Descargar Ebook
Promocione sus productos o servicios con nosotros
Noviembre de 2013 Página 1 de 3

Una mirada a la sistematización de las instituciones prestadoras de servicios de salud

Osman de Jesús Argüello Sequera, MD

El paso hacia el uso de Sistemas de Información en salud exige interiorización de conceptos y prácticas por parte de los gerentes médicos involucrados.

La gerencia médica actual, como muchas gerencias en empresas o instituciones que no son necesariamente del ámbito de la salud, quieren y promueven cambios importantes en sus instituciones, en la medida en que van adquiriendo información y las presiones por hacer mejoras continuas se van incrementando en las labores del día a día.

Esto obviamente también está pasando con los procesos administrativo-asistenciales. Muchos de los gerentes médicos, con mayor contacto con sistemas de información en su mayoría, ven a éstos como herramientas prácticas y con un alto potencial para cambios innovadores que podrían implementar en sus instituciones.

Pero hay en salud, tanto pública como privada, muchas experiencias de fracaso al hacer este tipo de innovaciones, por problemas de larga data entre quienes los proponen y quienes los deben usar. La visión de muchos usuarios aun no trasciende el deseo de gestionar su documentación en papel, impidiéndoles dar el paso hacia el uso continuo de sistemas automatizados, o bien -y en la mayoría de los casos- por falta de conocimiento de uso y posibilidades de los equipos de cómputo, o bien porque hay una gran resistencia al cambio por patrones de conducta de cada individuo, que los lleva a mantenerse adheridos a sus formas tradicionales de trabajar.

Es así como se pueden reconocer los dos mayores factores que impiden la optimización del uso de recursos informáticos: desconocimiento y resistencia al cambio. Además pueden existir otros que surgirían si se hacen estudios cualitativos para buscar causas, y que podrían marcar el principio de este tipo de esquemas de “pre-calificación”, como antesala para la implementación efectiva de sistemas de información.

Una vez identificadas y analizadas las variables que impactan directamente la implementación de sistemas de información en salud, y haciendo los correctivos necesarios para que se puedan ejecutar las acciones que se deben llevar a cabo en una implementación, podremos medir estos cambios en función de la percepción de los usuarios del nuevo sistema. Cabrían entonces los siguientes interrogantes:

¿Hacia dónde están enfocando su mirada los gerentes médicos?
¿Están enfocados solo en el costo-beneficio de la institución, o piensan realmente en los servicios que prestan a los usuarios finales del sistema: los pacientes?
¿Quieren ver el potencial que tiene la institución, o solo mostrar lo innovadores que pueden ser en un mercado de alto crecimiento y competitividad?
Estas y otras preguntas son esenciales a la hora de pensar en la implementación de sistemas de información, y la Gerencia Médica debe hacérselas si no desea fracasar en su intento por realizar una buena gestión. Este proceso es de mediano a largo plazo, y las líneas que deben tratarse con los diferentes departamentos o áreas dentro de una institución, son tan amplias y complejas como lo son los departamentos que deben ser intervenidos.

A continuación un breve esquema de los cambios que deben ejecutarse y algunas de las áreas críticas que pueden involucrarse en el cambio hacia el uso de las Tecnologías de la Información y Comunicaciones (TIC) en salud:

1. Área Clínica: las TIC traen como principal novedad, la historia clínica electrónica y todo lo que ella conlleva, que es hacer que todo el esquema de transacciones de una institución se base en el movimiento de datos que se produce a través del uso continuo y rutinario de la herramienta, dentro de la práctica clínica convencional y especializada.

a.Historia clínica: desde una perspectiva de sistemas, la historia clínica es el eje del movimiento de una institución de salud. En realidad el eje es EL PACIENTE, pero es del paciente que sale todo el contenido que alimenta la historia clínica. Es la fuente desde donde se generan los datos que requiere el sistema de información como un todo, para estructurar los servicios, suministros y gastos que generara la institución. Los departamentos involucrados en el cambio son:

I.Registros o Historias Medicas

II.Todos los departamentos clínicos (Medicina, Enfermería, Nutrición y Dietética, Farmacología, y otros)

b.Laboratorio: según sea necesario y de acuerdo con cada caso en particular, el paciente debe ser estudiado y por consiguiente, los exámenes paraclínicos ocupan el siguiente nivel de importancia. De estos depende una red de procesos y actividades que habitualmente opera en paralelo con el departamento de imágenes diagnosticas:

I.Bioquímica
II.Hematología
III.Inmunología
IV.Serología
V.Parasitología
VI.Otros

c.Imágenes Diagnosticas: como en el caso antes descrito, y según necesidad, el paciente puede requerir un estudio de imágenes que también aporta al proceso de toma de decisiones y contribuye a definir la conducta terapéutica. Las modalidades de imágenes más comunes son:

Acerca del autor

Osman de Jesús Argüello Sequera, MD

Medico, especialista en Informática Médica y actualmente cursando Maestría en Informática Biomédica en la Universidad Peruana Cayetano Heredia. Presidente y propietario de Tecnologia, Salud y Creatividad C.A. y Presidente de la Asociación Venezolana de Informática en Salud. Tesorero IMIA LAC.
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Administración y TIC en salud

Documentos relacionados