóstico en el país. Las otras modalidades de diagnóstico por imagen ingresaron a Colombia con menor retraso; la tomografía axial computarizada había sido creada por Hounsfield en 1972 y fue traída al Instituto Neurológico de Colombia por el doctor Ricardo Patiño en 1978, siendo adquirida rápidamente en los años subsiguientes por grupos de radiólogos en las principales ciudades del país.

La resonancia magnética tuvo una evolución similar; los primeros equipos fueron desarrollados a partir del año 1981 logrando una evolución rápida debido al trabajo de múltiples grupos de investigación en Europa y Estados Unidos. Llega a Colombia a principios de la década del 90 traída a Bogotá por un grupo de radiólogos privados.  En Medellín la primera entidad de salud en incorporarla es la Clínica Medellín Centro, en 1991, y posteriormente el Instituto de Alta Tecnología Médica de Antioquia. En la zona Atlántica se instala en Barranquilla en 1992 traída por Regama. Y en Cali, la Clínica Neurocardiovascular Dime monta el primer equipo, en 1993; así como en Bucaramanga, la Fundación Oftalmológica de Santander, en 1994.

Desde sus inicios la SCR se constituyó por Zonales que representaron a los diferentes departamentos o regiones del país, y por muchos años su Presidencia y Junta Directiva se definían de acuerdo con la ciudad sede escogida para llevar a cabo el Congreso nacional. Esta modalidad loable, que no permitía el centralismo, dio lugar a que se presentaran dificultades en cuanto a su organización y operatividad, dificultando el crecimiento e impidiendo la preservación de archivos generales e históricos y demás documentos.

En 1988 comienza a  publicarse la Revista Colombiana de Radiología, órgano oficial de la SCR para la divulgación científica; los doctores Santiago Restrepo, Sonia Bermúdez y los diferentes comités editoriales realizaron un trabajo arduo e infatigable para posicionarla a nivel internacional dentro de las publicaciones de su género. Actualmente la revista continúa aportando conocimiento como el principal instrumento de difusión de la producción científica en imágenes diagnósticas y disciplinas afines en Colombia.

En el año 1993, durante la VII Convención Nacional de Radiología en Paipa, se aprobaron unos nuevos estatutos que representaron la reforma más importante de la sociedad hasta ese momento, en los cuales se amplían sus objetivos generales y específicos,  se crea el Comité de Evaluación, Promoción Profesional y Docencia, y en cumplimiento de una normatividad implementada en su momento se cambia el nombre de Sociedad Colombiana de Radiología por Asociación Colombiana de Radiología (ACR).

A partir del año 1997 y siendo Medellín sede de la Asociación, comienza a gestarse tanto a nivel de Junta Directiva como en las diferentes Zonales, un nuevo modelo de organización. Se realizan seminarios para discutir el modelo que permitiera afrontar los nuevos retos impuestos por las reformas de la seguridad social y los cambios en el ejercicio de la especialidad ante la presencia de nuevos actores en el campo de la salud. Como resultado de muchas horas de debate se decide realizar una reforma de estatutos que implicó diferentes cambios. A partir de ese momento y en los años subsiguientes se implementan importantes ajustes para el crecimiento y modernización de la Asociación. Es así como se pone en marcha el Programa de Promoción y Mejoramiento de la Calidad de la Radiología e Imágenes Diagnósticas, liderado inicialmente por el doctor Jairo Hernando Patiño, el cual es hoy día pionero en su tipo a nivel nacional y al que pertenece la gran mayoría de los radiólogos colombianos. Se trata de un proceso definido, sistemático, democrático y en permanente evaluación, basado fundamentalmente en la estimulación constante de las actividades académicas para fomentar entre los radiólogos la cultura de la capacitación continua con el propósito de mejorar la calidad de la atención que nuestra especialidad ofrece a la comunidad. Los radiólogos que son re-certificados dentro de este proceso obtienen el Sello de Recertificación Médica Voluntaria, distintivo que identifica al especialista que ha demostrado su compromiso con la actualización y con el mejoramiento de la calidad del servicio que brinda a sus pacientes.

