Promocione sus productos o servicios con nosotros
Octubre de 2008 Página 2 de 3

Sin conocimiento no hay buenos resultados ecográficos

El doctor Moncayo recomienda tener en cuenta los siguientes aspectos, cuando se evalúa la posibilidad de adquirir un equipo:

  • Entre más detalles requiere un estudio ecográfico, mayor será la cantidad de software y herramientas que el equipo deba tener; por lo tanto, más alto será su precio.

  • Las herramientas o accesorios están disponibles en la mayoría de las marcas en el mercado, y en las que no, se pueden instalar pagando un costo adicional. -Los equipos disponibles en los diferentes países de América Latina son variados en marcas, precio y complejidad. Una marca puede ser mejor que otra para un área, y esto depende de la especialidad.

  • Los equipos pequeños, sin Doppler color o sin tercera dimensión, son útiles para hacer exámenes básicos, por lo que una vez que se necesita verificar o comprobar un diagnóstico, deberá realizarse un examen con equipos más avanzados. Un equipo básico pueden costar entre 10 000 a 12 000 dólares, y el avanzado, entre 80 000 y 200 000 dólares.

  • El equipo fijo o más grande tiende a tener mejor imagen o más tecnología, pero esto no quiere decir que los portátiles tengan menor calidad, con respecto a los fijos. Los hay para múltiples usos, que incorporan tecnologías de avanzada, producen imágenes con alta resolución, funcionan con corriente alterna y baterías y pueden ser transportados al cuarto de iergencia o al quirófano.

  • Hay una gama de equipos específicos para ecocardiografía en el adulto, que incorporan la tecnología adecuada para el estudio del corazón –visualización del tipo de movimiento y la vascularización cardiaca, la velocidad con la que entra y sale la sangre e incluso el flujo por las arterias coronarias–. También los hay para ecografía de ojos, un método totalmente inocuo para el estudio de la patología ocular.

  • Antes se tenía que trasladar el equipo hasta la casa comercial, para que ellos hicieran las actualizaciones; ahora estas se puede hacer a través de internet. Por un precio se pueden grabar los programas de actualización y sus licencias en un CD, o en una mioria externa, para instalar las nuevas herramientas.

  • Lo más fácil y común, aunque no lo más económico, es la impresión de las imágenes ecográficas en papel termosensible de alta densidad (fotográfico), con impresoras en blanco y negro. También hay impresoras a color, con salida digital a través de conexión USB, e impresoras láser color, de fácil conexión. Adicionalmente, se encuentran en el mercado impresoras secas, para la impresión de placas de acetato o papel, por lo que no se necesita el cuarto oscuro ni los líquidos reveladores. Son equipos que tienen una iulsión en la placa, que se quia digitalmente durante la impresión en color o blanco y negro; se pueden cargar con la luz del día las placas y tienen conexión USB. En los grandes centros están entregando el estudio ecográfico grabado en un CD o un DVD, acompañado de una foto pequeña en papel termosensible.

Aunque en todos los países latinoamericanos hay tecnología de punta en algunos, como los centroamericanos, con excepción de México, hay un mayor número de equipos básicos, afirma Moncayo. En el sector privado de las principales ciudades latinoamericanas, la mayoría de las instituciones de salud de alta complejidad cuentan con equipos con tecnología avanzada, mientras que en las ciudades intermedias y pequeñas no es así, afirma el doctor Pedro Unshelm Báez, presidente de la Sociedad Venezolana de Radiología y Diagnóstico por Imágenes (SOVERADI).

En casi todos los países latinoamericanos hay representación de las casas comerciales de imágenes diagnósticas más importantes del mundo, y la mayoría de ellas cuentan con personal entrenado para la prestación del servicio técnico, afirma Unshelm. Otras no tienen representación o no crecen al mismo tiipo que el número de ventas, y los técnicos no reciben la suficiente capacitación, por lo que hay deficiencias en el servicio técnico, agrega Moncayo.

Ecografía pediátrica
Es una subespecialidad que requiere de un entrenamiento adecuado en radiología y ultrasonido general, y posteriormente en US pediátrico.

La tendencia actual es que el US forme parte del examen inicial del neonato. Incluso hay escuelas, como la austriaca, que realizan de rutina un eco cerebral, de cadera y abdominal. En un estudio realizado en Venezuela, afirma Unshelm, se encontró algún tipo de patología en el 5 al 8% de los niños examinados, sobre todo en aquellos con antecedentes familiares o con ibarazos no controlados.

El US es de gran utilidad en las unidades de terapia intensiva neonatal. "Antes era la opinión del neonatólogo, ahora cuentan también los hallazgos ecosonográficos a la hora de entubar o extubar al paciente", dice Unshelm. Adiás, es el método de imagen de elección en emergencias de pediatría, por lo que las unidades deben contar con un equipo avanzado y un médico entrenado.

Para la realización de los estudios de US pediátricos, Unshelm recomienda a los especialistas no atender otro tipo de pacientes en su consulta, para que esta sea más fluida. O si lo hacen, no realizar estudios muy largos; tener la paciencia necesaria para trabajar con niños; utilizar equipos de alta resolución, que mejoran la calidad de la imagen y la forma de adquirirla; contar con un calentador de gel conductor, para no colocarlo frío sobre la piel del bebé o del niño; examinar al niño en compañía de los padres, y, por último, brindar al niño un ambiente lo más confortable posible.

x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Imágenes diagnósticas y Medicina nuclear

Documentos relacionados