Promocione sus productos o servicios con nosotros
Octubre de 2009 Página 1 de 3

Tendencias en ecocardiografía

Equipo editorial de El Hospital en colaboración de la doctora Hilda Peralta-Rosado

Distintas modalidades de ecocardiografía y su asociación con otras técnicas permiten una reproducción precisa de la anatomía cardíaca y su evaluación funcional.

El Hospital entrevistó a la doctora Hilda Peralta-Rosado, quien preside la Sociedad Yucateca de Cardiología y es coordinadora del capítulo de eco cardiografía de la Asociación Nacional de Cardiólogos de México- ANCAM, sobre las tendencias de la ecocardiografía.

Por primera vez en la ciudad de México, del 8 al 10 de julio del 2010, se realizará el Congreso Mundial de Ecocardiografía, Ultrasonido Vascular y otras Técnicas Aliadas. Este congreso será organizado por la Sociedad Nacional de Ecocardiografía de México-SONECOM, en conjunto con la Sociedad Internacional de Ultrasonido Cardiovascular-ISCU, cuyo presidente es el doctor Navin C. Nanda.

Las técnicas de imagen cardíaca están en crecimiento. El aporte a la clínica de todas sus modalidades es importante para el diagnóstico y el pronóstico de los pacientes, así como también, en procedimientos terapéuticos e intervencionistas llevados a cabo en los laboratorios de hemodinamia o durante una cirugía cardiovascular. El conocimiento de estas nuevas tecnologías, como la cardiorresonancia y la angiotomografía de coronarias, es trascendental para una correcta utilización de estas pruebas diagnósticas en el estudio de la enfermedad cardiovascular.

Es el momento para hacer un llamado a la colaboración y a la no competencia entre radiólogos y cardiólogos en estas modalidades de imagen; y también, de analizar la integración en los servicios de diagnóstico clínico donde se preparan especialistas en diagnóstico por imagen cardiovascular. De hecho, las más recientes guías de práctica clínica publicadas por el American College of Cardiology (ACC) y el American College of Radiology (ACR), recomiendan la inclusión de la cardiorresonancia como una disciplina básica en la formación de cardiólogos y radiólogos.

Evolución de la ecocardiografía
La ecocardiografía se inició con el modo A, explica la doctora Peralta-Rosado. Con el desarrollo del modo M y bidimensional (2D) surgió la ecocardiografía transtorácica, para la valoración de la anatomía cardiaca. En cerca del 20 a 30% de los pacientes, aquellos con enfermedad pulmonar crónica, obesos o en estado crítico en terapia intensiva, con apoyo ventilatorio mecánico o con sondas, es difícil la adquisición adecuada de las imágenes. Por ello se desarrolló una técnica semi invasiva, la ecocardiografía transesofágica: se introduce una sonda en el esófago, para capturar la imagen cardiaca desde allí, sin interferencia de las costillas o de la respiración del paciente

En ambas modalidades, transtorácica y transesofágica, también se han desarrollado las formas tridimensional (3D) y en tiempo real (4D), con las que se puede hacer la reconstrucción volumétrica del corazón, con muy pocos latidos y con alta resolución espacio-temporal, lo que permite la reproducción precisa de la anatomía cardíaca en movimiento sin asumir su geometría.

Cuando se sospecha un fondo isquémico, el eco-estrés, quizás sea la técnica diagnóstica que más consolidación tiene, tanto por la gran cantidad de evidencia científica como por la experiencia de un amplio número de laboratorios que la utilizan rutinariamente en alguna de sus modalidades: farmacológicas (dobutamina, dipiridamol, adenosina) o de esfuerzo.

La ecocardiografía de contraste, ha demostrado ya su utilidad para mejorar la calidad de la imagen, al opacificar las cavidades ventriculares y delimitar los bordes endocárdicos, con lo que aumenta la confiabilidad de las mediciones de las dimensiones y la fracción de expulsión del ventrículo izquierdo, al igual que la sensibilidad y especificidad de los estudios de eco-estrés. Estos contrastes son específicos para ultrasonido; algunos por ejemplo, consisten en un gas inocuo, cubierto por una capa de fosfolípidos, que se elimina en pocos minutos a través de la respiración, sin mayores efectos secundarios.

Además de las modalidades en modo M y 2D surgió el Doppler color, para medir las velocidades y gradientes del flujo sanguíneo a través de las cámaras cardiacas, la evaluación completa de patologías como la estenosis y las insuficiencias valvulares y para el cálculo de cortocircuitos intracardíacos. El Doppler tisular mide las señales de baja frecuencia emitidas por los movimientos de la pared ventricular y ha demostrado su utilidad en diferentes áreas clínicas como la cardiopatía isquémica, miocardiopatías e hipertensión.

Acerca del autor

Equipo editorial de El Hospital en colaboración de la doctora Hilda Peralta-Rosado

Hilda Peralta-Rosado, MD, cardióloga, presidenta de la Sociedad Yucateca de Cardiología y coordinadora del capítulo de eco cardiografía de la Asociación Nacional de Cardiólogos de México- ANCAM.
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Imágenes diagnósticas y Medicina nuclear

Documentos relacionados