Promocione sus productos o servicios con nosotros
Abril de 2019 Página 1 de 4

Teleradiología como nueva tendencia de la especialidad en México

Carlos Bonilla, Editor de El Hospital

Aunque beneficia a las instituciones de salud, la teleradiología también conlleva desafíos constantes en México y Latinoamérica en atención de alta calidad.

El avance en la tecnología médica informática ha sido un boom en los últimos diez años lo cual ha beneficiado a muchos pacientes al acortar distancias y permitir así diagnósticos oportunos al alcance de médicos especialistas de primer nivel, que pueden ser consultados por pacientes de diferentes partes del mundo. De esta manera, la teleradiología se ha convertido en uno de los servicios más desarrollados de la telemedicina, y consiste en la transmisión electrónica de imágenes radiográficas entre dos lugares geográficos, con fines de interpretación y consulta. 

Los marcos normativos son la base fundamental de toda regulación, pero según la Sociedad Mexicana de Radiología e Imagen (SMRI) en México aún no se tiene una norma oficial establecida en telemedicina que involucre a la teleradiología. Sin embargo, el Centro Nacional de Excelencia Tecnológica en Salud trabaja en la construcción del Proyecto de la Norma Oficial Mexicana PROY-NOM-036-SSA3-2013 para la regulación de la atención médica a distancia, aprobado por el Comité Consultivo Nacional de Normalización de Innovación, Desarrollo, Tecnologías e Información en Salud. Esta norma tiene como objetivo establecer los procedimientos que debe seguir el personal de salud prestador de servicios de atención médica a distancia. [1] 

Actualmente se toman los parámetros de la Norma Oficial Mexicana NOM-229-SSA1-2002 que trata de los requisitos técnicos para las instalaciones, responsabilidades sanitarias, especificaciones técnicas para los equipos y protección radiológica en los establecimientos de diagnóstico médico con rayos X. 

29 % fue la penetración de la telemedicina en México entre 2017 y 2018. Fuente: GHI.

En el año 2013, en México dio inicio la Estrategia Digital Nacional con la promulgación de la Reforma a la Constitución Política en materia de Telecomunicaciones y Competencia Económica, en la que se prevén diversas estrategias para mejorar el acceso a las tecnologías de la información y la comunicación con cinco grandes objetivos, entre los que figura la salud universal y efectiva que permite instrumentar mecanismos de telesalud y telemedicina, incluyendo a la teleradiología, con la intención de crear un sistema nacional de telesalud. Como apoyo se han implementado unidades médicas móviles con una red integral híbrida (satelital y terrestre) que otorgaría comunicación a 65 unidades médicas móviles y 34 unidades médicas hospitalarias. [2] 

La teleradiología provee beneficios a las instituciones de salud, como la posibilidad de realizar interconsultas a distancia, lo que permite ampliar la cobertura con mayor accesibilidad, facilitar que se puedan afrontar picos de carga de trabajo, ofrecer un servicio permanente, reducir las listas de espera para determinados exámenes y, sobre todo, disminuir los costos

Sin embargo, también conlleva desafíos constantes inherentes no solo a México sino al resto de países de América Latina como la adopción de medidas para garantizar aspectos como la seguridad jurídica, la oportunidad y la atención de alta calidad, sin que estos pongan en riesgo la sustentabilidad operativa y financiera de los servicios de radiología y de salud en general. 

Una necesidad clínica

Debido a la alta demanda de diagnósticos en México, la teleradiología ha crecido, pero existe un déficit muy grande de especialistas médicos. Se estima que a nivel nacional hay 0.8 médicos por cada 100 habitantes y en algunos estados esta desproporción es mayor, sobre todo en áreas como radiología, geriatría, neumología, oncología, nefrología y medicina familiar. Por esta razón, cada día más especialistas en radiología recurren a trabajar desde casa lo cual significa que pueden evitar viajes innecesarios y frecuentes interrupciones en sus sesiones de lectura. Además, el trabajo a domicilio permite a los radiólogos realizar tareas de guardia y de última hora de la noche de una manera más flexible. [3] 

Por otro lado, la capacidad de comunicarse con sus compañeros en su hogar para obtener una segunda opinión o concepto de un experto es, en algunos casos, una necesidad clínica. Al mismo tiempo, en algunos países, los radiólogos son un recurso escaso. Poder depender de una red geográficamente dispersa de radiólogos (domiciliarios) es, para algunos hospitales, la única forma de apoyar la disponibilidad 24/7. 


Palabras relacionadas:
EH0419RADMEX, teleradiología en México, Segunda Lectura Diagnóstica en México, pantallas de grado médico para teleradiología, en qué consiste la Estrategia Digital Nacional de México, disponibilidad de radiólogos en México, qué es la telemastografía, inteligencia artificial en la teleradiología, análisis de imagen de mastografía, teleradiología en América Latina.
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Imágenes diagnósticas y Medicina nuclear

Documentos relacionados