Promocione sus productos o servicios con nosotros
Octubre de 2019

Transferencia de pacientes: un trámite que agota al personal médico

El agotamiento del personal en área de urgencias impacta en el buen funcionamiento de las instituciones médicas.

Según un estudio publicado por Medscape, casi el 60% de los médicos de urgencias  informaron sentirse agotados debido al proceso de transferencia de pacientes a lugares de atención adecuados y sin demora.

La condición de agotamiento en el personal de urgencias aumenta cuando se ve envuelto en un escenario en el que los exámenes y pruebas de diagnóstico revelan que el paciente necesita una intervención quirúrgica que requiere una transferencia a otra instalación, agrega Healthcare Business & Technology.

Las instituciones deberán entonces empezar a analizar con detenimiento el proceso de las transferencias de pacientes, que no solo frustra a médicos y enfermeras, sino que, pone en riesgo la condición y salud del usuario; además, plantea problemas de seguridad y resultados.

Angie Franks, directora ejecutiva y presidenta de Central Logic, compañía que brinda tecnología de centros de transferencia y que permite a las instituciones y sistemas de salud administrar de manera más efectiva los traslados optimizando las operaciones del centro de comando, explicó que un espacio eficiente y orientado al servicio, puede contribuir a una cultura de mejora en la experiencia del médico, eliminando obstáculos innecesarios entre ellos y la entrega óptima de atención al usuario.

 Los traslados de pacientes - aunque son una pequeña parte de la responsabilidad de un proveedor-, las tareas burocráticas y las quejas de pasar demasiadas horas en el trabajo,  se mencionaron como principales causas de agotamiento en los resultados del estudio. Un centro de transferencia eficiente y amigable para el proveedor, puede abordar estas dos razones principales de cansancio y muchas otras. 

Crear el tipo de centro de transferencia que reduzca el agotamiento y mejore las experiencias de los médicos y los pacientes, a menudo requiere cambios operativos y tecnológicos. Sin embargo, los sistemas de salud que experimentaron esta transición notaron un aumento de volumen mejorado y una fuga de red reducida, sin olvidar el hecho de que el  personal ahorró horas cada mes, debido a una mayor eficiencia y menos cargas administrativas.

Lo primero que debería hacerse según las recomendaciones de Franks, es evaluar las operaciones y el volumen del centro de transferencia actual. Deben incluirse el número de llamadas telefónicas que por lo general un médico requiere hacer para trasladar al paciente con toda la información necesaria.

Si se trata de más de una llamada, o demanda muchos correos de voz para que los médicos de guardia respondan, entonces el referente puede buscar la atención en otra parte. Por eso es tan importante tener un solo número de teléfono para todo el sistema de salud.

En segundo lugar, esa única llamada telefónica debe garantizar una experiencia positiva, lo cual implica que  los sistemas de salud  contraten personal calificado y con experiencia que pueda ofrecer información clínica relevante. Esa posición en el centro de transferencia debe tener flujos de trabajo y protocolos bien diseñados, una visibilidad clara de los recursos y una visión general completa de los horarios de los médicos para que puedan informar al referente quién está disponible y facilitar una consulta telefónica entre los médicos.


Palabras relacionadas:
Trasferencia de pacientes, servicios de emergencias, médicos de emergencias, agotamiento del personal médicos de emergencias, traslados de pacientes simplificados.
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Anestesia, urgencias y cuidado intensivo