Logros y avances

Tal vez uno de los factores más importantes dentro de la evolución de la Asociación fue el cambio de visión que se le da de manera natural a partir de la implementación de un esquema empresarial a partir del año 2000, con la configuración de un equipo administrativo con funciones específicas, y liderado por una gerencia.

Luego de una ardua y persistente labor ante el legislativo durante la presidencia del doctor Rodrigo Restrepo, la ACR logra que el Congreso de la República apruebe la Ley 657 de junio 7 de 2001 (Ley de la Radiología), mediante la cual se reconoce como especialidad médica a la Radiología e Imágenes Diagnósticas, siendo la segunda especialidad médica reglamentada por Ley en Colombia. De igual manera, en el mes de mayo de 2005 y ad portas de conmemorar 60 años, la ACR consigue la certificación de su sistema de gestión de calidad bajo la norma ISO 9001-2000, otorgada por Icontec, con lo cual logra posicionarse como la primera asociación médica colombiana en obtener este logro. Dicha certificación se ha renovado periódicamente e incluye todos los procesos de la Asociación.

Si algo ha caracterizado a la ACR durante estos 70 años es su capacidad de adaptación y evolución en concordancia con el avance de la especialidad que representa. Haciendo un parangón con la evolución de la tomografía computarizada (TC), en 1972 el doctor Godfrey Hounsfield con su primer escanógrafo se tomó nueve días para adquirir 28.000 medidas y 2,5 horas para reconstruir una imagen, la misma que una década más tarde era adquirida en 7 segundos y reconstruida en 4 minutos. Diez años después, con la introducción de la TC helicoidal, ya era posible obtener imágenes de cortes de un segundo de duración con reconstrucción en menos de un minuto. El avance más significativo se produjo posteriormente con la implementación de escáneres multidetector de rotación rápida.  Los primeros equipos con 4 filas contiguas de detectores activos dieron paso en pocos años a los de 16 y 64 filas respectivamente, lo que hizo posible la adquisición simultanea de un gran número de planos de corte. Además, el tiempo de rotación se redujo desde 1 segundo  típicos en equipos de corte único, hasta valores muy inferiores (0,3-0,4 s). En consecuencia, en estas condiciones fue posible escanear prácticamente todo el cuerpo de un adulto en una inspiración, con espesores de corte muy por debajo de 1 mm. Hoy por hoy, con equipos de hasta 320 detectores o más mientras escribo esta nota y con adquisición en tiempo real, las posibilidades son ilimitadas y los requerimientos para mantenerse vigente y actualizado en el conocimiento de las nuevas técnicas es cada vez mayor.

Las necesidades del mercado y las exigencias del medio han obligado al médico radiólogo a cambiar su rol dentro de las instituciones médicas y a la ACR a adaptarse junto con él. Hace apenas unos pocos años era difícil identificar en la radiología una especialidad de importancia extrema para los hospitales y clínicas del mundo. En la actualidad no se concibe un hospital de renombre sin un departamento de radiología fuerte, con profesionales con conocimiento amplio y suficiente en las diferentes subespecialidades y técnicas de las imágenes diagnósticas, que participen en grupos multidisciplinarios y con capacidad resolutiva  para la realización de procedimientos guiados por imágenes de mediana y alta complejidad, permitiendo así una mejor utilización de los recursos en salud con menor morbimortalidad y menor tiempo de estancia intrahospitalaria para los pacientes. Este cambio en el quehacer del radiólogo ha sido impulsado sin lugar a dudas por los avances tecnológicos que han venido ocurriendo de manera progresiva y en forma exponencial, permitiendo la evolución de las técnicas de diagnóstico hasta niveles nunca antes imaginados, con la posibilidad de tener grandes volúmenes de datos de imágenes en un tiempo muy corto y a largas distancias, sin las limitaciones tecnológicas en las comunicaciones que se tenían en el pasado.

