Promocione sus productos o servicios con nosotros
Marzo de 2020 Página 1 de 2

Tecnología en renta: solución para complementar servicios

Ana Paula Hernández Alday

En México existe una tendencia, incluso en los grandes hospitales, de optar por la renta de equipo para cirugías y diagnósticos. Su principal ventaja es la rapidez de adquisición.

Para que un hospital pueda atender los requerimientos que sus pacientes solicitan, no basta con tener una plantilla de médicos y personal capacitado. Para sumar prestigio y reputación es necesario tener una oferta de procedimientos quirúrgicos seguros y eficaces, de mínima invasión y estancia corta.

En la actualidad, utilizar equipamiento médico de última generación ya no requiere de una inversión económica mayor. Desde hace veinte años, en América Latina y el Caribe comenzó a desarrollarse un modelo de renta de equipo que responde a la demanda para la atención de ciertos padecimientos en todo tipo de hospitales, desde pequeñas clínicas privadas, hasta centros de salud especializados. 

Este formato abre una oportunidad para lograr mayor cobertura de servicios de salud con la utilización de tecnología al servicio de los pacientes. El modelo precursor nació en México y está tomando fuerza como una estrategia de ahorro de presupuesto en equipamiento, costos de mantenimiento y talento especializado.

¿Renta o adquisición? Un dilema para los inversionistas 

Para Francisco Camargo, VP de ventas de Onko Solutions, una empresa norteamericana de biotecnología, el modelo de renta de equipo quirúrgico “es un producto a la medida”. Este modelo, afirma el consultor, no es exclusivo para procedimientos quirúrgicos, sino que cada vez se utiliza más para procedimientos de diagnóstico y su renta puede realizarse por horas, días, número de cirugías, entre otras variantes.

El paquete de servicios y costos dependerá del equipo y la especialidad requerida, y puede ser tan flexible como el cliente lo desee. Por lo general, incluye la atención de un técnico especializado que se hace responsable del funcionamiento del aparato, así como la integración de consumibles, garantía y soporte de mantenimiento, en diversos esquemas de facturación.

La renta de equipo te permite optimizar tu presupuesto”, afirma a la Dra. Ángeles Aguilar, especialista en administración de hospitales, con más de 20 años de experiencia en el sector privado en México. 

Una de las especialidades en las que más se utiliza este modelo de renta es en los procedimientos de mínima invasión. “En un hospital la cirugía general, la ortopedia y la ginecología, son las especialidades que más ingresos generan”, afirma Aguilar. En los hospitales que tienen capacidad instalada, existen quirófanos donde se instalan de manera sencilla todo tipo de equipos para la intervención

Un ejemplo de equipo disponible en renta son los aparatos de cirugía laparoscópica, donde se utilizan equipos de visión y de cirujano para extraer vesícula o colon, por mencionar algunas intervenciones”, comenta la Dra. Ángeles Aguilar. De igual manera, con un equipo laparoscópico es posible realizar histerectomías o retirar ovarios. Para ortopedia, otro tipo de intervención es la artroscopia de hombro o de rodilla.

En toda institución hospitalaria existe una directiva o consejo de administración responsable de autorizar las inversiones en equipamiento, donde un factor determinante para elegir entre la compra o renta es el costo-beneficio. Un primer paso para decidir entre comprar o rentar es acercarse con la comunidad médica. “Hay que saber cuáles son las cirugías que se realizan en el hospital y cuánto significa eso en ingresos para determinar la posibilidad de recuperar la inversión y elevar el número de cirugías”, sugiere Aguilar. 

En México existe una tendencia, incluso en los grandes hospitales de optar por la renta de equipamiento por una sencilla ventaja: la rapidez de su adquisición. En este sentido, el tiempo es un factor clave en el negocio hospitalario. Si no das una respuesta inmediata a un paciente, este puede elegir otra institución que sí pueda atenderlo. 

Un elemento importante para la cotización y análisis de la conveniencia son los materiales y complementos que acompañan el servicio; si la renta incluye el material, y si además del médico que opera el equipo, hay un técnico dispuesto a dar mantenimiento al momento de la intervención. “Esto ayuda a que los médicos no articulen mucho y se desvíen de su tarea principal, que es atender al paciente”, afirma Aguilar.  

Respecto a la movilidad del equipo -si se queda de manera fija en el hospital, o se instala en momentos específicos- la decisión depende nuevamente del volumen de los procedimientos. Camargo, de Onko Solutions, asegura que la mayoría de los equipos para cirugías de mínima invasión son ligeros, fáciles de transportar y calibrar, lo cual garantiza su buen funcionamiento. 


Palabras relacionadas:
Renta de equipo para cirugías y diagnósticos, oferta de procedimientos quirúrgicos seguros, equipamiento médico de última generación, tecnología al servicio de los pacientes, Onko Solutions, procedimientos quirúrgicos, procedimientos de diagnóstico en Latinoamérica, administración de hospitales.
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Administración y TIC en salud

Documentos relacionados