Promocione sus productos o servicios con nosotros
Diciembre de 2011 Página 2 de 2

Viejas técnicas, nuevas tecnologías en los trasplantes de córnea

Ernesto J. Otero

Este procedimiento es guiado por medio de topografía corneal, con la cual se puede definir dónde y cuánto tejido debe ser removido, lo que lo hace predecible y rápido. Mientras que con la técnica manual o de la gran burbuja el procedimiento puede durar una hora, la remoción de la córnea con el láser toma menos de cuatro minutos. Aunque las ventajas de la utilización de este láser son obvias, la elevación en los costos del procedimiento también son notorias ( figura 4 ).

El láser de femtosegundo se utiliza de rutina en la clínica durante el primer paso en la cirugía refractiva. Este procedimiento consiste en la realización de un flap corneal superficial de aproximadamente 90 micras, para exponer el estroma corneal y poder hacer la ablación con el láser excimer, con lo que se “moldea” la córnea y se corrigen los defectos refractivos, como miopía, astigmatismo e hipermetropía. También puede utilizarse para la realización de disecciones corneales profundas. Sin embargo, con esta tecnología el lecho receptor es un poco irregular, lo cual impacta en la agudeza visual postoperatoria.

Estamos próximos a conducir un estudio en la Barraquer para evaluar los resultados de estas distintas técnicas quirúrgicas y determinar cuáles proveen una mejor agudeza visual.

El otro gran avance en el tratamiento de las patologías corneales es el desarrollo e implementación de los trasplantes endoteliales. Estos, al igual que los injertos laminares anteriores, no son nuevos. Su desarrollo original se le atribuye a Tillet, quien en 1956 describe la técnica de queratoplastia laminar posterior, difícil de realizar y de reproducir.

En 1998, Melles, en Holanda, retomó esta idea, y decidió resecar las lamelas anteriores profundas en el donante, trepanar las capas profundas e insertarlas a través de una incisión yuxtalimbar de 5 a 6 mm. Frank Price, en el año 2000, realizó la disección anterior con el microqueratomo, y denominó esta técnica DSEK (Descement Stripping with Endothelial Keratoplasty) o DSAEK (Descement Stripping Automated Endothelial Keratoplasty), la cual se ha popularizado para patologías del endotelio corneal, como la distrofia de Fuchs o la descompensación corneal pseudoafáquica.

Sus resultados son excelentes, con dos ventajas primordiales. La primera, que se trabaja por una incisión escleral de 5,5 mm, lo cual acorta el tiempo de la rehabilitación visual. La segunda, que al no cambiar de forma radical los radios de las curvaturas anteriores de la córnea, el poder corneal permanece relativamente estable, sin inducir astigmatismos elevados. Son tan buenos sus resultados y tan rápida su rehabilitación, que los injertos endoteliales representan ya más del 50% de todos los trasplantes corneales realizados en los Estados Unidos ( figura 5 ).

Aunque se ha avanzado enormemente en las técnicas y tecnologías en los trasplantes corneales, la legislación de los trasplantes de tejido en Colombia se ha estancado. Hace cerca de cinco años el Congreso de la República modificó la ley de trasplantes, lo que ha dificultado la consecución de tejidos y reducido la disponibilidad de los mismos. De igual manera, limitó la utilización de los tejidos no aptos para trasplantes a ser usados en investigación y desarrollo. Esto hace que muchas veces estas técnicas innovadoras deban ser realizadas por primera vez en pacientes y no en ojos de banco, lo que afecta el progreso y desarrollo médico, retrasa los beneficios para nuestros pacientes y alarga las listas de espera de tejido.

Para finalizar, es importante unirnos como gremio para que estas leyes no las redacten e implementen personas ajenas al cuerpo médico o médicos generales sin experiencia clínica, sino especialistas que conozcan el día a día del ejercicio profesional.

Fin.

Acerca del autor

Ernesto J. Otero

MD Profesor titular de Segmento Anterior y Cirugía Refractiva del Instituto Barraquer de América. Miembro de la Academia Nacional de Medicina.
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Cirugía

Documentos relacionados