Promocione sus productos o servicios con nosotros
Octubre de 2009 Página 1 de 3

Utilización del ultrasonido en anestesiología

Equipo editorial de El Hospital, en colaboración con Alejandro Corujo, MD

La ecografía permite colocar los anestésicos en el plano anatómico correcto, controlar la dispersión de las drogas y mejorar el resultado de la anestesia.

La ecografía es un avance tecnológico de gran utilidad para usos diagnósticos y terapéuticos. Hoy la usan muchos especialistas, más allá de los radiólogos. Los anestesiólogos comenzaron a explorar su utilidad hace cerca de 20 años, y en la actualidad la emplean para guiar múltiples procedimientos invasivos, a nivel central, regional y periférico.

El Hospital entrevistó al doctor Alejandro Corujo, anestesiólogo uruguayo, miembro del Comité Internacional de la Sociedad Latinoamericana de Anestesia Regional (LASRA) y vicepresidente de la misma a partir de noviembre del 2009. También es miembro de la comisión directiva de la Sociedad de Anestesiología de Uruguay, y ha participado como docente en múltiples talleres de anestesia regional, con preparaciones cadavéricas, ecografía y neuroestimulación. Su actividad la desarrolla fundamentalmente en el área de traumatología de adultos, en el Banco de Prótesis, en el Hospital Británico y en el Sanatorio Americano, en Montevideo, Uruguay.

A nivel mundial, la prevalencia de la artrosis es cada vez mayor, y se incrementa con el aumento de la expectativa de vida. Uruguay es quizás el país de Sudamérica con el porcentaje más alto de población mayor de 65 años, el 14%.

La Fundación del Banco de Prótesis nació gracias al espíritu y empuje solidario del profesor Oscar Guglielmone, MD, para resolver en quien lo necesite, mediante prótesis, la invalidez y el dolor causado por la artrosis. Entonces se creó el Fondo Nacional de Recursos, al cual todos los uruguayos aportamos; esto posibilita la realización, sin costo, de este procedimiento de alta complejidad, para todos los habitantes del Uruguay, ya sea de salud pública o de un seguro privado, describe Corujo.

En el centro quirúrgico del Banco de Prótesis ya se han colocado más de 35.000 prótesis, y se realizan entre siete a doce artroplastias al día, incluidas cementadas híbridas o con diseño específico para procedimientos tumorales, entre otras.

En toda cirugía, pero de manera especial en la articular, el control del dolor postquirúrgico es un objetivo fundamental, inmediato y obligatorio. El plan analgésico debe ser efectivo y confortable, para permitir también el buen descanso del paciente y la fisioterapia precoz sin dolor.

La anestesia por bloqueo, en la cual técnicamente es necesario administrar los anestésicos locales en íntimo contacto con los nervios que se van a bloquear, la utilizamos para toda cirugía de miembro superior e inferior. La visión ecográfica en tiempo real nos permite ver y colocar los anestésicos locales en el plano anatómico correcto, después de reconocer las estructuras y sus variantes anatómicas; controlar la dispersión de las drogas administradas, y mejorar la efectividad del resultado de la técnica anestésica.

Esta situación analgésica-anestésica tiene consecuencias positivas para el paciente, el anestesiólogo y el servicio prestador de salud, pues un número importante de cirugías que se realizaban con anestesia general o espinal ahora se practican con bloqueos nerviosos; en esta forma se logra el control efectivo del dolor, mejor calidad del postoperatorio y de la recuperación, y disminución de los días de internación; además, en la mayoría de los casos los procedimientos se pueden realizar como cirugía ambulatoria.

El paciente no sufre dolor al finalizar la cirugía, obtiene una analgesia de excelente calidad en el postoperatorio, no tiene impedimento para recibir alimentación por vía oral de inmediato, presenta una pronta recuperación e inicia tempranamente la rehabilitación.

Con ello han disminuido en forma notable la morbilidad y las complicaciones postquirúrgicas, y ha aumentado la indicación de las técnicas quirúrgicas en pacientes más añosos o con más patologías intercurrentes. Esto ha contribuido al perfeccionamiento de los procedimientos quirúrgicos por parte de los cirujanos, y de la técnica por los anestesiólogos.

Por otro lado, la anestesia regional, por efectos múltiples, disminuye la incidencia de trombosis venosa profunda. Además, después de una cirugía de cadera o de rodilla, por ejemplo, el paciente puede mover sus pies sin dolor, es decir, contrae toda la musculatura de la pierna y de la pantorrilla; esto disminuye el "encharcamiento" venoso y el edema, y hace que la sangre circule de una manera más activa, explica Corujo. Por otra parte, los anestésicos locales tienen otros efectos, más allá del anestésico, pues son estabilizadores de membrana, antiinflamatorios y bactericidas.

Acerca del autor

Equipo editorial de El Hospital, en colaboración con Alejandro Corujo, MD

Alejandro Corujo es anestesiólogo uruguayo, miembro del Comité Internacional de la Sociedad Latinoamericana de Anestesia Regional (LASRA) y vicepresidente de la misma a partir de noviembre del 2009. Miembro de la comisión directiva de la Sociedad de Anestesiología de Uruguay. Su actividad la desarrolla fundamentalmente en el área de traumatología de adultos, en el Banco de Prótesis, en el Hospital Británico y en el Sanatorio Americano, en Montevideo, Uruguay.
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Imágenes diagnósticas y Medicina nuclear

Documentos relacionados