Promocione sus productos o servicios con nosotros
Octubre de 2011 Página 1 de 9

Sistemas de monitoreo fisiológico de electrocardiografía en cuidados agudos y neonatales

Instituto ECRI

Comparación de monitores que miden y muestran un electrocardiograma. Los equipos incluidos también miden y muestran otros parámetros fisiológicos.

Alcance de esta Comparación de Producto
La presente Comparación de Producto cubre los monitores que miden y muestran un electrocardiograma (ECG); la mayoría de los monitores incluidos también miden y muestran por lo menos otros dos parámetros fisiológicos. Se incluyen las unidades alimentadas por batería y por corriente eléctrica, diseñadas para el monitoreo de pacientes adultos, pediátricos y neonatos. Las unidades que monitorean únicamente el ECG y la respiración están cubiertas en la Comparación de Producto titulada Monitores de Apnea. Los sistemas de monitoreo fisiológico que usan la transmisión de ondas de radio y conectan al paciente a un monitor de cabecera o a una estación central se describen en el reporte titulado Sistemas de monitoreo fisiológico, telemétricos; monitores ECG, telemétricos; monitores, estación central. Se excluyen los sistemas de monitoreo fisiológico ambulatorio.

Estos dispositivos también se denominan: monitores para salas de cirugía (SC), sistemas de monitoreo para cuidados agudos, monitores de signos vitales, monitores neonatales, monitores fisiológicos.

Propósito
Dependiendo de su configuración, los sistemas de monitoreo fisiológico miden y muestran las formas de onda y los datos numéricos de varios parámetros, que incluyen: ECG, frecuencia respiratoria (FR), presión arterial no invasiva (PANI) y presión arterial invasiva (PAI) (sistólica, diastólica y media), temperatura corporal (TC), saturación de oxígeno (O2) de la hemoglobina arterial (SpO2), oxigenación venosa mixta (SvO2), gasto cardíaco (GC), dióxido de carbono (CO2) al final de la espiración (ETCO2), presión intracraneal y concentraciones de gases en la vía aérea (en especial durante la administración de anestesia). El monitoreo continuo es una herramienta valiosa, que ayuda a proporcionar información adicional al personal médico y de enfermería acerca de las condiciones fisiológicas del paciente. Con esta información, el personal clínico puede evaluar mejor el estado de un paciente y tomar decisiones de tratamiento adecuadas.

El ECG representa la actividad eléctrica del corazón y revela los cambios importantes en la frecuencia cardíaca (FC) y el ritmo cardíaco, incluyendo arritmias y asistolia. Las alteraciones del ECG pueden ser ocasionadas por cambios en las concentraciones de electrólitos y en el equilibrio ácido-básico, aumento de la actividad metabólica, cambios neurológicos, hipoxemia, hipotermia, isquemia y reacciones a medicamentos.

La medición de la presión arterial, ya sea PAI o PANI, es un indicador esencial del estado fisiológico. Como una de las pruebas diagnósticas usadas con mayor frecuencia, indica los cambios en el volumen sanguíneo, la eficiencia de bombeo del corazón y la resistencia vascular periférica.

El monitoreo de la TC es importante en los casos de hipotermia o hipertermia, durante la anestesia general, y en especial en los procedimientos quirúrgicos que requieren hipotermia inducida. También es importante en el monitoreo de los recién nacidos, porque la lectura de la TC de un neonato refleja el estado metabólico general y la presencia de infección. La de todos aquellos atendidos en una incubadora o en una cuna de calor radiante también debe ser monitoreada.

Aunque la FR se monitorea en muchos pacientes, el monitoreo de la FR neonatal se usa principalmente para detectar apnea (cese de la respiración), una condición a la cual, en particular, son susceptibles los prematuros y con bajo peso al nacer.

Los monitores también ofrecen oximetría de pulso (OP), que proporciona indicación rápida de un cambio en el nivel de oxigenación del paciente, un indicador de ventilación efectiva. La OP permite el monitoreo continuo e instantáneo de la SpO2 y puede reducir la necesidad de punciones arteriales y análisis de gases en sangre en el laboratorio. También, provee una comprobación rápida del estado ventilatorio de los recién nacidos; es en especial útil para el monitoreo de aquellos sometidos a terapia con O2, y es esencial para el cuidado de los pacientes dependientes del ventilador.

Los monitores de concentración de O2 transcutáneo (tcpO2) y de concentración de CO2 transcutáneo (tcpCO2), usados principalmente en los neonatos, también proporcionan un método no invasivo para evaluar la presión parcial de O2 y CO2 en el organismo, y pueden suplementar o, en algunos casos, ser usados como una alternativa a las punciones arteriales y análisis periódicos de gases en sangre. Los valores de SpO2 son críticos en el monitoreo neonatal, para evitar la hipoxemia y la hiperoxemia; los valores de CO2 en sangre miden la capacidad del organismo para eliminar el gas y evitar la hipocapnia o la hipercapnia.

x
Notas complementarias

Sección patrocinada por

Otras noticias de Anestesia, urgencias y cuidado intensivo

Documentos relacionados