Promocione sus productos o servicios con nosotros
Junio de 2011 Página 1 de 3

Soluciones básicas en telemedicina, aplicaciones para hospitales de primer nivel y mayor complejidad

Karim Nader Ch., MD

La historia clínica digital, tele-radiología, el tele-monitoreo, el cuidado intermedio y la telemedicina domiciliaria son aplicaciones básicas de telemedicina.

La telemedicina en Colombia se sigue viendo como una tecnología en extremo compleja. Error grande, sobre todo en un país donde se han dejado en segundo plano las distancias, el problema de seguridad interna que se vive y la escasez de recursos económicos, y en el cual es primordial prestarle al paciente una atención en salud de la mejor calidad.

Al hablar de soluciones informáticas para telemedicina se deben tener presentes una serie de premisas: para qué se implementan, dónde, cuándo y qué beneficios se esperan para los pacientes con las diferentes aplicaciones existentes.

Las soluciones de telemedicina que se exponen a continuación se enmarcan bajo los parámetros aprobados por la Food and Drug Administration (FDA) y la American Telemedicine Association (ATA).

En los países en vías de desarrollo es común que se traten de implementar soluciones autóctonas y en algunas ocasiones empíricas. Sin embargo, se recomienda tener extremo cuidado cuando temerariamente se pretende inventar lo que ya existe, pues está en juego la salud y el bienestar de los pacientes.

Las soluciones básicas en telemedicina son aplicaciones para ser implementadas entre hospitales de atención primaria, donde se presta atención en salud por parte de médicos generales, y los de mayor complejidad, que cuentan con un variado staff de médicos especialistas.

Entre las soluciones básicas están la historia clínica digital, la tele-radiología, la tele-cardiología, el tele-monitoreo fetal, el cuidado intermedio, la tele-dermatología, la tele-ginecología, la tele-otorrinolaringología y la telemedicina domiciliaria.

Historia clínica digital.
El software de historia clínica es el eje fundamental de cualquier sistema de telemedicina. ¿Cómo debe ser? Primero, su interfaz gráfica debe ser completamente amigable, tanto para el personal médico como para el de enfermería. Los ingenieros de sistemas desarrolladores de software deben tener en mente que este tipo de personal no se puede convertir en ingenieros de sistemas para operar bien una plataforma de historia clínica.

¿Qué espera un profesional de la salud de un software de historia clínica? Que le facilite y agilice su trabajo, uno de los más exigentes a nivel mundial.

Cuando se desarrollan software para aplicaciones en salud, es importante censarlos con el personal de la salud al cual vayan dirigidos, antes de lanzar cualquier módulo al mercado.

Por otra parte, cualquier software de historia clínica debe cumplir con los protocolos HL7, los de la Organización Mundial de la Salud (OMS), como la Compilación de la Clasificación Única de Procedimientos en Salud (CUPS), y Clasificación de Enfermedades CI 10, y tener involucrado o por lo menos permitir la integración con los protocolos de Comunicaciones Digitales en Medicina (DICOM), los Sistemas de Información de Radiología (RIS) y los Sistemas de Comunicación y Archivo de Imágenes (PACS).

Tele-radiología.
Esta es una de las soluciones de telemedicina más desarrolladas a nivel mundial. La lectura, registro y almacenamiento de imágenes se ha transformado, para beneficio de médicos y pacientes.
Un buen sistema de tele-radiología debe proporcionar componentes de hardware y software de probada eficacia, que cumplan con los más altos estándares internacionales, para garantizar una lectura precisa de cualquier tipo de estudio fijo o en movimiento, bien sea los convencionales, tomografía, resonancia, ecografía o mamografía.

Los aplicativos del software deben conferirle libertades al radiólogo para que magnifique y aplique escalas de color y contraste que antes no le eran posibles. Se debe posibilitar la manipulación de imágenes en forma remota, sin perjudicar los parámetros y medidas del estudio original, indiferente del equipo en el que se realizó el estudio, bajo protocolo DICOM. En casos más específicos, el software debe permitir la conversión de imágenes de dos dimensiones a tres.

Para el envío de estudios desde los hospitales de atención primaria se deben emplear digitalizadores analógicos y/o de fósforo de alta resolución, que exporten las imágenes bajo protocolo DICOM.

Tele-cardiología.
El empleo de tecnologías de última generación permite que cardiólogos, internistas e intensivistas obtengan, con el hardware y el software, electrocardiogramas confiables para su lectura.

Acerca del autor

Karim Nader Ch., MD

Médico Cirujano, Universidad de Caldas, Manizales-Colombia. Especialista en Telecomunicaciones, Universidad de Ferris, Michigan-USA. Profesor Emérito, Facultad de Medicina, Universidad del Rosario, Bogotá-Colombia. Scientific Director, KlugCom Scientific Healthcare Inc.
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Administración y TIC en salud

Documentos relacionados