Promocione sus productos o servicios con nosotros
Septiembre de 2011 Página 1 de 2

Tomosíntesis: una nueva alternativa de imagen diagnóstica

Juliana Bueno, MD

La tomosíntesis aporta información anatómica con mejor resolución espacial y mayor detalle que la radiografía convencional en mama, tórax y sistema esquelético.

Ante la evolución de los métodos de imagen y la gran necesidad de disminuir la emisión de radiación aportada por algunos de ellos, se han realizado modificaciones técnicas, con el fin de buscar un balance entre la sensibilidad diagnóstica y la dosis de radiación utilizada.

La tomosíntesis es un claro ejemplo de los adelantos tecnológicos en la búsqueda de métodos que permitan realizar evaluaciones detalladas, incluso en población de pacientes sanos (como método de tamizaje), mediante la utilización de menores dosis de radiación.

Las técnicas convencionales de imágenes planares, como la radiografía convencional, permiten una valoración adecuada de diferentes áreas del organismo; sin embargo, tienen la gran desventaja de superposición de estructuras y, por ende, relativa baja sensibilidad para la detección de ciertas lesiones, por ejemplo, nódulos pulmonares.

Mediante el aprovechamiento de los equipos de radiología digital y la utilización de un software específico, la realización de estudios de tomosíntesis es sencilla y ha demostrado gran utilidad en múltiples campos. Actualmente se realizan importantes adelantos en su implementación en el área de la imagen mamaria, el tórax, el sistema esquelético e incluso la braquiterapia y las imágenes dentales.

Aspectos técnicos
La tomosíntesis utiliza la misma tecnología que la radiología convencional, y sus componentes se ilustran en la figura 1 . Consta de una fuente de energía representada por un tubo productor de rayos X, que realizará movimientos de traslación y angulación, con el fin de adquirir proyecciones seriadas sobre un punto focal en diferentes ángulos, que serán captadas por un panel detector, para luego ser combinadas y “sintetizadas” en el plano escogido. Se utilizan también rejillas convencionales antidispersión, para mejorar la calidad de la imagen obtenida.

Mediante la aplicación de algoritmos de reconstrucción y técnicas de mejoramiento de calidad de la imagen, se obtienen imágenes con gran detalle anatómico, que pueden ser visualizadas de manera seriada en un sistema digital (PACS).

Gracias a la técnica utilizada por la tomosíntesis, la problemática de superposición de imágenes se ve resuelta, en gran medida, con menor dosis de radiación, al compararse con una escanografía.

Un equipo moderno de radiología digital puede ser operado en modo de tomosíntesis si su panel detector cumple tres requisitos: 1) control del movimiento del tubo de rayos X, a la velocidad requerida; 2) un generador de pulsos rápido, y 3) un panel detector moderno y rápido.

Al implementar la tomosíntesis en un paciente en el que se desee estudiar más detalladamente un hallazgo anormal encontrado en una radiografía, se intenta disminuir el número de estudios escanográficos innecesarios y, por ende, los costos y la dosis de radiación.

Utilidades
El campo en el que más se ha investigado la tomosíntesis es el de las imágenes mamarias.

La mamografía convencional ha demostrado índices de sensibilidad y especificidad muy buenos, y actualmente es el método utilizado para la realización de tamizaje de cáncer de mama. Sin embargo, la sensibilidad de este método se ve amenazada por la superposición de tejido mamario, que en ocasiones es denso, según la edad y el ciclo hormonal de la paciente, lo cual dificulta la detección de lesiones pequeñas y muchas veces oculta lesiones sospechosas.

Con el fin de resolver las dificultades que conlleva la superposición de tejido, se han creado modificaciones y adaptación de los equipos de mamografía digital, para adquirir un volumen de datos tridimensional por medio de la realización de cortes finos, que luego se reconstruirán mediante diferentes algoritmos en los planos convencionales, de una manera similar a lo que se realiza en un estudio escanográfico.

Se requiere disponer de un equipo de mamografía digital con un panel detector plano de alta definición, que permita una lectura rápida de los datos obtenidos, con mínima distorsión de la imagen. El selenio es uno de los componentes importantes en estos detectores, ya que posee una alta eficiencia de dosis, con una absorción de rayos X mayor del 95% con la energía utilizada en mamografía.

El grosor de los cortes obtenidos puede variar, según la necesidad, y las imágenes pueden ser revisadas de manera individual o secuencial, en modo cine, dependiendo de la preferencia.

Acerca del autor

Juliana Bueno, MD

Residente de radiología IV año, Fundación Valle del Lili - Universidad CES, Colombia.
x
patricia nicole
17 de abril de 2018 a las 20:39

hola,encuentro muy interesante esta nueva técnica. me gustaría saber si la tomosintesis de tórax ya se realiza y en que países?


Sección patrocinada por

Otras noticias de Imágenes diagnósticas y Medicina nuclear

Documentos relacionados