Promocione sus productos o servicios con nosotros
Diciembre de 2018 Página 3 de 4

Tendencias en la búsqueda de una dosis de radiación amigable con los pacientes

Por Andrés Mongui, IE

La compra de equipamiento médico diagnóstico por parte de los hospitales debe enfocarse en el empleo de mínimas dosis posibles por estudio y por tipo de paciente.

Los equipos de más reciente evolución tecnológica pueden generar informes o reportes estadísticos, pero, aun así, los sistemas de unidades utilizados como los conceptos de los fabricantes deben ser homogéneos para lograr adquirir los datos que desee el centro médico. Algunos conceptos fundamentales dentro de este proceso son:

  • Dosis absorbida: se define como la energía de la radiación ionizante absorbida por unidad de masa por un cuerpo, medida en (Gy).

  • Dosis efectiva: la suma ponderada de todas las dosis equivalentes en todas las partes del cuerpo, que es la probabilidad de inducción del cáncer y los efectos genéticos dañinos de la radiación ionizante (Sv).

  • Dosis equivalente: dosis uniforme de exposición a un solo órgano o cuerpo entero, el daño varía según el área irradiada en el cuerpo humano (Sv).

  • Dose Area Product (DAP): producto de la dosis absorbida en el aire sin retro dispersión. Según

    el área está expuesta a rayos X, método común de medir la dosis del paciente para una sola exposición o un examen radiológico completo (Gy * cm2).

  • Dosis de penetración en piel (ESD): es la más común de las medidas de dosis del paciente. Se utiliza como referencia de exposición en Europa para varios exámenes radiológicos. Esta es una medida de unidad SI expresada en (Gy). La ESD representa la dosis del paciente de la piel en el centro del haz de rayos X incidente.

  • Índice de Exposición (EI): índice de comparación medido mediante la dosis registrada en el detector.
    No menos importante es la forma en que las diferentes modalidades reportan la dosis. Las radiografías de rayos X simples usan ESD, calculada a través de datos DAP para mamografía, y dosis glandular promedio (AGD). La fluoroscopia y angiografía utilizan DAP, y los tomógrafos usan índice de dosis CT CTDI y DLP [4].

Los equipos de más reciente evolución tecnológica pueden generar informes o reportes estadísticos de las dosis de radiación, pero, aun así, los sistemas de unidades utilizados como los conceptos de los fabricantes deben ser homogéneos para lograr adquirir los datos que desee el centro médico”

La evolución de la centralización de imágenes permite ahora enviar los reportes de dosis y las imágenes con todos los parámetros DICOM a sistemas PACS, algunos de estos tienen la capacidad de utilizar herramientas para la modelación de datos de manera ‘inteligente’, permitiendo un análisis estadístico adecuado de la información recolectada. Es así como una institución clínica puede intentar iniciativas muy válidas para la determinación de los valores de referencia específicos DRL en una población.

Esfuerzos para una dosis estándar

Desde que fueron evidenciados los daños determinísticos ocasionados a operadores y pacientes por la exposición a radiaciones ionizantes, las sociedades físicas y médicas han buscado generar recomendaciones para orientar a las personas sobre la protección radiológica. La Comisión Internacional de Protección Radiológica desde su fundación en 1928 ha realizado esfuerzos importantes para fortalecer esta ciencia y constantemente publica artículos científicos relacionados.

Más allá de esto, los perjuicios estocásticos como la inducción al cáncer o efectos genéticos han llamado la atención durante la última década por parte de las entidades gubernamentales líderes en control regulatorio como la Agencia Europea de Medicina y la Administración de Medicamentos y Alimentos de Estados Unidos. Cada vez más, estos organismos adicionan regulaciones en pro de controlar la cantidad de dosis entregada a los pacientes, que de manera obligatoria deben ser acogidas por entidades hospitalarias y fabricantes de modalidades que pretendan comercializar sus productos en su jurisdicción. Aunque por el momento las regulaciones pueden ser básicas y solo restrictivas para dispositivos de uso radiológico pediátrico [5], es importante que avancen rápidamente y sean asimiladas por otros países en Latinoamérica y el mundo.

A pesar de los avances en la normatividad para algunos territorios, se puede decir que después de 123 años de uso de la radiología y casi cuatro décadas de radiología digital, la optimización de la calidad de imagen y la reducción de la exposición del paciente continúa siendo un campo de estudio. La tecnología de radiografía digital se introdujo en la práctica radiológica de manera tan rápida que no se ha tenido la oportunidad de entenderla, pues todavía no hay suficiente evidencia del uso apropiado de herramientas para evaluar el rendimiento de los sistemas digitales que garanticen la seguridad y la calidad.

De esta forma es que la transición de la película de pantalla SF a tecnología digital sigue constituyendo un desafío para radiólogos, investigadores y otros profesionales de la salud, y sugiere una necesidad constante de educación formal en el uso de nuevas tecnologías digitales.

Consecuencia de lo anterior, se podría concluir que son dos los principales factores que desde hace más de un siglo han fomentado la evolución tecnológica de la industria de los sistemas radiológicos; el primero es obtener una imagen diagnóstica adecuada, y el segundo es que la dosis entregada al paciente para la obtención de esa imagen sea la mínima necesaria (principio ALARA).


Palabras relacionadas:
Reducción de los tiempos de exposición de los pacientes a los rayos X, técnicas radiográficas actuales, historia de la Radiología Computarizada (CR), era de la radiología digital, parámetros del estudio radiológico, gestionar la dosificación radiológica, reportes de las dosis radiológicas, EH1218IDOS.

Acerca del autor

Por Andrés Mongui, IE

Por Andrés Mongui, IE

Ingeniero electrónico, especialista en Tecnología de Comunicaciones. Gerente de lanzamiento de producto para América Latina de Agfa HealthCare.
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Imágenes diagnósticas y Medicina nuclear

Documentos relacionados