Promocione sus productos o servicios con nosotros
Junio de 2011 Página 1 de 2

Utilidad de la ecocardiografía durante el embarazo

Juliana Bueno M., MD

El estudio ecocardiográfico es vital en la prevención, el diagnóstico y estratificación de riesgo de pacientes embarazadas con sospecha de enfermedad cardíaca.

El embarazo lleva normalmente a una serie de cambios fisiológicos que alteran la hemodinamia cardiovascular, los cuales tienen como objetivo asegurar un adecuado flujo sanguíneo a la placenta y al feto en formación.

En nuestro medio, la patología cardiaca es una causa importante de morbimortalidad materna; sin embargo, las cifras de complicaciones por esta causa pueden llegar a disminuir mediante una adecuada consejería preconcepcional, que incluya los riegos maternos y fetales durante el embarazo, así como una evaluación médica rutinaria pertinente de la madre, que permita detectar de manera temprana las posibles complicaciones.

La ecocardiografía es una herramienta diagnóstica esencial en el estudio de este grupo de pacientes, ya que de manera sencilla, rápida y libre de radiación permite realizar una valoración detallada del corazón y su funcionamiento, con alta precisión. A pesar de su importante papel, en nuestro medio no existen estudios que validen su utilidad en el diagnóstico, seguimiento y evaluación de los resultados maternos y fetales de pacientes con sospecha de enfermedad cardíaca y embarazo.

Recientemente, un grupo de investigadores del Hospital General de Medellín Luz Castro Gutiérrez, uno de los centros de referencia de patología cardiovascular y ginecobstétrica más grandes de Colombia, llevó a cabo un estudio prospectivo, con el fin de realizar la validación de este método y evaluar la frecuencia de eventos cardíacos maternos primarios y secundarios en la población objeto.

Bajo la dirección de la doctora Ana G. Múnera, cardióloga y ecocardiografista de esta institución, la investigación tuvo como objetivos principales evaluar los resultados del estudio ecocardiográfico en un grupo de mujeres gestantes con sospecha de enfermedad cardiaca; revisar sus indicaciones y evaluar la frecuencia de patologías estructurales y características ecocardiográficas en aquellas con resultados normales, cuando se han establecido en su mayoría los cambios hemodinamicos de la gestación (semana 26 de embarazo hasta 24 horas postparto), para poder estimar los posibles valores y hallazgos ecocardiográficos normales en este grupo específico de la población colombiana.

Fundamentos
Los cambios en el gasto cardíaco y el volumen-latido se establecen en su mayor expresión en el segundo y tercer trimestre del embarazo, y retornan a los niveles basales entre las 12 y las 24 semanas luego del parto. Sin embargo, en la mujer embarazada con patología cardiaca previa, estos cambios fisiológicos pueden ser la causa de la descompensación de su patología de base, por lo cual su conocimiento y un adecuado seguimiento médico durante este periodo resulta crucial para detectar tempranamente posibles complicaciones y evitarlas.

Los cambios hemodinámicos del embarazo se reflejan en los hallazgos ecocardiográficos, lo cual permite su estudio por este método. Se han descrito como hallazgos normales un incremento en la dimensión final diastólica del ventrículo izquierdo (2-3 mm), aumento moderado del tamaño de las aurículas y el ventrículo derecho, así como dilatación de los anillos mitral, pulmonar y tricuspídeo, con insuficiencias valvulares leves.

Varios estudios han reportado una incidencia de eventos cardíacos hasta del 66% durante la gestación, en pacientes con uno o más de los factores de riesgo. Además, las patologías cardíacas congénitas y adquiridas, a su vez pueden ser clasificadas como de riesgo bajo, intermedio o alto.

La clave para optimizar los buenos resultados en las pacientes con enfermedad cardíaca consiste en un diagnóstico exacto de la etiología, clasificación del riesgo, adecuado seguimiento, consejería antes de la gestación y remisión de las mujeres de alto riesgo a centros con experiencia.

En el estudio realizado se incluyeron 153 pacientes que ingresaron al servicio de cardiología no invasiva entre mayo del 2006 y junio del 2009, para estudio ecocardiográfico por sospecha de enfermedad cardíaca estructural, a quienes se les realizó seguimiento durante la gestación, el parto y el periodo postparto.

La población tenía una edad promedio de 24,3 (+ 7,2) años. La edad gestacional promedio al momento del estudio ecocardiográfico fue de 31,7 (+ 5,9) semanas. La indicación del estudio ecocardiográfico fue soplo cardíaco (57%), antecedente de enfermedad cardíaca (22%), síncope (9%), arritmia (4,2%), tromboembolismo pulmonar (3%), disnea (2,1%) y otras causas (2,7%).

El estudio ecocardiográfico resultó normal para la gestación en 74 pacientes (48%) y anormal en 79 (52%).

Acerca del autor

Juliana Bueno M., MD

Residente de radiología IV año, Fundación Valle del Lili - Universidad CES, Colombia.
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Imágenes diagnósticas y Medicina nuclear

Documentos relacionados