Promocione sus productos o servicios con nosotros
Octubre de 2005 Página 2 de 3

Situación actual de la crioterapia para próstata y riñón

Willis, Arnold J. MD

Resultados y características de los pacientes 
Cáncer de próstata
Las opciones disponibles para el tratamiento del cáncer de próstata son muchas y comparables; por tal motivo, su escogencia depende con frecuencia de la decisión conjunta del paciente y el cirujano.

La crioterapia prostática ha madurado adecuadamente para competir con cualquier otra forma de terapia curativa, como, por ejemplo, cirugía o braquiterapia (implantación de semillas radiactivas en la próstata). En efecto, su aproximación mínimamente invasiva, con destrucción del tejido prostático, la hace atractiva para pacientes mayores que no son candidatos para cirugía, pero que desean un procedimiento curativo que les ayude a aliviar sus síntomas prostáticos y urinarios bajos. Se sugiere esta terapia a pacientes con una enfermedad en estadios tempranos, de grado bajo, no palpable, con niveles de PSA (Prostate Specific Antigen) ≤ 10 ng/ml, puntaje de 6 de la escala de Gleason o mayor, y que no estén preocupados con el mantenimiento de su potencia, dado que más del 80% presentan impotencia después de la terapia. También, a los pacientes con enfermedad local avanzada clínicamente (T3), pero sin evidencia de metástasis, así como a aquellos que rechazan otras terapias. La crioterapia es especialmente recomendable para pacientes con cáncer local recurrente después de la terapia con radiación, ya sea por radioterapia externa o por braquiterapia, ya que tienen mayor riesgo de complicaciones y la posible formación de fístula por la pobre cicatrización

Con el paso del tiempo, los pacientes más jóvenes y saludables, que presentan recurrencia local de la enfermedad después de la braquiterapia, pueden buscar otra modalidad potencialmente curativa. Allí es donde la crioterapia podría presentar un crecimiento continuado y prometedor.

Complicaciones
Estas incluyen la falla bioquímica con PSA (> 0,4 ng/ml) y la progresión de la enfermedad. La disfunción eréctil alcanza el 80% o más. A la espera de mejores resultados, se están evaluando la preservación de la integridad del paquete neurovascular y los tiempos del procedimiento. La terapia con inhibidores PDE-5 frecuentemente ayuda a restaurar la potencia en muchos de estos pacientes. La incontinencia se ha reducido al 5% o menos, al utilizar sensores térmicos cerca del esfínter externo. Se ha reportado desprendimiento del tejido hasta en el 23% de los pacientes, lo que ha disminuido al utilizar mejores técnicas de calentamiento uretral. Pueden ocurrir contracciones del cuello vesical y obstrucciones uretrales después de la terapia, que se corrigen fácilmente. Cerca del 3% de los pacientes han percibido adormecimiento temporal del pene. El 11% reportan dolor significativo en el recto y la pelvis, el cual mejora con tratamiento antiinflamatorio.

La lesión rectal y la formación de fístula, particularmente en quienes han sido irradiados, han disminuido a menos del 3% de los pacientes, y se tratan de manera conservadora, únicamente con drenaje por catéter.

Resultados
La mejor recopilación de resultados fue llevada a cabo por Long y colaboradores, quienes compararon la radioterapia externa, la braquiterapia y la crioterapia durante cinco años en varias instituciones, después de estratificar a los pacientes en grupos similares y utilizar definiciones comparables de los resultados bioquímicos. Las tasas de supervivencia con los tres tratamientos: radioterapia externa (75 a 85%), braquiterapia (65 a 85%) y crioterapia (76%), son comparables y prometedoras en los pacientes de bajo riesgo. En el grupo de alto riesgo, las tasas de supervivencia fueron de 45% con crioterapia, hasta 65% con radioterapia externa, y 58% con braquiterapia. Los datos más recientes, con técnicas más actualizadas, parecen ser aún mejores. Nuestro grupo de 175 pacientes no presentó fistulización ni mortalidad, pero los datos solo tienen tres años.

Consideramos que la crioterapia de la próstata es una efectiva alternativa, de bajo riesgo, comparada con la cirugía o radiación para la curación del cáncer de próstata. Tiene una baja morbilidad y alta eficacia en el tratamiento de pacientes con cáncer de próstata, ya sea primaria o secundariamente. Las pruebas de PSA ayudan a identificar pacientes para terapias curativas, y una más apropiada tecnología continúa mejorando aún más los resultados.

Crioterapia renal
A medida que más pacientes se someten a CT para el examen físico o la evaluación médica, se observan lesiones renales más pequeñas. Generalmente son hallazgos incidentales de reducido tamaño y cuestionable significación, pero que requieren de terapia. La ablación de estos tumores por criocirugía es una alternativa segura y simple. Se puede llevar a cabo ya sea guiada por ultrasonido o por CT, por laparoscopia o por cirugía.

Acerca del autor

Willis, Arnold J. MD

Es Urólogo y Fellow activo del Colegio Internacional de Cirujanos
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Cirugía

Documentos relacionados