Promocione sus productos o servicios con nosotros
Febrero de 2008 Página 1 de 2

Utilidad actual de la capnografía

La capnografía se usa en el monitoreo de la apnea, detecta la caída de la concentración de CO2 y suministra información del ritmo y la frecuencia respiratoria.

La capnografía, o registro continuo de los niveles de dióxido de carbono (CO2) al final de la espiración, mediante un dispositivo denominado capnómetro, se basa en la capacidad que tiene el CO2 para absorber los rayos infrarrojos. Primero se usó para el monitoreo de los pacientes durante la anestesia, pero su empleo se ha extendido cada vez más, y hoy está indicada cuando se requiere intubación endotraqueal, ya que puede detectar situaciones potencialmente mortales, antes de que se produzcan lesiones irreversibles.

Por ser un procedimiento no invasivo e indoloro, evita las alteraciones en los resultados, causadas por hiperventilación o contención de la respiración durante el llanto en los niños, y reduce el riesgo de infecciones y eventos vasculares por el uso de catéteres. Una ventaja importante es la obtención continua de los datos, que permite registrar eventos transitorios.

En los pacientes intubados, la muestra de aire se puede obtener en la porción proximal del tubo endotraqueal (entre el tubo y el circuito), o en la distal, introduciendo un catéter o una aguja en el tubo. En las mediciones proximales, la mezcla del gas exhalado con el gas inhalado produce una distorsión del capnograma. La PET CO2 (presión de CO2 al final de la espiración) distal determina con más exactitud la Pa CO2 (presión alveolar de CO2), pero implica mayor riesgo de desconexión en el sitio de inserción del catéter y de obstrucción por secreciones. Por lo general se prefiere la medición proximal, porque es más fácil y el riesgo de contaminación y bloqueo es menor. En los niños con peso inferior a 12 kg, o cuando se emplean circuitos de reinhalación parcial, se debe hacer la medición distal.

El tiempo de respuesta en la capnografía debe ser corto, para mayor exactitud.

Tipos de capnómetros:
De flujo principal (Main stream). El analizador está unido directamente a la vía aérea, y genera un trazado instantáneo. Determina con mayor exactitud la PET CO2 en mediciones proximales. Sin embargo, se puede presentar una reinhalación indeseable.

De flujo lateral (Side stream). El gas es aspirado a la salida del tubo endotraqueal y transportado a la cámara, que está lejos del paciente; es más liviano, pero las mediciones presentan un ligero retraso. En estos capnómetros se pueden producir acumulaciones de gotas de agua o secreciones; algunos tienen un sistema de retroceso que puede ayudar a evitarlas. Si las mediciones son anormales, se debe revisar el sistema y, si es necesario, reemplazar el tubo.

Tecnología microstream. Es un sistema desarrollado recientemente, con un tiempo de respuesta más corto, que permite hacer mediciones exactas del CO2 espirado y la PET CO2, incluso en neonatos; minimiza las distorsiones en las formas de onda del CO2 y disminuye el riesgo de entrada de secreciones al sistema.

Indicaciones
En los hospitales de segundo nivel, su principal indicación es la predicción no invasiva de la Pa CO2, lo cual proporciona una guía instantánea del nivel de CO2 en sangre arterial. La capnografía se emplea para el monitoreo de la apnea, detecta la caída de la concentración de CO2, y suministra información exacta del ritmo y la frecuencia respiratoria. Es útil para evaluar la efectividad del tratamiento broncodilatador en la obstrucción de vías aéreas por asma o laringotraqueobronquitis. Es un indicador de enfermedad pulmonar, al detectar trastornos de la ventilación/perfusión. En los niños críticamente enfermos, que deben ser intubados antes de su traslado a un centro de tercer nivel, la capnografía, en conjunto con la auscultación pulmonar, detecta la intubación esofágica accidental o el desplazamiento del tubo endotraqueal. Los nuevos detectores cambian de color con la exposición a CO2 al 4%, y confirman la colocación del tubo.

En algunos casos, durante el transporte de los pacientes se puede presentar una extubación, que a veces pasa inadvertida a causa del ruido en la ambulancia o en el helicóptero. El uso continuo de monitores portátiles de CO2 permite vigilar la localización del tubo endotraqueal.

x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Medicina interna y subespecialidades

Documentos relacionados