Evidentemente la ACR no ha sido ajena a ese reto que le ha sido impuesto por las condiciones presentes. Año tras año vemos como el Congreso Colombiano de Radiología (CCR) ha crecido en diferentes campos hasta convertirse en uno de los más importante eventos de la especialidad en América Latina. ¡Quién hubiera pensado que un Congreso que comenzó a consolidarse en los años 90 durante el auge de las explosiones por bomba y los secuestros en Colombia iba a alcanzar el nivel actual!  Esta labor titánica fue responsabilidad de un grupo de radiólogos inquietos, vinculados con colegas de los centros médicos más importantes de Estados Unidos, a quienes invitaban directamente al Congreso dándoles la tranquilidad necesaria para venir a Colombia, resaltando que estarían entre amigos. Cabe resaltar en este sentido el valioso aporte del doctor Luis Felipe Uriza, quien fuera presidente de la ACR y posteriormente miembro y coordinador del Comité Científico de la Asociación durante más de un quinquenio.

La defensa del ejercicio de la especialidad de la radiología en Colombia y el trabajo permanente y conjunto con las entidades gubernamentales en la búsqueda de las condiciones adecuadas que aseguren el bienestar de los pacientes y de los especialistas ha sido también una de las banderas de la ACR. En este campo ha sido significativa durante los últimos años la labor de la doctora Ana Patricia Castro, quien presidiera la Asociación entre 2008 y 2009, tras lo cual se ha mantenido como dignataria liderando el trabajo en este sentido.

A partir de un Programa de Internacionalización implementado por el doctor Jaime Madrid en 2010 y continuado con éxito por el doctor Gabriel Dib, ambos expresidentes de la Asociación, la ACR comienza a ser reconocida por sus pares en el mundo de la radiología como una entidad seria e influyente, habiendo desarrollado acuerdos con múltiples sociedades líderes de la radiología mundial para la firma de convenios de cooperación, que entre otras cosas han facilitado la estructuración de los programas académicos del CCR y que nos ha permitido traer a Colombia a profesores de reconocimiento mundial en sus respectivas subespecialidades.

En la actualidad la ACR ha implementado el uso de las nuevas herramientas educativas y de difusión al consolidar un grupo especializado en comunicaciones e incluir en las actividades de educación continuada a todos los radiólogos del territorio nacional gracias a un Programa de Educación Virtual, complementario a las actividades presenciales.

Hoy, con 70 años de vida académica y gremial, hemos alcanzado la madurez que impone el tiempo y vemos con satisfacción los frutos del trabajo y esfuerzo realizado por los presidentes, las juntas directivas, la administración y los diferentes comités de la Asociación, quienes durante estas siete décadas han aportado su granito de arena para lograr lo que hoy es la ACR.

Te podría interesar...

Lo más leído

Centro de neurociencias
Industria de tecnología médica

Compensar y la Universidad de La Sabana se unen para habilitar una nueva IPS que ofertará ...

Laura Cristina Benavides Murillo, periodista de El Hospital・Jul 27, 2022
que-procedimientos-esteticos-se-pueden-financiar-traves-de-listo-pago-plazos
Cirugía

En el país, cerca de 50.000 personas se realizan algún tipo de procedimiento estético anua...

Jorge Iván Parada Hernández, periodista Revista El Hospital・Jul 27, 2022
que-procedimientos-esteticos-se-pueden-financiar-traves-de-listo-pago-plazos
Infraestructura

Falta text

Jorge Iván Parada Hernández, periodista Revista El Hospital・Jul 27, 2022

Notas recomendadas por el editor

27/07/2022

Nueva alianza B&A: Biomedicos Asociados LTDA

B&A Biomedicos Asociados LTDA, empresa establecida en Colombia desde 2004, tiene el gusto de presentar la nueva alianza creada con Amico Corporati

LEER MÁS »

27/07/2022

Humidificador electrónico Airvo 2

El Airvo 2 establece un nuevo estándar para la administración de la terapia de flujo nasal alto, proporcionando rendimiento y comodidad

LEER MÁS »

27/07/2022

Asuntos regulatorios en Colombia: ¡un paraíso!

Adicional al magnífico clima, naturaleza exuberante y la belleza de nuestra gente, Colombia ofrece ventajas altamente competitivas para las emp

LEER MÁS »