Promocione sus productos o servicios con nosotros
Enero de 2005 Página 1 de 2

Trastornos del sueño asociados a la respiración

Los autores consideran los trastornos del sueño asociados a la respiración como un contínuum de enfermedades en que el ronquido es una primera manifestación.

Hace tres décadas los médicos empezaron a reconocer las consecuencias de los trastornos del sueño asociados a la respiración (TSR), un espectro de disfunciones que incluyen ronquido, síndrome de resistencia de las vías aéreas superiores (SRVAS) y síndrome de apnea obstructiva del sueño (SAOS).

Numerosos autores consideran el TSR como un contínuum de enfermedades, lo cual sugiere que el ronquido podría ser una primera manifestación. Un paciente puede presentar síntomas graduales, por ejemplo, con ganancia de peso y eventual desarrollo del síndrome de Pickwickian, de la misma manera que con el consumo de alcohol o sedantes, factores que pueden convertir al individuo que ronca en uno con SAOS. Adicionalmente, aunque una continua presión positiva en las vías respiratorias resultara eficaz en el tratamiento de la apnea, la persona podría quedar con residuos de ronquido o de SRVAS, razón por la cual es importante reconocer el estado contínuum de esta entidad, ya que los pacientes podrían continuar sufriendo los síntomas producidos por un aspecto del TSR mientras son tratados por otro.

En este artículo se resumen aspectos sobresalientes del ronquido, el SRVAS y el SAOS.

Ronquido
"Sonidos fuertes en las vías respiratorias superiores (VAS) durante el sueño, sin episodios de apnea o hipoventilación", es la definición de ronquido que aparece en The International Classification of Sleep Disorders: Diagnostic and Coding Manual. No obstante, es difícil definir el ronquido, ya que las técnicas para su valoración carecen de estandarización y uniformidad. Las mediciones subjetivas son la herramienta de uso más frecuente para el estudio del ronquido.

En general, el ronquido afecta un 19% a 37% de la población, y a más del 50% de los hombres de mediana edad, debido posiblemente a las diferencias en la anatomía y la función faríngea, a distinciones hormonales entre hombres y mujeres, y a sus efectos en los músculos de las VAS y en la distribución de grasa en el cuerpo.

El ronquido es el resultado de los cambios en la configuración y propiedades de las VAS (de la nasofaringe a la orofaringe), que ocurren durante el sueño. Se trata de un fenómeno complejo, que depende de la interacción de varios músculos de las VAS, incluyendo la lengua y el paladar suave, de la misma manera que de influencias neurales, que resultan en cambios en la masa de las paredes de estas vías. La vibración del flujo del aire tiende a ser difusa, más que localizada, y el sonido se presenta tanto en la inspiración como en la espiración.

Los síntomas de un roncador primario pueden ser cansancio cuando camina, sueño excesivo durante el día, bajo rendimiento en el trabajo y dificultad para concentrarse. Algunos roncadores no apneicos pueden presentar cuadros fisiológicos similares a los de los pacientes con SAOS, incluyendo presión sanguínea alta, enfermedad cardiaca, apoplejías y enfermedades endocrinas, como diabetes o baja resistencia a la insulina.

Para llevar a cabo un diagnóstico, el examen físico debería incluir medición de la presión sanguínea, del índice de masa corporal, de la circunferencia del cuello, evidencia de enfermedad vascular y algunas anomalías en las VAS. Los dos estudios principales usualmente considerados en la evaluación del ronquido son la polisomnografía nocturna y mediciones de las VAS.

En el roncador primario o sin apnea del sueño, el comienzo del tratamiento puede consistir en mejorar la calidad de vida, con reducción de los factores de riesgo, como obesidad, consumo de alcohol y uso de relajantes musculares. Inicialmente podría estar indicado un tratamiento no invasivo, con dilatadores nasales y retractores de lengua.

Procedimientos quirúrgicos podrían ser discutidos con un número limitado de pacientes, principalmente los que sufren de obvias anomalías físicas, incluyendo obstrucción nasal faríngea.

Los resultados del tratamiento contra el ronquido se valoran con métodos subjetivos --por ejemplo, un cuestionario diligenciado por alguna persona que comparta la habitación con el paciente--, ya que procedimientos objetivos resultan difíciles, por la ausencia de estandarización en las técnicas de medición y la falta de protocolos de análisis de datos.

Síndrome de resistencia de las vías aéreas superiores
Este trastorno se caracteriza por repetidas agitaciones durante el sueño, debido a la resistencia de las VAS, lo que desemboca en excesiva somnolencia durante el día. El SRVAS frecuentemente produce un patrón de ronquido conocido como ronquido en aumento (ronquido in crescendo). Cuando uno de estos episodios termina, se produce una agitación, con una rápida disminución de la resistencia de las VAS, y el ronquido desaparece. Los eventos del SRVAS son cortos --una a tres respiraciones--. Aunque no existen cifras exactas, se estima que entre el 10% y el 15% de la población adulta presenta SRVAS.

x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Medicina interna y subespecialidades

Documentos relacionados