Promocione sus productos o servicios con nosotros
Irvine, California, Estados Unidos - Julio de 2018

Stents mejorados de próxima generación para tratar el accidente cerebrovascular isquémico

El dispositivo EMBOTRAP II, de CERENOVUS, captura y elimina los coágulos sanguíneos que amenazan la vida del cerebro.

La compañía CERENOVUS, de Johnson & Johnson Medical Devices, desarrolló un dispositivo recuperador de stent que captura y elimina los coágulos sanguíneos que amenazan la vida del cerebro después de un accidente cerebrovascular isquémico.

El instrumento de revascularización es útil para restablecer el flujo sanguíneo en la neurovasculatura, mediante la eliminación de trombos en los pacientes con accidente cerebrovascular isquémico dentro de las ocho horas posteriores al inicio de los síntomas, señaló en un comunicado CERENOVUS.

“EMBOTRAP II es el producto de una colaboración entre ingenieros y médicos para comprender mejor la ciencia del coágulo de sangre, lo que causa su formación y cómo un dispositivo de trombectomía mecánica puede interactuar con ellos para ayudar a mejorar los resultados”, afirmó Daniella Cramp, presidente mundial de CERENOVUS.

EMBOTRAP II es el producto de una colaboración entre ingenieros y médicos para comprender mejor la ciencia del coágulo de sangre, lo que causa su formación y cómo un dispositivo de trombectomía mecánica puede interactuar con ellos para ayudar a mejorar los resultados”,

afirmó Daniella Cramp, presidente mundial de CERENOVUS.

El diseño del recuperador compatible con un microcatéter de 0.021”, permite atrapar la masa de sangre con una mínima compresión, administrar la terapia de reperfusión 2b-3 para lograr la trombólisis de manera rápida en el infarto cerebral y retener los coágulos durante la extracción para proteger al paciente de embolias distales.

El dispositivo, disponible en dos tamaños, cuenta con un canal interno que permite la derivación mientras está abierto y cinco cámaras para mejorar la interacción coágulo-dispositivo. También tiene una sección distal con una extensa malla diseñada para mantener la masa en su sitio y evitar que se fragmente, indica la nota de prensa.

Según CERENOVUS, el análisis de la revascularización en el ataque cerebral isquémico con el estudio EmboTrap (ARISE II), mostró una tasa de reperfusión final del procedimiento del 92.5 % entre los pacientes con accidente cerebrovascular isquémico agudo con oclusión de grandes vasos después de tres pasadas del EMBOTRAP II.

“La trombectomía mecánica con dispositivos de nueva generación se convierte cada vez más en el tratamiento estándar para el accidente cerebrovascular isquémico agudo”, dijo Osama Zaidat, director médico de Ictus y Neurociencias del Hospital St. Vincent Mercy en Estados Unidos y autor principal del estudio ARISE II.

“El dispositivo EMBOTRAP II con su alta tasa de primeros pasos y su capacidad para abordar una gama tan amplia de coágulos es un paso crucial para el tratamiento del ataque cerebral en Estados Unidos”, agregó.

Los recuperadores de stents se instalan en un vaso ocluido y se expanden de forma temporal en el cuerpo de un trombo con el fin de recanalizar el vaso, permiten la reperfusión de los sitios isquémicos y provocan que el trombo se enrede de manera parcial dentro del stent.

“El diseño abierto del dispositivo ayuda a atrapar el coágulo en el interior y también lo hace bastante flexible, lo cual es importante cuando se eliminan las masas de las arterias del cerebro”, destacó el profesor de Radiología Christian Taschner, de la Universidad de Friburgo, en Alemania.


Palabras relacionadas:
Accidente cerebrovascular isquémico, ataque cerebral, infarto cerebral, diagnóstico y tratamiento de accidente cerebrovascular isquémico, stents mejorados, avances en dispositivos para capturar coágulos de sangre.
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Medicina interna y subespecialidades

Documentos relacionados