!noticia guardada!

El diseño de un nuevo hospital o una remodelación requiere tener la absoluta claridad de cuál tipo de edificio deseamos o necesitamos; es allí­ donde radica el éxito del proyecto. La normatividad, las buenas prácticas de diseño, el modelo de atención y las tendencias internacionales deben estar en equilibrio.

El edificio hospitalario debe estar alineado al modelo de atención, modelo de negocio, direccionamiento estratégico y portafolio de servicios. Los mercados modulan las tendencias, pero cuando se trata de prestar servicios de atención en salud con altos estándares de calidad y seguridad, la ruta a seguir no se debe apartar de las necesidades de los pacientes, sus familias, cuidadores, trabajadores de la salud, proveedores y otros clientes relacionados de importancia. Cuando predomina alguno de ellos o la ecuación no está balanceada, el afectado principal será el paciente.

En muchos de los proyectos actuales en Colombia y Latinoamérica se evidencia una tendencia a la implementación de modelos y conceptos hospitalarios de otros paí­ses y culturas, los cuales a pesar de la investigación y asesorí­as que realizan los diseñadores foráneos no llegan a entender la dinámica de los modelos de salud de nuestros paí­ses, la cultura, las creencias y por qué no decirlo, nuestra idiosincrasia.

Los modelos de hospital americano, español y británico distan mucho entre cada uno de ellos, para nuestro medio, ninguno de estos se adapta exitosamente de entrada. Se torna necesario un pensamiento médico-arquitectónico integrador; que pueda tener claridad del entorno y del emplazamiento correcto del proyecto y tomar lo bueno de cada modelo, convertirlo en hipótesis, probarlas y analizar el costo-beneficio para lograr un modelo de "Entorno asistencial seguro".

Las premisas de diseño deben ser establecidas pensando en el paciente, su familia, en una operación segura y eficiente del edificio, partiendo de la base de que el edificio hospitalario es el escenario en donde vive y se desarrolla la CULTURA.

En muchos de los edificios hospitalarios se sacrifica la seguridad del paciente y se prima el concepto arquitectónico, es aquí­ donde hay que pensar en lo que se desea versus lo que se necesita. Si queremos un premio de arquitectura o si el verdadero reconocimiento será proteger a todos los pacientes y ocupantes, reducir costos operativos del edificio y la minimización de posibles demandas por eventos adversos derivados de fallas en el diseño o en la infraestructura.

La edificación hospitalaria debe estar en equilibrio, siendo un aporte a las polí­ticas y programas de la organización de salud.

**B2BIMGEMB**1**

El diseño hospitalario debe considerar la seguridad del paciente como elemento filosófico para el diseño y un sinnúmero de variables:

1. Accesibilidad e inclusión para personas con limitaciones para la movilidad, visuales, auditivas y cognitivas.
2. Seguridad de la instalación ante desastres naturales.
3. Protección contra incendios.
4. Prevención del riesgo de suicidio.
5. Prevención de infecciones asociadas a la atención en salud.
6. Prevención del riesgo de caí­das.
7. Prevención de fuga de pacientes.
8. Evitar el robo de niños y recién nacidos.
9. Minimización del ruido.
10. Respeto por las creencias.
11. Aportar eficiencia y seguridad a los procesos de atención.
12. Entre otras.

El hospital o cliente debe proporcionar todos los "imputs" o información necesaria para el desarrollo del diseño y el diseñador debe interpretar las necesidades del hospital y de los procesos asistenciales.

Discusión
Muchos de los proyectos hospitalarios en Colombia, han requerido de alianzas entre diferentes compañí­as, para ajustes o validación del diseño y la búsqueda de la armonización del concepto arquitectónico, el modelo de atención, el modelo de salud, la normatividad y el entorno de emplazamiento del proyecto; sin perder el hilo conductor.

**B2BIMGEMB**2**

Herramientas como el Diseño basado en la evidencia y la Simulación de procesos se harán esenciales en el buen diseño hospitalario. Probar las hipótesis, re-validar los "imputs" de los profesionales de la salud y confrontar los conceptos arquitectónicos vs. el concepto clí­nico, nos acercará cada vez más al diseño de entornos asistenciales seguros.

La simulación de los procesos asistenciales nos permitirá evaluar relaciones espaciales, medir tiempos y movimientos. Todo esto ayudado por técnicas probadas y herramientas tecnológicas como los software de simulación de procesos, que nos permiten evidenciar los cuellos de botella relacionados o influenciados por el espacio fí­sico y así­ en etapa de diseño corregirlos, con el correspondiente ahorro de tiempo, costos para el proyecto y para la operación misma del hospital o clí­nica.

Autor: Héctor Mario Mejí­a Hoyos, MD, Gerente de Hospital Design & Quality

Correo electrónico: hector.mejia@hdq.com.co

Sitio web: www.hdq.com.co

Imagen
blogger name missing

Total posts creados: 0

¿Te gustaría enviarle un mensaje?

Contactar a

Lo mas leido

undefined
Administración

Ya sea que esté buscando equipos de diagnóstico por imágenes nuevos y más recientes o ...

・25/07/2022
undefined
Radiología

Como si se tratara de un invento mágico, Wilhelm Conrad Röntgen asombr&oacute...

・25/07/2022
Imagen
Administración

El cierre de este 2019 en América Latina ha tenido diversos matices en materia de s...

Alejandra Leguizamón・25/07/2022
Imagen
Infraestructura

La acelerada expansión del nuevo Coronavirus (Covid-19), más allá de ...

・25/07/2022