Promocione sus productos o servicios con nosotros
Boston, Estados Unidos - Septiembre de 2018

Sistema automatizado identifica mejor pacientes ventilados con riesgo de neumonía

Un estudio sobre neumonía asociada al ventilador, del Hospital General de Massachusetts, proporcionó resultados más precisos que los métodos tradicionales.

Un análisis desarrollado por el Hospital General de Massachusetts, el Instituto de Tecnología de Georgia y la Facultad de Medicina de Harvard, en Estados Unidos, destacó los beneficios de un proceso automatizado para identificar pacientes con riesgo de complicaciones asociadas con el uso de respiradores mecánicos, el cual proporcionó resultados más precisos que los métodos de vigilancia tradicionales.

La investigación informó que el sistema utiliza un algoritmo que analiza datos fisiológicos para detectar aumentos en la presión positiva al final de la espiración y la fracción de oxígeno inspirado; además, consulta las historias clínicas electrónicas para detectar la presencia de leucopenia o de leucocitosis y los datos de inicio del tratamiento con antibióticos, incluso recupera e interpreta los informes de microbiología. El estudio fue publicado en la revista Control de Infecciones y Epidemiología Hospitalaria, indica la nota del Hospital General de Massachusetts.

La neumonía asociada al ventilador es un problema muy serio que se estima se desarrollará hasta en la mitad de los pacientes que reciben asistencia respiratoria mecánica”,

dijo Brandon Westover, del departamento de Neurología del Hospital General de Massachusetts.

“La neumonía asociada al ventilador es un problema muy serio que se estima se desarrollará hasta en la mitad de los pacientes que reciben asistencia respiratoria mecánica”, dijo Brandon Westover, del departamento de Neurología del Hospital General de Massachusetts.

Para probar el algoritmo, el estudio siguió a 1.234 pacientes ingresados en la unidad de cuidados intensivos, de los que 431 recibieron asistencia respiratoria. Durante ese período, la vigilancia manual produjo exactitudes del 71, 98 y 87 %, respectivamente, mientras que los resultados para el sistema automatizado fueron del 85, 99 y 100 % de exactitud. La caída en las cifras de este último sistema durante el período de validación fue el resultado de una interrupción temporal de la disponibilidad de datos mientras el software se actualizaba.

“La vigilancia manual cometió muchos más errores que la vigilancia automatizada, incluidos falsos positivos, informes de casos que al momento de la revisión no cumplían con los criterios para los llamados eventos asociados con el ventilador; clasificaciones erróneas, informando un evento como más o menos serio de lo que en realidad fue y la incapacidad de detectar e informar casos que, en una inspección más cercana, cumplían con los criterios”, dijo la autora principal, Erica Shenoy, de la división de enfermedades infecciosas del Hospital General de Massachusetts. “Por el contrario, siempre que los datos electrónicos estuvieran disponibles, el método automático funcionó de forma correcta”, explicó.

La vigilancia tradicional de los pacientes que reciben ventilación mecánica implica el registro manual de la configuración del ventilador cada 12 horas y se ajusta a lo largo del día para adaptarse a las necesidades de cada persona. Los cambios que reflejan la presión necesaria para mantener abiertos los pulmones al final de la respiración y el porcentaje de oxígeno que se administra al sujeto, son revisados por un profesional de control de infecciones en busca de signos que indiquen una posible neumonía asociada al ventilador.

“Un sistema de vigilancia automatizado podría aliviar el esfuerzo manual de la vigilancia a gran escala, liberar más tiempo para que los médicos se centren en la prevención de infecciones. La vigilancia automatizada también es mucho más rápida que la vigilancia manual y puede programarse para ejecutarse tantas veces como se desee, lo que abre el camino para su uso en el monitoreo clínico y no solo la vigilancia retrospectiva. En tiempo real podría ayudar a diseñar intervenciones para prevenir, detener o acortar el curso de una infección, algo que se espera explorar mientras se continúe con el desarrollo de este proyecto”, explicó Westover.


Palabras relacionadas:
Neumonía asociada a ventilación, pacientes ventilados, vigilancia epidemiológica, infecciones en unidades de cuidados intensivos.
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Anestesia, urgencias y cuidado intensivo

Documentos relacionados