Promocione sus productos o servicios con nosotros
Abril de 2020

Tecnología que fabricaría alto volumen de vacunas contra COVID-19

Aunque ya hay varias vacunas candidatas, los fabricantes deben cumplir cuatro fases de pruebas de seguridad y eficacia que tardarán entre 12 y 18 meses. La producción en masa será otro reto.

Más de 30 compañías en el mundo trabajan en desarrollo de la vacuna contra el COVID-19. Alianzas entre varias de ellas, prometen agilizar el proceso de investigación clínica y resultados en las pruebas necesarias en humanos durante las diferentes fases de análisis que requiere un fármaco como este.

Además, otro reto que enfrentarán las empresas que logren tener la vacuna lista para su distribución, será la fabricación en masa. La tecnología adyuvante de la farmacéutica GSK, líder mundial en vacunas, ayudará en este objetivo.

En diálogo con El Hospital, Diana Cáceres, gerente de vacunas de GSK Colombia, explica cuáles son las fases de desarrollo para poder tener la vacuna lista para su comercialización y las ventajas de la tecnología adyuvante para poder fabricar un alto volumen de éstas. Cabe resaltar que las fases de pruebas comprenden en un primer escenario aplicar el fármaco a un grupo de personas para analizar su seguridad; en una segunda fase, analizar aspectos de toxicidad y respuesta inmune, luego la eficacia y finalmente, en una cuarta fase de post comercialización, estudios de efectos secundarios en la aplicación masiva.

Diana Cáceres, gerente de vacunas de GSK Colombia

La especialista destaca algunos desafíos que tienen los sistemas de salud mundial en materia de investigación y desarrollo, mientras continúe la espera por la nueva vacuna. 

Desde que se infirmó del brote a nivel mundial y la situación agudizaba en China, a principios de febrero de 2020, GSK anunció que puso a disposición su plataforma de tecnología adyuvante para los científicos y organizaciones que trabajan en vacunas candidatas. El uso de un adyuvante es de particular importancia en una situación de pandemia, ya que puede reducir la cantidad de proteína de vacuna requerida por dosis, permitiendo que se produzcan más dosis de vacuna y, por lo tanto, contribuyendo a proteger a más personas.

GSK colabora con varias empresas y grupos de investigación en todo el mundo, incluida la Universidad de Queensland , Clover Biopharmaceuticals y, más recientemente, Xiamen Innovax Biotech y Vir Biotechnology.

Las primeras indicaciones del beneficio del adyuvante han sido reportadas en los primeros experimentos preclínicos por una de las colaboraciones. GSK espera que se informen los datos de las diversas colaboraciones durante los próximos tres meses y estos datos informarán los próximos pasos para el desarrollo clínico de las vacunas candidatas. La compañía también está explorando opciones para compartir la capacidad de fabricación disponible, para ayudar a proporcionar fabricación y producción a escala para una vacuna eventual.


Le puede interesar también:

Especial: La industria le hace frente a la pandemia


Palabras relacionadas:
Vacuna contra COVID-19, investigación y desarrollo de vacuna para COVID-19; vacunas en tiempos de pandemia; tecnología adyuvante; fabricación de vacunas en masa; tecnología para fabricar vacunas; tecnología adyuvante de GSK
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de COVID-19 en la Industria de Salud

Documentos relacionados