Promocione sus productos o servicios con nosotros
Abril de 2019 Página 3 de 4

Teleradiología como nueva tendencia de la especialidad en México

Carlos Bonilla, Editor de El Hospital

Aunque beneficia a las instituciones de salud, la teleradiología también conlleva desafíos constantes en México y Latinoamérica en atención de alta calidad.

El uso de nuevas tecnologías y técnicas ha contribuido a que las lecturas diagnósticas que se realizan de manera remota sean hoy mejores. Para la telemastografía el ideal es contar con pantallas de grado médico con alta calidad de imagen en pixeles, que sean los aceptados por la Administración de Medicamentos y Alimentos de Estados Unidos (FDA, por su sigla en inglés). Con el resto de estudios estos también deben ser interpretados en pantallas de grado médico y que cuenten con sistemas como visualizadores médicos, que permitan en tomografía o en resonancia realizar reconstrucciones o medir ciertas áreas sospechosas en las cuales se puede comparar con pacientes con algún tipo de tumor o quimioterapia. 

La directora médica de Segunda Lectura Diagnóstica destaca así que en su plataforma es muy importante que los radiólogos posean ese tipo de equipos y que también estén certificados en el área del cual son especialistas, con aprobación del Consejo Mexicano de Radiología. Sin embargo, aunque la idoneidad de estos profesionales está garantizada, para los que realizan las lecturas de manera remota todavía hay un estigma.

“En México se le tiene que dar más valor al trabajo del radiólogo en la interpretación de los estudios porque se cree que porque es un estudio por teleradiologia se aminora el trabajo del radiólogo, y por eso este está muy subvalorado. Lo que se le paga a un radiólogo por interpretar un estudio en su casa es bastante poco, y lo cierto es que comprende la misma complejidad y responsabilidad del que se lleva a cabo en un hospital”, asevera. 

Para la Dra. González, en los próximos años no hay duda de que la teleradiología ganará más campo en la práctica médica con el uso así de la inteligencia artificial, siempre siendo una dupla clave el trabajo del radiólogo con la última tecnología. El uso por ahora de las tecnologías actuales ha llevado a Segunda Lectura Diagnóstica a mejorar diagnósticos y a hacerlos más accesibles a toda la población, independientemente de los recursos

“Nuestro objetivo es el poder llegar a cubrir la mayor cantidad de sitios que no cuenten con el personal capacitado y el poder tener una mejor calidad con respecto a la imagen de mastografía, ya sea a través de educar a los técnicos radiólogos pues en el país aun hay una gran deficiencia con la toma de imágenes”, sostiene.

La teleradiología mexicana, presente y futuro 

A la teleradiología se le considera como una tecnología de la información que incluye riesgos básicos compartidos que se podrían generalizar en cinco categorías: gestión, operación, infraestructura, seguridad (incluyendo confidencialidad, integridad y disponibilidad de la información) y recursos humanos relacionados sobre todo con el desempeño laboral. [5] 

Sumado a esto, en México existen carencias de procedimientos de control de calidad que valoren el desempeño de los médicos y de los prestadores de servicios de teleradiología, e igualmente hay ausencia de auditorías que revisen la utilización de los estándares mínimos necesarios de las especificaciones de los equipos que aseguren la calidad del servicio de forma reglamentaria, según advierte la SMRI. [1] 

En términos de su gestión integral, algunos de los retos más importantes que tiene la teleradiología para garantizar su implantación, operación y mantenimiento adecuados, son los mismos de las tecnologías para la salud en general: baja inversión, limitaciones y recortes financieros, falta de infraestructura adecuada en algunos casos, y en otros la existencia de infraestructura antigua y en malas condiciones, altos porcentajes de equipos fuera de uso o deteriorados, equipos infrautilizados o sobreutilizados, carencia de insumos básicos, escasez de personal técnico-médico calificado, y ausencia de sistemas de información y de esquemas de gestión modernos. 

De acuerdo con la SMRI, estos desafíos se agudizan en países en desarrollo como México, debido a la limitación de los presupuestos destinados a la salud y a la heterogeneidad de los servicios, sobre todo en cuanto a la infraestructura de tecnologías para la salud instaladas a lo largo de todo el territorio nacional. 

Pese a los obstáculos, se debe tener muy presente que la teleradiología se ha convertido en un principio básico generador de soluciones que aumenta y fortalece los sistemas de salud. Su futuro es en gran medida muy positivo, pues solo entre 2017 y 2018 la penetración de la telemedicina en México fue de 29 % y va en ascenso en un mercado que en América Latina se espera crezca de 1,57 mil millones de dólares en 2018 a 3,48 mil millones de dólares para 2023, con una tasa del 17 %, según datos de Global Health Intelligence. [6] 

La teleradiología, en México y en cualquier país, irá siempre de la mano con el avance de las tecnologías de información y comunicación en salud, pilar esencial para cualquier institución de salud que desee mantenerse en el mercado y sobresalir en calidad de la atención y seguridad del paciente.

 

 

El Hospital agradece la colaboración editorial de la Dra. Paola González para este artículo.


Palabras relacionadas:
EH0419RADMEX, teleradiología en México, Segunda Lectura Diagnóstica en México, pantallas de grado médico para teleradiología, en qué consiste la Estrategia Digital Nacional de México, disponibilidad de radiólogos en México, qué es la telemastografía, inteligencia artificial en la teleradiología, análisis de imagen de mastografía, teleradiología en América Latina.
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Imágenes diagnósticas y Medicina nuclear

Documentos relacionados